Tony Vaccaro, más allá de la fotografía de guerra

 Tony Vaccaro, más allá de la fotografía de guerra

La galería Monroe de Santa Fé, en Nuevo México, presenta la muestra 'La Dolce Vita' con más de 40 obras del célebre fotoperiodista.

Gwen Verdon. Nueva York, 1953.

De paseo. Nueva York, 1950

Fellini durante el rodaje de 'La Dolce Vita'. Italia,1969.

Extras en el estudio de la película 'Ocho y medio' de Fellini. Lazio, Italia, 1962.

Jackson Pollock pintando en su casa. East Hampton, 1953.

Georgia O'Keeffe y el cráneo. Abiquiú, Nuevo México, 1960.

Reconstrucción. Nuremberg, Alemania, 1948.

El beso de la liberación: el sargento Gene Costanzo besa a una niña durante las celebraciones espontáneas en la plaza principal de la ciudad de St. Briac, Francia el 14 de agosto de 1944. Tony Vaccaro

Línea de fuego, batalla del Bosque de Hürtgen. Alemania, 1944.

El violinista. Venecia, Italia, 1947.

A propósito de Degas: Mujer y flores. Nueva York, 1960


En 1865, Edgar Degas pintóMujer sentada al lado de un florero. Y esta imagen es un homenaje titulado A propósito de Degas: Mujer y flores, realizado en 1960 por el fotógrafo Tony Vaccaro. La obra se expone en la Monroe Gallery de Santa Fe (Nuevo México, EE UU), dentro de una muestra dedicada a este autor, nacido en Pensilvania en 1922. En sus años de plenitud profesional, Vaccaro dedicó su talento a la fotografía de moda y a los retratos de celebridades como John F. Kennedy, Sophia Loren y Pablo Picasso. Ya había visto suficiente horror. Durante la II Guerra Mundial fue soldado de infantería de Estados Unidos y, cumpliendo misiones con una cámara al cuello en primera línea de batalla, tomó alrededor de 8.000 fotografías. Al ver tanto espanto, prometió que no volvería a hacer una sola foto bélica desde el mismo día en que terminase aquello. Así fue. El resto de su vida pudo recrearse en la dimensión más bella de la estética, como la de este exquisito bodegón degasiano con la mirada de una mujer en fuga.?


Te Puede Interesar