caso aldo toledo
Imputaron al acusado del homicidio en el barrio Trapiche: el móvil, una deuda de dinero
Viernes, 21 de febrero de 2020

La fiscal Claudia Ríos imputó formalmente este viernes al único detenido por el crimen de Aldo Toledo, el hombre de 66 años que fue asesinado a puñaladas en su casa del barrio Trapiche de Godoy Cruz.

El sospechoso, David Heredia, había sido detenido días atrás en Córdoba y hoy fue acusado por un "homicidio simple", por lo que en las próximas horas será trasladado a la cárcel.

La magistrada, tras confirmar la imputación, afirmó que la hipótesis principal del crimen es que se originó por una pelea entre víctima y victimario, por una deuda de dinero.

Al parecer, Toledo había sacado un préstamo en beneficio de Heredia y este nunca había pagado. En ese sentido, la víctima le pedía en forma de pago un auto, un Chevrolet Corsa que fue secuestrado cuando la policía detuvo a Heredia.

Ríos explicó que testigos señalaron a Heredia, quien en los últimos meses había entablado una relación amistosa con Toledo y por lo tanto frecuentaba la casa.

Esos mismos testigos aseguraron haber escuchado discusiones por la deuda de dinero y los mensajes de Whatsapp del celular de la víctima también ratificaron esta pelea.

Por su parte, los forenses que trabajaron sobre el cuerpo de Toledo indicaron que la víctima habría fallecido cerca de las 23 del sábado 8 de febrero y que su cuerpo presentaba 10 puñaladas en el cuello, rostro y tórax.

El cuerpo de Toledo tenía "signos de defensa", dando a entender que el hombre intentó defenderse del ataque de Heredia. Al mismo tiempo, confirmaron que la tijera de podar hallada en la escena fue la utilizada para perpetrar el sangriento crimen.

Ahora la fiscal espera por el resultado de una serie de pericias, entre ellas el cotejo de huellas dactilares y un ADN con la sangre hallada en la escena. Además, serán analizadas las zapatillas del imputado, para intentar ubicarlo en el lugar del hecho.

"Tenemos muchas pruebas para poder imputar. Después veremos cómo avanza la investigación procesal", sostuvo Ríos, quien aclaró que Heredia se abstuvo de declarar, amparado por un abogado oficial.

Toledo fue asesinado el sábado 8 de febrero en su casa de calle Larrea al 1600 y en un primer momento se creyó que había sido asaltado.

Luego, con la declaración de allegados a él y testigos presenciales, se identificó al sospechoso, quien cayó en Córdoba, lugar al que había escapado tras cometer el homicidio.

Con el avance de la pesquisa, se determinó el móvil y ahora la causa está encaminada a ser esclarecida. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario