Coronavirus y vencimiento de contratos en el fútbol argentino
Viernes, 27 de marzo de 2020

La pandemia global coronavirus puso al mundo patas para arriba y el fútbol, por supuesto, no es una excepción. A los dirigentes se les acumulan los problemas sobre la mesa: pagar los sueldos, estar atentos a los pagos de la TV, afrontar la pérdida por la no asistencia del público a los estadios, la falta de competencia oficial y qué pasará con los contratos que expiran el próximo 30 de junio.

Este último ítem se ha convertido en un problema en todo el mundo pero especialmente en Europa. Allí planean culminar las ligas, así el final se estire hasta el mes de julio. Si bien la idea de todas es finalizar días antes del 30 de junio, lo cierto es que el COVID-19, su avance y propagación aún no deja un panorama claro de cuando podrá volver a rodar la pelota. En ese contexto, muchos temen que efectivamente la temporada se prolongue más allá de ese 'deadline'.

Es por eso que FIFA ya armó un grupo de trabajo con las confederaciones, las ligas, los clubes y FIFPro con el objetivo de adoptar medidas urgentes ante la grave situación que se vive en estos momentos. No sería descabellado que FIFA modifique su Reglamento del Estatuto y Traspasos de Jugadores para conseguir que los contratos se mantengan vigentes hasta el final de la temporada y que, recién ahí, abra el Mercado de Pases, sea la fecha que sea.

¿Y nuestro país? En la Argentina la situación es distinta. Primero y principal, porque el 30 de junio, que es la fecha que expirarán los contratos, en un escenario más que posible puede que no haya regresado el fútbol. Es una chance certera que la Copa Superliga no se juegue y que la pelota vuelva a rodar en forma oficial recién la próxima temporada.

Según pudo saber Doble Amarilla, la AFA no se pondrá al frente de este tema puntual. pero sí le hará un seguimiento día a día. Desde la 'Casa Madre' aseguraron a este medio que son "negociaciones que va a entablar cada club, porque cada institución sabe la valía de sus jugadores". En dónde sí habrá un tema complicado, que aún no terminó de explotar, es en cómo y cuánto cobrarán estos meses de fútbol paralizado sus planteles.

Varios directivos consultados por Doble Amarilla aseguraron que ya están trabajando en la renovación de los jugadores cuyos contratos vencen en junio. Aunque reconocen que, en este contexto, hay un escollo insalvable: la reducción de salarios. Como contó este medio, los presidente de Primera reactivaron desde el martes el grupo de WhastApp y acordaron presentar un documento sobre el impacto de esta crisis en la industria. Gabriel Pellegrino, presidente de Gimnasia, le explicó a Doble Amarilla: "Estamos trabajando todos en conjunto, estamos trabajando en la elaboración de un documento extenso. Calculo que la semana que viene ya estará sobre la mesa. No importa cómo, pero tiene que haber una manera entre todos los clubes", expresó.

Dentro de los jugadores emblemáticos cuyo contrato expira el 30 de junio, están Ignacio Scocco en River, Carlos Tevez en Boca y José Sand en Lanús. Además, está Fabricio Coloccini en San Lorenzo. En el caso del Xeneize, no es sólo "Carlitos" el tema pensando en el 30 de junio: "El propio Juan Román Riquelme encara estas negociaciones que tienen a Carlos Tevez y Marcos Díaz como contratos a renovar y al colombiano Sebastián Pérez y al uruguayo Lucas Olaza como los regresos", le dijo a Doble Amarilla un integrante de la mesa chica de Boca.

En el caso de "Nacho" todo parece indicar que se irá a Newell's, ¿a partir de cuándo? Esa es la cuestión. A Carlitos, la CD del Xeneize le quiere extender su vínculo, pero con condiciones. El correntino Sand podría pensar en ponerle un punto final a su carrera y el tema de "Colocha" con el Ciclón no está nada claro aún. Otro directivo de un club de la capital, manifestó que su club tiene dos jugadores cuyos contratos vencen el 30 de junio, pero que son dos casos de jugadores "que pondrían fin a su carrera". Al tiempo que agregó que "Seguramente se haga una prórroga automática. Hay varios temas a resolver y se está haciendo un profundo relevamiento".

En Rosario Central, el tema es especialmente espinoso. Hay varios jugadores que finalizar su vínculo el 30/6, entre ellos, Marco Ruben. También tiene que conversar con Sebastián Ribas, Claudio Riaño, Nicolás Colazo y Kevin Gutiérrez. Al respecto, Ricardo Carloni, vicepresidente de Rosario Central, manifestó: "Estamos hablando con todos los clubes buscando alternativas".

En el ida y vuelta de otros dirigentes, algunos siguen manteniendo que el contexto no altera el tema de las negociaciones con los jugadores. "En estas semana lo que faltará es el cara a cara pero nada impide poder adelantar conversaciones con los jugadores y sus representantes", le dijo a Doble Amarilla un importante dirigente de uno de los dos grandes de Avellaneda.

En cambio, desde el sur del conurbano bonaerense otro presidente reflexionó: "No es lo mismo poder juntarte cara a cara e ir semblanteando cómo viene el tema. Además, al no jugar, no sabés en qué condiciones está ese jugador al que pretendés renovarle. Te quedás con la imagen de la recta final de la Superliga".

Son apenas algunos casos para mostrar que hay un aluvión de jugadores que deberán determinar su destino. Un abogado muy entendido en temas deportivos, advierte, que además por más que desde los clubes se busque una solución "global" todo será "caso por caso": "No podes obligar al jugador, que es un empleado, a permanecer en un club mas allá del vencimiento de su contrato". Además, extendió: "No veo que puede crearse ninguna normativa que vulnere los derechos del trabajador a que cuando termine el contrato se vaya a otro club".

"Esta semana habrá una reunión en FIFA. Seguramente van a extender la temporada, van a pedirlo a cada federación. Las temporadas, en principio, se tienen que informar con un año de anticipación, pero ante esta situación van a permitir que se permita hacerlo a 15 días o un mes. Así los contratos que vencían hasta el 30 de junio se extenderán hasta el nuevo final de la temporada y que nuevos contratos se empiecen a regir recién después de esa fecha", manifestó a Doble Amarilla otro letrado entendido en temas deportivos, que advierte que FIFA además "podría dejar algunas pautas sobre qué pasará con los salarios".

De todas maneras, peor es para los jugadores cuyos vínculos expiran y no son parte del elenco estable de sus equipos. ¿Cómo demuestran su valía sin la pelota rodando? No es lo mismo renovar con una economía y la pelota rodando y con valor de mercado, y sin el valor de mercado.

Así las cosas, lo que pasará post 30 de junio es una auténtica incógnita. Los directivos se agrupan, Agremiados espera. Lo que todos saben, es que es una situación atípica que obliga a pensar en cuestiones inéditas y, quizás, en soluciones determinantes. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario