Crisis
El plan de los dueños de Havanna para relanzar Garbarino
Viernes, 24 de enero de 2020

Quita de deuda, nuevos acuerdos con los fabricantes y una apuesta al canal online son las tres estrategias con las que el fondo Inverlat planea relanzar a la cadena Garbarino, en el caso de concretar la compra que viene negociando desde hace varias semanas.

El fondo Inverlat, manejada por un grupo de ex banqueros con pasado en Citibank y Deutsche Bank, es el principal y hasta ahora único candidato a quedarse con el control de Garbarino. Fuentes cercanas a la operación admitieron que la venta tuvo un avance significativo tras el principio de acuerdo que logró Inverlat con los principales bancos acreedores: Galicia y Santander.

Con los bancos se llegó a un principio de acuerdo para una quita superior al 50% en la deuda que asciende a $5000 millones. Ahora la intención de Inverlat es avanzar con una propuesta similar con los fabricantes e importadores de electrodomésticos y electrónica. En este caso, la deuda que arrastra Garbarino es un poco mayor y ronda los $7000 millones.

"Que se alcance un acuerdo va a depender básicamente de la buena voluntad que tengan los proveedores de negociar. Nuestra intención es capitalizar la empresa de acá en adelante, pero antes es clave que los proveedores muestren una mayor flexibilidad", explicaron en Inverlat.

El acuerdo con los proveedores es acompañado por una negociación para que volverá a asegurar el suministro de mercadería. "Hoy a Garbarino le falta stock y para que la empresa vuelva a arrancar es fundamental que se normalice la entrega de mercadería", señalan en Inverlat.

Por último, en el fondo dueño de Havanna están convencidos de que el futuro de Garbarino pasa por potenciar el comercio electrónico. Hoy el canal online genera el 20% de las ventas de la cadena, y los potenciales nuevos socios creen que el terreno que tiene la marca para crecer en este campo es enorme. "Hoy el marketplace de Garbarino funciona muy bien y de hecho es el segundo más importante del país, detrás de Mercado Libre. Pero creemos que puede crecer mucho", señalaron en el fondo. Para potenciar el canal online, en Inverlat buscan replicar otros modelos exitosos de reconversión de cadenas de electrodomésticos, como el de la brasileña Casa Luisa.

Inverlat es un fondo de inversión privada que tiene como socios a Carlos Giovanelli, Damián Pozzoli y Guillermo Stanley. La firma administra capitales por más de US$1000 millones y su portafolio de empresas incluye a marcas como Havanna, Fenoglio, GNC Aspro y Reef. Además, hasta julio de 2018 controlaron a la firma Degasa (que opera las marcas de comida rápida Wendy's, KFC, China Wok). Con las negociaciones en marcha, se estima que la operación de compra se cerrará por un monto algo menor a los pasivos que arrastra Garbarino.

Garbarino quedó muy golpeada por la crisis económica, que se sintió con especial fuerza entre las empresas del rubro electrodomésticos. En la actualidad, la cadena tiene una participación de mercado de alrededor del 20%, peleando con compañías como Musimundo y Grupo Márquez. "El peor momento fue entre enero y abril de 2018. Ahí apareció el plan Ahora 12 y todo empezaba lentamente a recuperarse hasta mediados de agosto, donde todo se cayó por la crisis económica. Si la recta hubiera sido ascendente, la situación habría empezado a mejorar", grafican fuentes de la empresa.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario