Opinión
Columna de opinión: "El gesto más impensado"
Domingo, 23 de febrero de 2020
Por: Marcelo López Álvarez - @marcelopez2202

A veces suelen sorprendernos acontecimientos extraños, y uno de ellos tiene como protagonista a la Argentina. ¿Será un verdadero cambio de época y tendencia o simplemente una nueva comprobación fáctica del viejo dicho que la necesidad tiene cara de hereje?

La decisión del FMI de acompañar la posición argentina reclamando una quita importante a los acreedores privados, a flor de ser sinceros, era solo esperada por el Gobierno. Parecía extremadamente difícil de creer que un documento con firma oficial del principal prestamista del mundo convalide que un país no pague a sus acreedores lo que los papeles dicen que debe.

El gran interrogante es qué llevó al FMI a ese comunicado y, de confirmarse los rumores, avalar también en las próximas horas un periodo de gracia del crédito con el propio organismo de cuatro años. ¿Es un cambio de formas y accionares del organismo? ¿Es una forma de salvar la cabeza de sus propios hombres y mujeres que quedaron al borde de la comisión de delitos violando todas las cláusulas posibles del organismo? o es un capítulo más de la larga guerra entre el FMI y los fondos de inversión que se han transformado en los grandes prestamistas de los países del Mundo, muchas veces apostando al estallido de los mismos para maximizar sus ganancias de riesgo.

Sea cual sea la razón el Gobierno argentino pudo capitalizarlo como una victoria en medio de una dura guerra que corono la gira del presidente por el primer mundo europeo y le da otro aire al viaje del ministro Guzmán a la cumbre del Ministros y Presidentes de bancos centrales del G20 en Qatar y la reunión con Kristalina Giorgeva.

La geopolítica mundial y las situaciones internas de los países más poderosos también actúan como si se hubieran alineado los planetas. El particular momento de la política estadounidense donde se mezclan las elecciones con movimientos internos ( hasta hace poco impensados) como los multimillonarios que reclaman pagar mas impuestos y las investigaciones que derivaron en renuncias en el Banco Mundial al comprobarse que en los países asistidos por organismos internacionales una parte importante del dinero financia fugas de capitales de nativos y empresas de los prestatarios. También suman en este inexplicable viento a favor del Estado argentino.

El ex canciller, y designado embajador en Chile, Rafael Bielsa, agrego datos y análisis a este particular momento, en su cuenta de twitter que vale la pena leer con atención.

"El Servicio de Investigaciones del Congreso de EEUU liberó un informe (2020) sobre el rol de los Bancos Multilaterales de Desarrollo. Entre las críticas, se lee que las burocracias tienen más interés en prestar que en verificar qué se hace con ese dinero" asegura el embajador y continua, "Broz & Brewster Hawes (Harvard, 2006) estudiaron las políticas del Congreso yanqui para financiar al FMI -el Congreso controla los fondos-. Sostienen que las decisiones de préstamo del FMI reflejan los intereses de los principales bancos internacionales. También, que los votos de las y los miembros del Congreso que aprueban los aportes al FMI, más que buscar beneficios nacionales (bienes públicos globales, política internacional), expresan los intereses de los sectores que les permitieron llegar al lugar que ocupan".

El ex canciller recuerda en otro tuit que "En una nota del Financial Times, la Directora Gerente Kristalina Georgieva sostiene que el FMI está replanteando las recomendaciones para mercados emergentes, procurando que el crecimiento y la estabilidad financiera sean las específicas de cada país" y agrega que "Larry Fink, Presidente de BlackRock, advierte una importante y cercana reasignación del capital, basada en riesgos tales como el cambio climático y la opacidad con la que los fondos informan a sus inversores sobre la sostenibilidad de sus colocaciones", para continuar con que los famosos fondos "BlackRock Inc. y Fidelity Investments (fondos acreedores de Argentina) crearon un comité conjunto. Ian Clark, de White & Case, asesor de reestructuración, vino a Buenos Aires para conversar con el Gobierno. Replantear las finanzas desde sus cimientos" y concluye que "Los Elon Musk y Marc Benioff del dinero, saben que está comprometida esta fase del capitalismo global monopólico financiarizado. Tratarán de que todo cambie para que todo siga igual, como escribió Tomasi di Lampedusa en El Gattopardo".

El embajador asegura que "Para la República Argentina, se abren foros donde exponer los problemas específicos que tenemos: el Congreso de los EEUU, los Bancos de Desarrollo, un FMI receptivo, fondos menos beligerantes. Nuevos y moderados aires, para el agobio de la deuda"

El análisis preciso de Bielsa viene a ratificar que quizás, así como en el 2003 después de la reestructuración de la deuda, el gobierno de Néstor Kirchner encontró el "viento de cola" de los altos precios de los commodities en esta oportunidad las necesidades de los grandes capitalismos se transformen en la tabla de salvación para salir de la encerrona de la monumental deuda que dejo el gobierno anterior.

Por de pronto el presidente sigue día a día en su despacho desde un Excel compartido ( que vino a reemplazar la famosa libreta de Nestor) la evolución de las cuentas públicas y con celo extremo el manejo de las divisas, como siempre decimos el bien más escaso de la economía argentina.

El juego está abierto y cómo avance la geopolítica internacional juega un papel preponderante en el futuro argentino.

Tamaño del texto
Comentarios
Jorge
23-02-20 17:44
Como siempre buena nota. Habría que aclarar que Cristina llevó a la ONU el reclamo por las políticas financieras globales que hacían todo lo contrario de lo anunciado y repartían la pobreza a los países pobres.
Tu comentario
Más de Opinión
Todo en manos de la Corona
Por Luis Ábrego - Entre paréntesis
Las naranjas de María
Por Myriam Ruiz
La pandemia que descubre falencias
Por Marcelo López Álvarez