Vendimia 2020
Una reina departamental con diseñador top
Viernes, 21 de febrero de 2020

Se trata de la reina de Las Heras, Candela Oriana Ávila, y el diseñador Alejandro Ferraro, uno de los mayores exponentes de la moda mendocina. Con años de trayectoria, el artista revela en una entrevista dada al municipio, el vestuario que lucirá la soberana durante los eventos públicos de la Vendimia Central. 

El diseñador Alejandro Ferraro junto a la reina de Las Heras 2020, Candela Oriana Ávila, durante una prueba de vestido. Foto: gentileza Prensa Las Heras.

Ferraro inició su carrera vendimial hace 10 años con la Gala de las Reinas. Ahí le picó el "bichito Vendimia", ya que hasta entonces no le inspiraba mucho. Fue un amor a primera vista: ahora no se imagina alejado de la fiesta máxima de los mendocinos. Lleva la mitad de su vida -25 años- dedicado al mundo de la moda y hace cuatro años viste a las soberanas vendimiales de Las Heras. 

En esta edición 2020 Ferraro deslumbra con el vestuario especial que ha creado para la reina departamental Candela Oriana Ávila.

"Para mí es un placer vestir a las reinas de Las Heras, porque no es lo mismo que vestir a novias o chicas de 15. El diseño acá pasa por otro lado. El vestuario para una reina de la Vendimia se piensa como algo más teatral, uno exagera los detalles ya que a las chicas las vemos a la distancia, desde un escenario, en fotos o en un carro. Eso se convierte en un filtro donde los detalles se pierden, de ahí la exageración en el diseño", explica el diseñador sobre su trabajo casi escénico al momento de crear los vestidos de Candela.

Foto: gentileza Prensa Las Heras.

Anticipa que para Carrusel y Vía Blanca "los vamos a sorprender con Candela". Ferraro no trabaja e solitario. Al contrario la incluye en su charla porque considera que su labor va de la mano con la persona que hay detrás de la corona. "Si bien hay formatos que no se pueden romper para manifestar la presencia real, esa imagen de las reinas que tenemos todos; yo busco expresar en el vestuario la personalidad de cada mujer", advierte.

En este sentido, sobre destaca: "Lo principal es que Candela se sienta cómoda con lo que se va a poner, porque sino, aunque el vestido sea divino, no sirve de nada. Con ella busco hacer foco en su espontaneidad, su frescura. Es una mujer muy auténtica, entonces hemos armado un vestuario muy liviano, muy etéreo, donde hay mucho color y floreado que hacen que esa personalidad fresca siga reflejándose en su vestido".

Foto: Gentileza Prensa Las Heras.

Ferraro celebró el hecho de poder darle rienda suelta a su imaginación: "Tengo libertad para crear, la Municipalidad de Las Heras me da las pautas pero no limitan mi creación. Y la mayoría de las chicas se dejan asesorar por lo que uno les ofrece", refiriéndose a otras candidatas como las de Godoy Cruz, San Carlos y Tunuyán.

Vestir a las reinas es un arte

Alejandro Ferraro alaba el profesionalismo que se viene destacando año tras año, para hacer que el diseño de los vestuarios de las reinas "no sean prestados o desempolvados de otros años, siempre los mismos". "Hay creación -destaca-, se está entendiendo que es un arte más dentro de todo lo que significa Vendimia, que no es menor y que cada vez logra mayor protagonismo", considera. Y compara que antes "había una desigualdad de oportunidades para las candidatas, no había una coherencia visual en el Acto Central cuando se presentaba a las reinas; hace unos años se empieza a tomar en cuenta el rol del diseñador en una fiesta tan importante para los mendocinos y para el resto del mundo, es un espectáculo integral donde las reinas son parte fundamental y su imagen debe ser cuidada y jerarquizada".

Tampoco se le escapa el actual protagonismo de la mujer alejadísimo de los modelos tradicionales: "El empoderamiento de la mujer y el rol de la reina van mutando en la sociedad, entonces las formas de mostrarse en público cambian, la ropa, los diseños evolucionan aunque hay colegas que se quedan en el tiempo", opina el modisto, quien busca "mantener ciertos formalismos protocolares que debe tener una reina, pero rompiendo con estilos y tendencias propias de este siglo XXI para evolucionar uno también como diseñador".

La combinación de formas geométricas para el vestido de las soberanas en la Vendimia de Las Heras "Retazos de historia" fue ejemplo de ello. "Fue muy jugado y por suerte encantó. Hoy tenemos a nuestro alcance el sublimado de las telas, podemos imprimir el estampado que se te ocurra, así como combinar texturas, la tecnología y nuestras maquinarias evolucionan y uno tiene que acompañar esa evolución, porque vestir a las reinas es un arte", sentencia Ferraro.

*********

Fuente: Prensa Las Heras.


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario