Entrevista con Juan Pablo Moltisanti
La música de Sinfonía Azul: "Nuestra vendimia tiene un concepto cinematográfico"
Miércoles, 12 de febrero de 2020
Por: Eugenia Cano - en Twitter @EugeCanon

Desde que el espectáculo artístico del acto central de la Vendimia incorporó la música en vivo, esta ha tenido una presencia central. La particularidad de la edición 2020 es que definitivamente será protagonista. No sólo porque el nombre anticipa su sonoridad, "Sinfonía azul para el vino nuevo", sino porque se trata del ensamble más grande que ha tenido la fiesta hasta el momento, con casi 70 integrantes; entre músicos y grupo coral. También porque el equipo ha conseguido que la orquesta tenga mayor visibilidad dentro del Teatro Griego con la disposición de un escenario en gradas, y porque hay un desafío extra dentro del corazón de la puesta ideada por Golondrina Ruiz: lograr emocionar. Lograr la "nota azul" que da sentido al argumento.

Juan Pablo Moltisanti, a cargo de la dirección musical del espectáculo que tendrá su estreno el próximo 7 de marzo (con sus respectivas repeticiones), habla de una banda sonora con un concepto cinematográfico ligado a un guión donde el personaje principal es, justamente, un director de orquesta. 

La partitura de "Sinfonía azul para el vino nuevo". Foto: Luis Rodríguez. 

"Nuestra vendimia en particular tiene un concepto muy fílmico, muy cinematográfico, entonces más allá de que tenés que mostrar los cuadros característicos que tiene que tener, nuestra fiesta tiene esta pincela, este manto cinematográfico en lo musical. Tiene este concepto porque la historia, el guión, está pidiendo ciertos requerimientos, como por ejemplo encontrar la nota azul", adelanta.

-¿Y qué es la nota azul?

-Estamos sembrando ya la información de qué es la nota azul. La "blue note", que se dice mucho en inglés, en el mundo del jazz se usa mucho, es el instante en el que la música le genera a una persona un escalofrío, una emoción, una lágrima, un sentimiento, una sensación. Cuando ese instante te golpea a vos, y que a otra persona le puede golpear en otro momento, pero a cada uno le llega su nota azul en cualquier tema. No solamente en la música de esta fiesta, puede ser un tema que te guste porque te hace recordar a alguien, una situación, un momento. Es la sensación que te produce la música ¿Te ha provocado alguna vez un escalofrío una canción? Bueno, eso es lo que tenemos que lograr con este guión, con esta historia, con esta música, con esta orquesta y en las miles de personas que estén ahí.

El ensamble ensaya en el Le Parc. Foto: Luis Rodríguez.

-Es un tamaño desafío...

-Sí, es un tamaño desafío porque la gente que está sentada ahí, más allá de que esté atenta a la música, también está atenta al bailarín, al niño que está corriendo al lado, al que te está vendiendo alguna comida a dos metros más. Puede haber mucho ruido para captar ese momento y que realmente te llegue. Ese es el desafío.

  "Es algo mágico. Estamos tratando de jugar con la música desde el plano más sensorial"  

-¿Como director qué cosas tenés en cuenta para que suceda?

-Estuve investigando mucho todos estos elementos que pueden ayudar para que provoque una nota azul, porque está estudiado. Hay tensiones y distensiones en la música, en las armonías, que realmente pueden provocar sensaciones en la gente. Hemos estado estudiando un montón con Rubén (Martínez), dónde empezar a golpear varias veces en ciertos compases hasta lograr el momento. Esperemos que suceda.

-Desde que hay música en vivo, se ha convertido en un personaje principal dentro de la Vendimia, pero ahora se llama "Sinfonía azul". ¿Este año la música va a ser más protagonista que el resto?

-Literalmente, más allá de que hay actores, de que hay bailarines y demás, la historia transcurre con un director de orquesta con sus músicos. No estos, ni yo. Sino actores que interpretan esos personajes, entonces ya de por sí hay una copia de nosotros en el escenario. Y la historia del guión pasa por ahí, por un director que está obsesionado con escribir una sinfonía para homenajear a este vino nuevo con la necesidad que tenga una nota azul. Y es un poco lo que nos han pedido a nosotros: nos encargaron hacer la música de una fiesta para homenajear al vino buscando la nota azul, entonces todo eso hace que nos sintamos muy identificados con la historia misma. Bajo ese punto hemos logrado entender que la música este año, más allá del cliché de decir que es protagonista, este año es protagonista.

