Coronavirus - Vitivinicultura
Preocupación por actitud de FOEVA en la etapa final de la cosecha
Lunes, 23 de marzo de 2020
Por: Redacción de SITIO ANDINO

Las medidas tomadas por el Gobierno Nacional para el control de la posible expansión de la epidemia del virus COVID-19 generan un necesario párate de cientos de actividades comerciales y productivas.

Sin embargo, el decreto presidencial y sus posteriores aclaratorias deja fuera de alcance a varias industrias alimentos y producciones regionales para permitir la producción de alimentos, productos farmacéuticos o servicios esenciales.

Entre esos alcances están las cosechas de las economías regionales que no pueden esperar como la vid, o la de olivas y limones a punto de empezar.

En ese marco parecía un alivio para Mendoza y la región y los cientos de miles de trabajadores del sector que veían una oportunidad de no perder ingresos ni fuentes de trabajo.

Sin embargo el domingo a través de una publicación en el diario Los Andes la Federación de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines (FOEVA) comunico la decisión de no acatar el Decreto presidencial pedir la aplicación a todos sus afiliados indiscriminadamente el aislamiento social preventivo y obligatorio a todo el personal de viña (CCT 154/91) y de bodega (CCT 85/89) a partir de las cero horas del 22/03/20 hasta el 31/03/20, dejando "sin efecto" las excepciones previstas en el Decreto de Necesidad y Urgencia 297/20 y asegurando que la decisión se basa en la existencia de numerosos casos de incumplimiento del protocolo vigente y a la falta de entrega de materiales básicos para prevenir el contagio del virus .

La decisión del Sindicato resulta por demás extraña ya que una actitud lógica y de negociación hubiera implicado por lo menos abrir una instancia de negociación y reclamo de por lo menos un protocolo de trabajo (que por otra parte ya había sido presentado por varias cámaras empresarias del sector) y después de no haber acuerdo si paralizar las actividades.

Ante esta actitud del sector sindical se cerró momentáneamente la grieta institucional del sector y casi la totalidad de las cámaras y entidades del sector productivo sumando a la UCIM, la Federación Económica de Mendoza y la Unión Industrial de Mendoza firmaron y un duro comunicado fijando la posición y reclamando el estricto cumplimiento del decreto emitido por el Presidente de la Nación.

El documento productivo empresarial remarca textualmente que

1) El art. 6 del Decreto de Necesidad y Urgencia 297/20 establece como excepciones al cumplimiento del aislamiento social preventivo y obligatorio a dos supuestos directa-mente referidos a la actividad vitivinícola, a saber:

a. Inciso12: "Industrias de alimentación, su cadena productiva e insumos; etc."

b. Inciso 13: "Actividades vinculadas con la producción, distribución y comercializa-ción agropecuaria y de pesca"

2) Tanto el decreto como las excepciones transcriptas se encuentran vigentes al presente. Dichas excepciones alcanzan a las tares de: cosecha de uva, traslado de la misma y de elaboración, fraccionamiento y comercialización de vinos, mostos y plantas concen-tradoras.

3) Para la realización de esas tareas debe convocarse al PERSONAL ESENCIAL afectado a las mismas y darse estricto cumplimiento al PROTOCOLO DE ACTUACION

PREVENTIVO Y PARA EL MANEJO DE UN CASO POSITIVO DE CORONAVIRUS EN UNA LINEA DE PRODUCCION DE ALIMENTOS O BEBIDAS PARA ASEGURAR LA CONTINUIDAD DE LA OPERACIÓN.

4) Consecuentemente:

a. El comunicado de FOEVA es contrario a las disposiciones del Decreto de Nece-sidad y Urgencia 297/20.

b. FOEVA carece de autoridad sanitaria, convencional o de cualquier otro tipo para disponer el aislamiento social preventivo y obligatorio de los trabajadores viti-vinícolas o para dejar sin efecto las disposiciones del citado decreto dictado por el Poder Ejecutivo Nacional.

c. La determinación adoptada por FOEVA a sólo dos días de dictada la norma que regula la actividad vitivinícola en el actual contexto de emergencia sanitaria pro-mueve innecesariamente el conflicto, impide el cobro de los salarios de los tra-bajadores convocados que la acaten y pone en riesgo el abastecimiento y la fuente de trabajo.

5) Por ello:

a. Las mencionadas tareas de cosecha de uva, traslado de la misma y de elaboración, fraccionamiento y comercialización de vinos se seguirán realizando en el marco de seguridad dispuesto por el DNU 297/20 y demás reglamentación aplicable.

b. En caso que FOEVA o cualquier persona detectara el incumplimiento por parte de cualquier establecimiento vitivinícola del citado decreto o de los protocolos de actuación aplicables al caso, deberá proceder a su inmediata denuncia ante las autoridades competentes.

En estos momentos de emergencia nacional y de gran sensibilidad social, las entidades firmantes apelamos a la prudencia y responsabilidad de los distintos actores sociales a fin de que procuren evitar adoptar decisiones generalizadas, contrarias a la política sanitaria vigente y que sólo contribuyen a alterar la necesaria tranquilidad con que se debe afrontar, día a día, dicha emer-gencia. Sin duda que el diálogo es una herramienta indispensable en esta delicada y cambiante situación junto con garantizar el cuidado de la salud de todos los trabajadores, para ello el gobierno y las entidades han establecido protocolos adecuados a cada eslabón

Cualquier decisión contraria lo establecido por el Presidente de la Nación en el DNU 297/20 y demás reglamentación aplicable generará un perjuicio irremediable no sólo para los 350.000 trabajadores directos e indirectos y sus familias que emplea la vitivinicultura sino también a toda la cadena en general. Acentuando la ya manifiesta difícil situación que atraviesan 17.000 productores, más de 900 bodegas, fraccionadoras, etapas de comercialización y distribución; debilitando el mercado interno y externo que tanto costo sostener y recuperar.

En ese entendimiento, convocamos a FOEVA a garantizar el trabajo seguro de nuestros trabajadores, sea aplicando, y en su caso, perfeccionando, los protocolos vigentes, sea adoptando o sugiriendo coordinadamente las medidas que las circunstancias requieran".

Entidades Adheridas:

- Asociación de Cooperativas Vitivinícolas

- Asociación de Viñateros de Mendoza

- Bodegas de Argentina

- Cámara Arg. De Fabricantes y Exportadores de Mosto

- Camara de Comercio Industria Agricultura y Turismo de Tunuyan

- Cámara agricultura industria comercio y turismo de Tupungato

- Càmara de Comercio, Industria y Agropecuaria de San Rafael

- Cámara de comercio industria y agrilcultura de San Martin

- Càmara de Comercio, Industria y Agropecuaria de General Alvear

- Cámara de Empresarios de Rivadavia

- Federación de viñateros y productores agropecuarios de San Juan

- Centro de Viñateros y Bodegueros del Este

- Federación de Cámaras Vitícolas de la República Argentina

- Federación Económica de Mendoza

- Sociedad Rural del Valle de Uco

- Unión Comercial e Industrial de Mendoza

- Unión Vitivinícola Argentina

- Unión Industrial de Mendoza


Escucha la nota con Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinicola Argentina una  de las entidades firmantes del comunicado


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario