Delitos Económicos
Cayó por estafar, un gitano mendocino que se escondía en San Juan
Lunes, 2 de diciembre de 2019
Por: Hernán Adrover @hernanadrover53

Cayó otro gitano implicado con las estafas cometidas por la comunidad que vive en el Acceso Este, de Maipú. Sus familiares ya estaban preso pero faltaba este individuo que estaba prófugo en la provincia de San Juan. Le secuestraron una camioneta con pedido de secuestro. 

La medida tiene relación directa a los allanamientos que se realizaron por diferentes estafas en el predio ubicado en el Acceso Este y donde detuvieron a siete gitanos y secuestraron tres camionetas. 

A pesar de ese procedimiento, un gitano de nombre Pablo no quedó detenido y las autoridades solicitaron un pedido de captura. Con el hombre identificado y con el cruzamiento de datos, personal de Delitos Económicos estableció que se encontraba en la provincia de San Juan. 

Con esa información, pidieron colaboración con los efectivos de aquella provincia y capturaron al sospechoso. Luego, una comitiva mendocina se dirigió hasta San Juan y este viernes lo trasladó ante el fiscal Santiago Garay, de la Fiscalía de Delitos Económicos.

Pero además del gitano, los policías encontraron y secuestraron una Toyota Hiluw SW4 que también fue trasladada a Mendoza. 

Las medidas estuvieron motorizadas a raíz de diferentes denuncias por estafas que se basaban en la compra y venta de vehículos. El modus operandi es el mismo que utilizan desde hace tiempo.

Las camionetas secuestradas la otra vez en el campamento gitano. Están valuadas en más de 5.000.000 de pesos. 

Primero ofrecen por Internet un vehículo a un precio menor del que podría figurar en cualquier otro lugar. Con ese ardid se aseguraban en engañar a las víctimas y, tras negociar, llegaban a un acuerdo sobre el valor.

La mayoría de las víctimas son de otras provincias por lo que debían trasladarse para cerrar el acuerdo. Una vez en Mendoza y con los vendedores, estos últimos recibían la totalidad de la plata o una parte y retardaban adrede el trámite de la adquisición. Al punto que los compradores debían marcharse y se quedaban sin el vehículo y sin el dinero. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario