tras un allanamiento

Cayó el "Pelado" Vildoza, el presunto asesino por quien ofrecían $200.000 de recompensa

El sospechoso fue apresado por personal de la División de Homicidios tras un allanamiento en el barrio Los Almendros de Maipú, más precisamente en una vivienda ubicada en Víctor Hugo y Scorgo.

En esa vivienda vive un sujeto con antecedentes carcelarios y se cree que compartió celda con Vildoza dentro de la penitenciaría, por lo que ahora ayudó a que el "Pelado" se ocultara de los investigadores.

Vildoza, minutos después de ser capturado. 

Sin embargo, este lunes los sabuesos recibieron el dato de que podía estar en ese lugar, por lo que el fiscal Gustavo Pirrello pidió un allanamiento, que luego fue otorgado por el juez Sebastián Sarmiento.

Efectivos requisaron la vivienda y efectivamente encontraron al acusado, quien no opuso resistencia. Tras su captura, secuestraron un celular y dos tarjetas de memoria.

Vildoza está señalado como uno de los coautores del crimen del carpintero Carlos Moya, ultimado a balazos durante un asalto en su casa de Guaymallén, en noviembre del 2017.

El acusado ya había sido detenido pero el juez Marcos Pereira le otorgó la libertad al creerle la versión de que el día del crimen, él había estado festejando el cumpleaños de su hijo. La historia era real, pero había una trampa: el cumpleaños había sido en horas de la noche, luego del homicidio.

Tras la liberación, Pirrello continuó investigando y recibió un cotejo de ADN que cambió todo. En el auto utilizado por los asesinos para huir hallaron huellas de Vildoza y su teléfono quedó ubicado cerca de la casa de Moya, unos 15 minutos antes del crimen.

A esto se le sumó que los otros dos detenidos de la causa, Francisco "Torito" Agüero (48) - presunto autor material del crimen- y Lucas Sebastián Villanueva (39), decidieron mandarlo al frente al ver que Vildoza había recuperado la libertad y ellos no.

En tanto que en las escuchas telefónicas surgió una charla entre Vildoza y Villanueva, donde hablaban de Moya y de la plata que había cobrado.

Cuando Pirrello ordenó su re captura, Vildoza ya se había fugado, por lo que desde ese entonces era buscado intensamente. Al no haber novedades suya, se llegó a ofrecer una recompensa de hasta $200.000 para quien aportara datos de su paradero.

Sin embargo, Pirrello confirmó hoy que su detención no surgió por datos de la recompensa, sino por averiguaciones de policías de investigaciones.

El acusado quedó alojado en una celda de la Comisaría 10 de Maipú y este miércoles será trasladado a la fiscalía. Luego irá a la penitenciaría.

El crimen de Moya

Juan Carlos Moya, un carpintero de 61 años, fue asesinado en la tarde del 4 de noviembre del 2017 durante un asalto en su casa de calle Gutemberg 995 de Villa Nueva, Guaymallén.

Tres sujetos que se movilizaban en un Ford Fiesta Kinetic blanco lo asaltaron con la intención de robarle unos 20.000 pesos que el carpintero había cobrado por un trabajo realizado.

"Danos lo que cobraste", le dijeron los ladrones, tras amenazarlo con un arma de fuego, mostrando que tenían datos certeros acerca del dinero.

Lo cierto es que en medio del robo, cuando el carpintero quiso defender a uno de sus hijos, uno de los delincuentes -se cree que fue Agüero- le disparó dos veces, provocándole la muerte.

El caso tuvo un primer detenido, Pedro Omar Mercado, que luego fue liberado. Después cayeron estos tres nuevos detenidos y el juez Pereira liberó a Vildoza, ahora buscado intensamente.

Te Puede Interesar