-Golondrina Ruiz ha dicho que esta vendimia buscará mostrar el sentido de pertenencia de nuestra historia, ¿desde lo musical cómo va a ser ese recorrido rítmico?

-En esa historia que te cuento, el director necesita inspirarse. Empieza con la locura de que no sabe cómo empezar, pero suceden unos hechos que aparecen como unas memorias en personas, que simbolizan la historia de nuestra tierra que le van a decir: inspirate en los sonidos del viento en la montaña, inspirate en el río, inspirate en el trabajo de los cosechadores, en San Martín. Él va escuchando todo eso durante toda la fiesta y se va empapando de todos los sonidos, de todos los instrumentos, melodías, colores. Y la sinfonía azul, si te tengo que ser sincero, es un compilado de todo eso.

De lo sinfónico a lo popular. La música de la Fiesta de la Vendimia 2020 recorrerá los sonidos de nuestra historia. Foto: Luis Rodríguez. 

*******

Por estos días el ensamble de la Vendimia Central ensaya en el espacio cultural Julio Le Parc bajo la dirección de Moltisanti. El ambiente es de trabajo y disfrute. Unas guitarras criollas y unas voces femeninas le dan vuelo a una canción bellísima sobre el agua que baja de la Cordillera en forma de "juguito de nieve". Es el final de una de las tantas jornadas de ensayo que comenzaron a mediados de enero y la queja es que se debería haber empezado antes. Cada año sucede lo mismo y son los trámites burocráticos (cachet de artistas, contratos, etc.) los que retrasan el arranque. Sin embargo, acá están los músicos entregados a su instrumento ajustando cada detalle para el estreno.

Moltisanti es pianista, arreglador musical, mentor de la Sparkling Big Band (formación de Jazz y Swing), y por primera vez se prueba el traje de director musical de una vendimia. Desde julio y agosto de 2019 trabaja junto al músico Rubén Martínez en componer esta sinfonía que tiene el 60% de música original y que será interpretada completamente en vivo.

"No he estado nunca en una vendimia de forma estable, siempre he participado en algún cuadro con alguna orquesta de tango. Lo deseaba, no te voy a mentir, pero no empujé ninguna situación, solo esperé que se fuera dando. Y se dio de la mano de 'Coco' Gras (Sergio Gras es el productor general de la fiesta) que se lo propuso a Golo. Golo lo aceptó y acá estoy: debutando", cuenta.

El director general y guionista de la Vendimia 2020, Golondrina Ruiz, presencia uno de los ensayos de la orquesta. Foto: Luis Rodríguez.

Mientras que sobre la experiencia afirma: "Si me preguntás qué es lo que más me gusta todo lo que es producción es justamente esto: la cocina. Después la fiesta es el pastel con la frutilla. Hay que estar, pero también hay que estar en lo que es el armado. Y el armado tiene mucha música y también mucho papeleo y organización, reuniones cruzadas con el coreógrafo, con el iluminador, con esto y el otro. Toda esa cocina a mí me gusta mucho y la paso bien. Y pude apoyarme en Rubén Martínez que es mi codirector que hace años trabajo con él. Le pude delegar temas. Compuso un montón de temas. De hecho ha compuesto uno de los temas que para mí es más bonito, que es un malambo. Y aparte con el sentir la libertad de que lo que va haciendo yo confío en él y él en mí, es una buena sinergia de trabajo. Ye vengo más del palo sinfónico y él más del lado, esa fusión de los dos y de tener esa amplitud de tantos géneros cada uno, nos da seguridad. Me siento bien, lo estoy disfrutando".

*********

Por reglamento, el ensamble musical de la Fiesta Nacional de la Vendimia se arma  mayoritariamente a través de audiciones. Pero también, parte de la orquesta está conformada por personas asignadas por el director a cargo. Este año el grupo se completa con casi 70 integrantes y tiene instrumentos propios de una orquesta y una sección de instrumentos étnicos (charango, vientos andinos, kenas y sikus; entre otros). También se ha incorporado un acordeón que será ejecutado por una persona dedicada exclusivamente al instrumento (la artista Lucía Lezica), 4 tipos de percusiones y 2 teclados.

"A diferencia de otras fiestas siempre ha habido muchos teclados que siempre ayudan a los violines, los metales y demás. Hemos puesto pocos este año pensando que el sonido tiene que ser más acústico. Que tiene que ser más natural. Igual creo que ha sido una combinación justa porque dos teclados están bien", cuenta Moltisanti.

La banda sonora de esta "Sinfonía azul para el vino nuevo" además contará con una masa coral de 12 cantantes que están bajo la dirección de Ricardo Portillo. También tendrá 6 voces solistas y un par de cantantes en calidad de invitados. Y se suma la participación de la Murga La Buena Moza. Las voces solistas son: Yolanda Navarro, la cantante lírica Belén Loüet, Lorena Miranda (de la Sparkling Big Band), Diego Flores, María Eugenia Fernández "que tiene una voz increíble", afirma el artista, y Hugo Arcidiácono que le imprimirá un color de voz especial al repertorio.

Además será de la partida el Dúo Nuevo Cuyo (Guillermo y Gustavo Micieli) que "cada vez que los escucho cantar aparece la nota azul", confiesa el músico; y Santiago Herrera que aportará los ritmos urbanos. "Ha compuesto una música muy bonita para esta fiesta que esperamos que sea el hit", cuenta. En este sentido, el director del ensamble adelanta que la banda sonora del espectáculo vendimial tiene 3 hits rotativos. El que menciona de Herrera que es un reggaetón, otro que será parte de la sinfonía azul y el que ya está circulando en el video de promoción de la fiesta.

Otra de las conquistas en materia musical dentro de fiesta más importante de la provincia, es que este año el equipo de de la vendimia ha logrado que la orquesta tenga un lugar central dentro de la puesta. Se ha diseñado un escenario en gradas para que los músicos puedan verse y no queden perdidos detrás de la primera fila de artistas. "Cada uno tiene momentos de participación, esos lugares los convierten a ellos en protagonistas", agrega Moltisanti. 

Mientras que respecto al cumplimiento de La Ley de Cupo Femenino en festivales y espectáculos en vivo, el pianista señala que se ha cumplido con la normativa y que se ha superado el 30%. En el coro hay mitad varones y mitad mujeres, mientras que en la orquesta hay más hombres por una cuestión de situaciones particulares, como por ejemplo, "que no hay muchas mujeres que toquen metales", señala el músico.


"Que se la recuerde como una de las orquestas más imponentes que tuvo una Vendimia"

El staff de la Vendimia 2020 dejó de ser un proyecto para pasar a ser una realidad que con el paso de los días va delineando su "Sinfonía azul para el vino nuevo" en el Frank Romero Day, bajo la dirección general y guión de Golondrina Ruiz. 

el pianista y arreglador musical Juan Pablo Moltisanti, durante uno de los ensayos en el espacio Julio Le Parc. Foto: Luis Rodríguez.

Cada parte del entramado del espectáculo trabaja para llegar al gran día del estreno y dentro de ese tejido la música va encontrando los colores de una melodía propia. Moltisanti adelanta que el 1 de marzo los ensayos comenzarán a pisar sueño firme en el Teatro Griego y, es entonces, que surge una última pregunta:

-¿Cómo te gustaría que fuera recordada la banda sonora de esta fiesta?

-Le tengo mucho amor a esta música, a esta fiesta. Todas las fiestas de la vendimia deben haber pasado por lo mismo, calculo, pero yo vengo trabajando con Rubén desde julio, agosto, entonces son muchos meses de trabajo y de esfuerzo intentando estudiar cómo lograr eso que se buscaba. Todo eso hace que a la música le tengamos un cariño especial.

Me gustaría que fuera recordada como una música bella. Una de las músicas más bellas que pueda haber tenido la fiesta. Que haya logrado realmente emocionar. Que sea la fiesta que realmente emocionó. Y que la recuerden porque se ha peleado mucho para todo esto: para el escenario, para el tamaño de la orquesta, para las sonoridades y más. Que se la recuerde como una de las orquestas más imponentes que tuvo una Vendimia. 


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario