Relaciones bilaterales
China se suma al reclamo para que Turquía cese su operación militar en el norte de Siria
Martes, 15 de octubre de 2019

China instó hoy a Turquía a que cese sus operaciones militares en el norte de Siria ante el avance inminente de las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al Assad.

"China se opone sistemáticamente al uso de la fuerza en las relaciones internacionales. Hay que respetar la soberanía y la integridad territorial de los países", señaló hoy el vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, durante su conferencia de prensa diaria.

También recomendó a Turquía volver a la "senda correcta de buscar una solución política al conflicto".

"Creemos que todas las partes implicadas deberían atenerse honestamente a los principios de la Carta de las Naciones Unidas y trabajar para buscar soluciones diplomáticas según la ley internacional", añadió Shuang.

También indicó que "la lucha contra el terrorismo corre grave peligro en Siria puesto que las operaciones militares turcas podrían llevar a que los terroristas abandonen la región y el grupo Estado Islámico lo aproveche", citó la agencia de noticias EFE.

"Urgimos a Turquía a que muestre respeto y trabaje con la comunidad internacional para luchar con honestidad contra el terrorismo", reforzó.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, insistió en que seguirá adelante con el plan de hacerse con el control de una franja del noreste de Siria, incluyendo Manbech, cabeza de puente de las milicias kurdas al oeste del Éufrates.

Turquía inició el pasado 9 de octubre una invasión militar para expulsar de esa región a las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG), aliadas de Estados Unidos en la lucha contra el yihadista Estado Islámico, pero que Ankara considera una organización terrorista.

Hace dos días, Damasco llegó a un acuerdo con las autoridades kurdas para repeler el ataque turco y recuperar el territorio conquistado hasta ahora por los soldados turcos y sus aliados.

Por su parte, Estados Unidos anunció anoche una serie de fuertes sanciones contra Turquía por su ataque indiscriminado que se cobró numerosas víctimas civiles, entre ellas un aumento hasta el 50% de los aranceles a las importaciones de acero turco, una medida frente a la cual Ankara no ha reaccionado aún.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario