Tenía prisión domiciliaria
Caso Fortunato: la Justicia ordenó que Julieta Silva termine su sentencia en la cárcel
Martes, 5 de noviembre de 2019
Por: Cristian Pérez Barceló

La Corte rechazó un pedido de la defensa de Julieta Silva, condenada por la muerte de Genaro Fortunato en San Rafael, para que la mujer cumpla el resto de la pena en libertad y de esta forma el tribunal que la condenó ordenó que regrese a la penitenciaría, donde debería estar presa hasta mediados del 2020.

Julieta Silva fue condenada en setiembre del 2018 a 3 años y 9 meses de cárcel, al ser encontrada culpable del delito de "homicidio culposo", luego de atropellar y matar a Genaro Fortunato, tras una discusión en la puerta de un boliche de San Rafael.

Tras esa sentencia, tanto la fiscalía como la defensa, a cargo de Alejandro Cazabán, apelaron el fallo del Tribunal Penal Colegiado 1 de San Rafael. El objetivo de Cazabán era que la mujer quedara libre, al entender que había sido condenada por un delito excarcelable.

Sin embargo, la Corte ratificó la pena de primera instancia. Entonces, Cazabán presentó un recurso extraordinario, pero el máximo tribunal rechazó ese planteo que presentó el letrado y de esta forma, los jueces Rodolfo Luque, María Eugenia Laigle y Julio Bittar, pidieron que la mujer regrese al penal para terminar de cumplir la pena. 

Esto porque la jurisprudencia de los tribunales mendocinos marca que las personas cuya sentencia es ratificada por la Corte, inmediatamente son aprehendidas y llevadas a la cárcel, si es que estaban gozando de la libertad o prisiones morigeradas, como la domiciliaria. 

El Caso

El hecho en cuestión ocurrió el 9 de setiembre del 2017 en la puerta del boliche Mona, en San Rafael.

Ese día Julieta Silva y Genaro Fortunato discutieron en el interior del boliche y la mujer decidió salir del local.

En la calle continuó la disputa y Silva subió su auto para retirarse del boliche. En ese momento, Fortunato cayó al piso y la mujer, presuntamente sin verlo, lo atropelló.

En el debate los jueces entendieron que Julieta actuó con "negligencia e imprudencia", y que no hubo dolo para matar al joven. En base a eso, descartaron la figura de homicidio simple con dolo eventual y la condenaron por un hecho culposo.


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario