Empresarios proyectan que bajen a 35% y 40% respectivamente en 2020
Sueldos versus inflación 2019: en Mendoza la brecha llegó a 11 puntos
Viernes, 13 de diciembre de 2019

"Los sueldos suben por escalera, los precios por ascensor". El viejo adagio argentino no pierde vigencia en este 2019 que ya se despide, cuando a la carrera que corren los bolsillos podemos ponerle cifras concretas: hasta noviembre, los ajustes no superan el 45%, contra 56% de inflación ponderada, aunque la perspectiva es más optimista para 2020, con una brecha reducida a la mitad

Así lo marca un estudio de la consultora local Gestión, en base a un relevamiento a 120 empresas en Mendoza. Una de las conclusiones del análisis es que en los últimos meses cambiaron las expectativas de ajustes sobre la inflación, dado que si bien se achicó desde setiembre (era 12 puntos al menos, la máxima de 2019), la brecha venía ampliándose sin pausa desde marzo.

Entonces, ya sea porque el ascensor fue menos rápido o porque la escalera parecía más accesible, las paralelas casi llegaron a tocarse: con una variación de precios anual proyectada en 32%, las subas de sueldos promediaron 30%. A partir de ahí todo resultó cuesta arriba.

"A partir de abril de 2018 los salarios crecieron menos que la inflación", resumió Paula Pía Ariet, responsable de Gestión Consultores sobre una evolución dispar que se evidenció más este año, aunque acompañadas con mejoras tri y cuatrimestrales y con cambios que además se acentuaron después de las PASO.

A quienes logran acuerdos fuera de convenio no les va mejor. De acuerdo al relevamiento de Gestión, los trabajadores tampoco perforaron el 45% de mejoras, aunque la pérdida se acortó respecto a 2018.

El año pasado, con una variación de precios de 48%, las actualizaciones de sueldos extra acuerdos paritarios en Mendoza no superaron 34%. O sea que en doce meses la distancia es 4 puntos menor.

Gracias, cláusula-gatillo

A ningún asalariado le alcanza para festejar. Pero los del sector público pueden respirar tranquilos desde un 2018 en que gremio y Gobierno pactaron la ya famosa "cláusula-gatillo".

Esa variable les permitió recuperar poder adquisitivo y "empatarle" al IPC. De hecho, ante su efectividad, se extendió a la paritaria 2019 y no son pocos los privados que quieren copiar el modelo.

"En el 2018, los salarios privados registrados crecían mas que lo públicos, lo que se revertió en el 2019", aseveró Ariet, refiriéndose a una reversión empezó desde enero de 2019, el último mes en que ambos  índices salariales estuvieron al mismo nivel. Sin embargo, para la economista, en el contexto económico actual "las empresas no tienen chance de replicarlo. Menos aún si el Gobierno confirma la entrada en vigencia de un acuerdo de precios y salarios".  

¿Qué pasó con los no registrados? Algo similar: los sueldos en negro crecían más que los formales, pero se dió vuelta en mayo de 2018. Y la distancia siguió ampliándose durante 2019.

Aquí la explicación radica en la propia recesión imperante. "Los no registrados empezaron a caer en cuanto a nivel de contratación y remuneraciones, esto es, perdieron en calidad y cantidad", consignó la directora de Gestión.   

Proyección 2020: menos y más seguido

Cuatro de cada diez empresas consultadas confirmaron que, frente a una inflación proyectada del 40% para 2020, aplicarán ajustes trimestrales o semestrales, con marzo y octubre como meses elegidos para hacerlo. Sólo 14% prefirió cuatrimestrales, y la mayoría descartó un aumento anual. 

 En cuanto a la frecuencia y momento, la autora del análisis puntualizó que "hay entre los asalariados la percepción de que un ajuste no dura más que tres meses o seis según la proporción antes de generar angustia por la pérdida de poder adquisitivo, y la decisión de las empresas responde a acompañar ese proceso. Y se opta por marzo y octubre para "alejarlos" de los aguinaldos".

Así las cosas, las opiniones predominantes anticipan un techo del orden del 35% para las mejoras salariales en 2020. De confirmarse, significaría reducir la brecha a apenas 5 puntos.

Ariet ve el vaso medio lleno. "Teniendo en cuenta que pasamos de 15 el año pasado a 11 puntos de diferencia este año, bajar a 5 puntos en 2020 sería un golazo", concluyó. 


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario