Crimen en Villa Gesell: "Juan está desorientado, no está bien", dijo la madre de Guarino
Martes, 11 de febrero de 2020

Fueron de los pocos padres que dijeron algunas palabras en las visitas al penal de Dolores. En esos mensajes los progenitores de Juan Pedro Guarino transmitía dos conceptos: la inocencia de ese joven y el pésame a la familia de Fernando Báez Sosa. A 24 horas de la liberación  de ese adolescente de 19 años, Raúl Guarino y Luciana Gatti, volvieron a hablar ante la prensa que aguardaba en la entrada del barrio privado en el que viven, en la localidad de Zárate. Conmovidos por lo vivido en esos 23 días de encierro de su hijo, aseguraron que su dolor no era comparable lo que sentido por los padres de Báez Sosa, y aseguraron que los peritajes expusieron que "Juan Pedro" no había participado del brutal ataque frente al boliche Le Brique, en Villa Gesell.

"Juan Está desorientado, no está bien", dijo la madre del joven que tiene la misma edad que la víctima, pero que podrá el 25 del actual festejar su vigésimo cumpleaños. "Estábamos tranquilos desde el primer momento, porque creímos siempre en su palabra", comentó Luciana Gatti y agregó: "Todas las pericias y todo lo que iba sucediendo lo iba desvinculando a él de la situación y nos iba dando paz a nosotros. Las pericias coincidieron con su relato".

"El estaba alejado, nunca se metió", explicó Raúl Guarino y continuó: "Es todo muy doloroso y nosotros tenemos a nuestro hijo acá, no quiero pensar lo que debe sentir el padre de Fernando. Era muy difícil tenerlo a él preso siendo inocente, pero creemos en la justicia".

Juan Pedro Guarino fue dejado en libertad ayer luego de un pedido de la fiscal Verónica Zamboni. Junto con él dejó el penal de Dolores Alejo Milanesi, por lo que quedaron más implicados en la causa  y con pedido de prisión preventiva Lucas, Luciano y Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Máximo Thomsen, Matías Benicelli, Blas Cinalli y Ayrton Viollaz.

Guarino y Milanesi no fueron reconocidos como atacantes de Fernando por los 14 testigos que participaron en las ruedas de identificación, trámite que comprometió mucho más, en cambio, a Thomsen, señalado como agresor por al menos 7 personas.

Las cámaras de seguridad tampoco expusieron a los dos jóvenes liberados, por lo que la fiscal Zamboni decidió pedir su excarcelación, trámite aprobado ayer por el juez de Garantías David Mancinelli. De todas maneras, la situación judicial de Guarino y Milanesi aún no fue resuelta y siguen vinculados a la causa, ya que, a diferencia de los ocurrido con el remero Pablo Ventura, no se otorgó el sobreseimiento.


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario