Carlos Moyano tenía 59 años
Crimen de Malargüe: los acusados "fueron trasladados bajo un fuerte dispositivo policial"
Martes, 10 de diciembre de 2019

Los tres imputados por el crimen de Carlos Moyano (59), asesinado durante un intento de asalto el miércoles pasado en Malargüe, ya se encuentran alojados en la Penitenciaria de San Rafael. Fueron acusados por el delito de homicidio críminis causa, y podrían recibir la pena de prisión perpetua. La mujer también fue trasladada a la cárcel, por ser cómplice de los homicidas. 

El Oficial Principal Roberto Contreras, vocero de la Comisaría 24ª de Malargüe, confirmó a SITIO ANDINO que este lunes a las 7 de la mañana fueron trasladados a la Penitenciaría de San Rafael los tres mayores involucrados en el asesinato de Carlos Moyano, hecho acontecido el pasado miércoles en la zona periurbana del departamento sureño, cuando intentaron robarle la camioneta VW Amarok al taxifletero malargüino.

Hasta ayer permanecieron en los calabozos de la Comisaría 24 Damián Enriz (26), Emanuel Acosta (23) y Ayelén Enriz (26), los que "fueron trasladados a la ciudad de San Rafael bajo un fuerte dispositivo policial para garantizar la seguridad del personal como de los detenidos", remarcó Roberto Contreras.

Sobre el avance de la causa, Damián Enriz y su cuñado Emanuel Acosta, podrían recibir la pena de cadena perpetua en caso de llegar a debate por el homicidio del trabajador Carlos Moyano, como coautores del asesinato.

Mientras que la mujer fue imputada como cómplice. También fue aprehendido el pasado jueves en la ciudad de Malargüe un menor de 14 años, el que recobró la libertad por ser inimputable. Está bajo la custodia de sus padres. 

Los tres acusados están sospechados de haber asaltado a Moyano con la intención de robarle su camioneta, una Amarok.

Sin embargo, en medio del golpe, el hombre se resistió y fue atacado brutalmente a puñaladas. Recibió 9 puntazos, de los cuales 3 le provocaron la muerte, establecieron los peritos.

Los asesinos escaparon en el rodado, al cual abandonaron luego. En el coche olvidaron un celular, que fue clave para luego atrapar a los acusados. Esto porque en el fondo de pantalla estaba la foto de Ayelén Enriz y su pareja, Emanuel Acosta. 

De esa manera identificaron rápidamente a los autores y los detuvieron. Luego fueron imputados por la fiscal Andrea Lorente, quien tiene a cargo el caso. 

 


Tamaño del texto
Comentarios
Ledif
14-12-19 10:15
Esa clase de gente tendría que estar presa de por vida !! No sirve para la sociedad !!
Tu comentario