Está imputado por asociación ilícita
Por el coronavirus liberaron al mendocino de la banda de clonadores de tarjetas
Viernes, 27 de marzo de 2020
Por: Hernán Adrover @hernanadrover53

Por la extensión del coronavirus y el estado de emergencia sanitaria, la Justicia sanjuanina liberó al mendocino que había sido detenido en las últimas semanas por ser miembro de una asociación ilícita que clonaba tarjetas de crédito que actuaba ambas provincias. Los detenidos, cuatro en total, pagaron una fianza el mendocino llegó a la provincia. 

Mauricio Arce (34), Nicolás Putelli (36), Tomás Las Peñas (40) y José Álvarez (38) fueron capturados en las últimas semanas y fueron imputados por asociación ilícita. Están sospechados de hacer compras en diferentes shoppings de San Juan con tarjetas clonadas -apócrifas- por un monto que superaría 1.500.000 pesos. 

Los primeros tres fueron capturados en la vecina provincia por personal de Defraudaciones y Estafas mientras que el mendocino fue detenido por personal de la División de Delitos Económicos de Investigaciones tras un par de allanamientos en Las Heras. 

Álvarez trabajaba en un restaurante lasherino y en la municipalidad de ese mismo departamento. La investigación sostiene que aprovechaba la situación de trabajar en el local de comidas para acceder a las tarjetas de crédito e información de los clientes. Es decir, como era encargado de la caja, copiaba la información de los plásticos para pasárselas a los cómplices en San Juan así hacían las tarjetas para estafar. 

Los cuatro fueron imputados y el delito por el cual están acusados no es excarcelable, es decir, deberían quedar presos. Sin embargo, por el avance de la pandemia tuvieron que liberarlos como prevención y para evitar la conglomeración de gente en las celdas. 

Por ese motivo todos fueron liberados luego de pagar una fianza. El monto no trascendió pero todos quedaron libres sujetos al proceso. La investigación continuará para demostrar y comprobar más hechos que los tenga relacionados. 

Según la investigación madre los policías, los autores hicieron compras de dos perfumes Carolina Herrera y Bosch por 14.000 pesos en una perfumería y adquirieron 54.000 pesos en ropa de una tienda de Kevingston en un shopping sanjuanino.

Pero además, los malvivientes compraron, antes de ser detenidos, 64.000 pesos en materiales del Easy de San Juan. Quedaron en las cámaras de seguridad y así los pudieron identificar. 

En los allanamientos, los efectivos secuestraron 60 tarjetas de crédito clonadas -algunas en blanco con datos escritos con lapicera con las que compraban por internet- y otra documentación de importancia para la causa. También secuestraron teléfonos celulares de los sospechosos.

En tanto, en Las Heras, el detenido fue capturado con 10 tarjetas presuntamente clonadas, tarjetas en blanco -para hacer compras online- y un instructivo bajado de internet que era utilizado para poder cometer las estafas. "Era un cuadernillo de unas 60 páginas", explicaron en su  momento. 

Cómo actuaban la organización criminal

La investigación señala que la organización criminal estaba compuesta por estos cuatro individuos pero que el mendocino era una de las piezas clave. Esto porque era el que se encargaba de obtener los datos de las víctimas.

José Ávarez, según él mismo aseguró, trabajaba para un restaurante en Las Heras y, además, trabajaba en la Municipalidad de ese departamento. En el local de comidas era encargado y por ese motivo sospechan que tenía acceso a las tarjetas de crédito e información de los clientes cada vez que pagaban.

"Al parecer les sacaba fotos a las tarjetas y obtenía los datos para después clonarlas. Después todo eso se los mandaba a la gente que estaba acá en San Juan", explicaron las fuentes sanjuaninas. Además, los detenidos se mandaban paquetes por encomienda donde se pasaban las tarjetas u otros elementos.

De esa manera los sospechosos obtenían los plásticos por duplicado y se dirigían a realizar compras en diferentes negocios sin que las víctimas se dieran cuenta hasta, por los menos, el día que le llegaba el resumen mensual.

Además, hacían compras por internet y cambiaban el lugar de dónde tenían que llevar lo que compraban. "Primero daban el domicilio original de la víctima en cuestión pero después modificaban el lugar de entrega y así llevaban adelante el engaño", concluyeron.

Por último, el mendocino fue extraditado hacia San Juan donde quedó a disposición del Segundo Juzgado y fue imputado, como el resto de los detenidos, por conformar una asociación ilícita. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario