Cuando los techos son una obra de arte majestuosa

 Cuando los techos son una obra de arte majestuosa

Esta escena mitológica es una de las 40 imágenes del libro 'The Art of Looking Up' (El arte de mirar hacia arriba; White Lion Publishing), de Catherine McCormack, que recoge techos de espacios tan dispares como el Vaticano de Roma o el Museo de la Revolución de La Habana

Mural en uno de los techos del Badal Mahal, dentro del Palacio Garh de Bundi, India. Getty Images

Detalle de los frescos pintados por Rubens en uno de los techos del Banquetting House en Londres.

Detalle de La Rotonda, sala circular situada en el centro del edificio del Capitolio de EE UU. La pintura del dosel, llamada "La apoteosis de Washington", fue realizada por Constantino Brumidi. Getty Images

Pintura de Marc Chagall en la Ópera de París (Palais Garnier). Alamy

Gustav Klimt pintó uno de los techos del Teatro Nacional de Austria (Burgtheater) en Viena. Alamy

Interior de la Sagrada Familia en Barcelona.

Vista del techo de la Mezquita Shah en Isfahan, Irán.

Detalle de 'El cielo de las delicias', obra de Jan Fabre, en el Palacio Real de Bruselas. Shutterstock

Cúpula del palacio del Té, en Mantua, Italia

Todo sucede ahí arriba


A rayo limpio. Así castigaba Júpiter a sus enemigos. En este caso a los gigantes que, según un episodio de la mitología griega con el conveniente nombre de Gigantomaquia, se habían sublevado contra los dioses del Olimpo. Mientras los rebeldes apilan varias montañas para alcanzar el cielo, Júpiter los fríe a centellas desde arriba. El pintor Giulio Romano plasmó el enfrentamiento entre 1532 y 1535 en este fresco que decora la cúpula del palacio del Té, en Mantua, al norte de Italia. Si uno acerca la vista se percata de que Romano no escatimó en detalles. Las torsiones, las muecas, los pliegues... Esta rave mitológica es una de las 40 imágenes del libro The Art of Looking Up (El arte de mirar hacia arriba; White Lion Publishing), de Catherine McCormack, que recoge techos de espacios tan dispares como el Vaticano de Roma o el Museo de la Revolución de La Habana, donde grandes artistas, de Michelangelo a Marc Chagall o Cy Twombly, han plasmado escenas que nos harán irremediablemente mirar hacia arriba, sin pensar en nuestras cervicales.

Getty Images

Te Puede Interesar