Conciertos
Diego Torres regresó a Mendoza con todos sus éxitos y algunas sorpresas
Viernes, 18 de octubre de 2019
Por: Eugenia Cano - en Twitter @EugeCanon

La última vez que Diego Torres cantó en Mendoza fue hace 8 años para la inauguración de un conocido stadium ubicado en el Departamento de Maipú. Este jueves recuperó el tiempo perdido en un concierto que estuvo matizado por el carisma que lo caracteriza, y el recorrido de un repertorio por sus canciones más conocidas. También hizo gala de sus dos temas nuevos y regaló una versión de "Tonada del Otoño", con la que terminó de meterse al público local en el bolsillo.

El reencuentro al que definió "como una cuenta pendiente", tuvo lugar en el Auditorio Ángel Bustelo. Comenzó poco después de las 22 y se vivió con gran entusiasmo por la gran cantidad de mujeres y también varones que concurrieron a la cita. Tanto es así, que lo llenaron de regalos: desde vinos hasta gorras y otros presentes que no podían apreciarse a simple vista. "Muchas gracias. Basta de peluches, muy bien. Veo que llegó el mensaje después de tantos años", bromeó el también actor e hijo de Lolita Torres.

Foto: Cristian Lozano.

El diálogo de la noche se estableció de ese modo, entre canciones y momentos distendidos donde el artista deja fluir su lado cómico. Tiene los recursos para no dejar pasar un chiste y lo pone a disposición del espectáculo.

Acompañado de una banda conformada por músicos de todas partes, en donde es notoria la presencia de la corista y exjurado del programa de talentos Operación Triunfo, Magali Bachor, con la que comparte escenario hace tiempo, Diego Torres comenzó el concierto con algunos temas que están impregnados en la banda sonora de varias generaciones: "Deja de pedir perdón" y "Tratar de estar mejor". Más adelante también le dio paso a "Usted", "Cantar hasta morir", "Sueños" y "Que no me pierda", entre otros temas.

Foto: Cristian Lozano.

Y aunque no faltó el éxito "Color esperanza", el show tuvo algunos tramos que sobresalieron más. Uno fue el dedicado al amor con el que interpretó baladas clásicas de su carrera como "Todo cambia" y "Sé que ya no volverás", ofreciendo a la noche un ritmo más calmo al que deambula por el resto de su repertorio, impregnado de intenciones pop y cadencia latina.

Otro alto en el camino para destacar durante el concierto, fue cuando interpretó las novedades que estarán incluidas en su próximo álbum. En varias oportunidades Torres manifestó sentirse a gusto con la modalidad de los tiempos que corren, donde la forma de consumir música en las plataformas digitales, propone lanzar sencillos y no un disco completo. Es así que la noche tuvo su momento para "Esa mujer", canción compuesta por el mismo Diego Torres y Miguel Yadam González y estrenada en marzo de este año. Mientras que sobre el final el tema que puso a todo el público a bailar fue "Un poquito", un nuevo éxito para el cantante, que llegó a ser single de oro en EEUU, Perú y Argentina, según consigna la compañía Sony. Y que cuenta con un videoclip oficial en el que aparece el cantante colombiano Carlos Vives.

Foto: Cristian Lozano. 

La frutilla de la torta vino de la mano de dos versiones con la que Torres despuntó el oficio de cantor. El artista se guardó para el cierre la interpretación de "Zamba para olvidar" y "Tonada del otoño", un clásico entre los clásicos del cancionero popular mendocino, al que supo hacerle honor. "Gracias por ser cómplice conmigo durante todos estos años", le dijo a su público. Y le prometió que el reencuentro no tardaría tanto tiempo. En el marco de una gira que lo tiene recorriendo varias ciudades del país, Diego Torres, renovó así, el lazo con Mendoza.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario