El Cosquín Rock, donde se unen las generaciones y desaparece la grieta
Martes, 11 de febrero de 2020
Por: Pablo Segura

La localidad de Santa María de Punilla, un pueblo de poco más de 9.000 habitantes, tiene un privilegio que pocos lugares en el país conocerán. Habrá grandes ciudades que reciben a artistas internacionales, shows históricos y súper multitudinarios, pero la "Punilla" tiene el don de tener todos los años al Cosquín Rock, un festival que con el correr del tiempo ya es mucho más que un conjunto de recitales.

El Cosquín Rock, que este año cumplió 20 años, ya es un monstruo. Y encima este año se dio el lujo de lograr unir generaciones y hacer desaparecer esa famosa grieta que aparece en nuestro país, a cada momento del día.

El 2020 quedará marcado como el año en el que el festival logró unir a los viejos rockeros, tal vez un poco cerrados y siempre buscando a sus mismas bandas, con los jóvenes y adolescentes que van apareciendo, generando así un sinfín de opiniones.

Que esto no es rock, que el Cosquín ahora es CosquínTrap, que faltan bandas. Las críticas siempre estarán. Y más en un país como este, donde siempre se le encuentra un defecto a todo.

Pero este año, el famoso Cosquín Rock se dio el lujo de reunir, por ejemplo, a Wos, uno de exponentes de la aparición del trap, con Ciro, tal vez uno de los máximos representantes del rock nacional vigente. Como si esto fuera poco, en el medio apareció el hijo del ex Los Piojos para dejar una versión histórica de Pistolas.

Al mismo tiempo, la banda Gardelitos, que cuenta con uno de los públicos más fieles -al estilo futbolero-, se animó a invitar a Cazzu, una joven de 26 años que la está rompiendo con el trap y es una de las caras visibles del feminismo arriba del escenario.

¿Quién lo diría? Una banda que surgió del rock chabón compartiendo escenario con una joven que hace trap.

En fin, el Cosquín Rock se reinventa y cada año está mejor. Lejos de ser un conjunto de recitales, la organización del evento ha logrado levantar una especie de parque de diversiones de la música.

Kilómetros de sierras en los que uno se siente libre y tiene todo tipo de opciones para disfrutar. Habrá algunos que optan por quedarse en el escenario sur, tal vez el que recibe a las máximas figuras. Estarán los que se van al otro extremo, los que deciden sentarse en la Casita del Blues y quienes eligen otras obras artísticas no tan vinculadas a lo estrictamente musical -por ejemplo Hernán Casciari-.

Hay de todo. Unos duermen en la calle, otros en carpa y también existen los que reservan su coqueta vivienda en las sierras cordobesas para hacer más espectacular aún este fin de semana.

El Cosquín Rock rompe barreras y pareciera no detenerse. Más de 120 mil personas disfrutaron de un fin de semana espléndido en Córdoba. Ahora el festival de rock más importante del país visitará Capital Federal, por primera vez -y única, según el anuncio- en la historia. Será en octubre, con grilla por confirmar.

El rock no morirá jamás

Los años pasan y el rock nacional ha perdido a algunos de sus máximos exponentes. Por distintas cuestiones, algunas bandas ya no están y por momentos pareciera que el género se va perdiendo en el tiempo. Pero nada de eso es real.

El CR2020 se dio el lujo de recibir una vez más a Divididos y La Aplanadora se encargó de hacer valer cualquier esfuerzo que hizo una persona para ir hasta Punilla.

Mollo, Arnedo y Catriel ya están acostumbrados a dar un show de elite y no fue la excepción. Poco más de dos horas al palo, casi sin interrupciones y dejando la vara altísima, en la tarde del primer día del festival.

Desde allí, el rock estuvo muy presente con otras bandas. Skay, La Vela Puerca, Las Pelotas, Guasones, Los Gardelitos, la aparición de Los Caballeros de la Quema y un cierre espléndido de los Ratones Paranoicos, quienes tuvieron que lidiar con el cansancio de la gente, ya agotada después de 48 horas de rock al palo.

Párrafo aparte para el show de la banda de Charly García, quien junto a algunos invitados -por ejemplo Ciro, haciendo Demoliendo Hoteles-, lograron superar el inconveniente que había surgido tras la baja del músico.

La presencia femenina, para destacar

El Cosquín Rock 2019 terminó un tanto movido para sus organizadores. Algunas declaraciones de José Palazzo no cayeron para nada bien en algunos sectores de la sociedad y este año hubo revancha.

Los 8 escenarios que desplegó el festival tuvieron presencia femenina y estas no pasaron desapercibidas. MonLaferte, NathyPeluso, Cazzu, Hilda Lizarazu y Sara Hebe, entre otras tantas, estuvieron en esta edición 2020.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario