Argentina contra el Hambre: empresa recuperada de Mendoza aporta comidas preelaboradas
Viernes, 14 de febrero de 2020

Pasaron 6 años desde que la ex Industrias Matas se transformara en Cooperativa de Trabajo La Terre Ltda. una empresa recuperada que gracias al esfuerzo de un grupo de 20 antiguos empleados de la firma fallida siguió en actividad. Desde entonces la producción de la planta de  procesamiento y comercialización de hortalizas deshidratadas a granel empezó a crecer, al punto que acaba de lanzar comidas preelaboradas como nueva línea de productos con la que apuesta a sumarse al programa Argentina contra el Hambre con un piso de casi 500 mil raciones mensuales. 

De hecho, la propuesta de la cooperativa, que  un ritmo de 1.500 kilos/hora de materia prima fresca quiere producir 300 toneladas este año con todos sus productos, llegó ésta semana al despacho de Victoria Alonso, secretaria de Inclusión del ministerio de Desarrollo Social, y encargada de coordinar el programa. Se tata de arroz primavera, guiso de lentejas, buñuelos y panqueques de espinaca, puré mixto (papa/zapallo con leche) y salsa de tomate. 

Actualmente, la cooperativa atiende a una cartera de clientes compuesta por Molino Cañuelas, Unilever, pastas La Italiana y la línea de especias La Virginia entre otras. Y mientras avanza en plena temporada de procesamiento de de ajo, papa y tomate, invirtió casi $600 mil en dos nuevos equipos de envasado y fraccionamiento de las porciones que costarán entre $20 y $30.

"La idea es avanzar con el abastecimiento desde marzo. De hecho los funcionarios están invitados a inaugurar la planta a fin de mes, una vez que los nuevos equipos terminen de instalarse. Por ahora el  INTI ya está trabajando en los análisis nutricionales de los componentes de cada ración", detalló al respecto el responsable comercial, Gonzalo Bonnino.

Cerca de 1 millón de raciones por mes 

Una comida preelaborada es una mezcla de ingredientes que, para ser un plato listo para consumir, requiere el agregado de agua y su cocción. Algunos de sus componentes (vegetales) se deshidratan para mantenerse sin conservantes e impedir la presencia de microorganismos y su contaminación.

Como ventajas expuestas a los funcionarios nacionales, el presidente de La Terre, Daniel Sauretti, destacó que aseguran alto rendimiento "sin desperdicios o mermas", además de una larga vida útil, su conservación (no necesitan refrigerarse) y que "son de fácil preparación, solo con el agregado de agua y la cocción, y permiten preparar menús variados y equilibrados nutricionalmente". 

Pero además, el directivo del establecimiento de Guaymallén remarcó su "muy buena aceptación, ya que las recetas o formulaciones se pueden adecuar al sabor regional a gusto de la población que la va a consumir". 

Según Sauretti, el proyecto contempla producir, con una escalabilidad en volumen, entre 470 mil raciones (35.200 kilos) y 940 mil raciones por mes. Esto a partir de una reducción de los costos por producto de 20% con el uso de envases in situ, aunque la meta puede "escalar" a los 6 millones de raciones.

La infraestructura y situación judicial de La Terre 

La Terre cuenta con la infraestructura más importante del país para la deshidratación de hortalizas. Esto hace que tenga un potencial de producción anual cercano a 800 toneladas de material seco si llega al 100% de capacidad instalada de sus naves que ocupan 11.000 m2. A nivel agrícola esto representa entre 7.000 y 10.000 toneladas de materia prima fresca. 

Su tecnología de deshidratación posibilita procesar1500 kg/h de vegetales frescos. Se trata del secado por convección (Air dryer) y por conducción (Drum dryer), que deshidrata mediante contacto de pulpa con cilindros rotativos calefaccionados por vapor seco. 

Toda una apuesta de los trabajadores de la cooperativa, en medio de una batalla judicial que aún no termina pero atraviesa una tregua en pos de lograr la titularidad de la planta y el resto de los activos. El capítulo más reciente se vincula con el remate de la planta que luego de adjudicarla a una exportadora mendocina dio marcha atrás.

Tras apelar en segunda instancia ante la Cámara Civil, La Terre se aferra, por ahora, a la tenencia y explotación del predio con ese carácter al menos hasta el 2022, amparándose en la ley de expropiación. Y al hecho de que ninguna de las 4 ofertas presentadas para el remate fueron consideradas por la jueza Gloria Cortés, a cargo de la megaliquidación de la ex Industrias Matas.

"Se invirtieron en estos años, incluyendo los créditos laborales de los trabajadores, unos 25 millones. La Provincia depositó diez millones en en concepto de canon y tampoco se tuvo en cuenta. Pero lo importante es que las cooperativas como la nuestra deben tener prioridad al momento del remate", remarcaron al respecto desde La Terre.



 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario