prontuario
Debía salir en 2021, lo soltaron en 2017 y sería el asesino de Quiroga
Jueves, 19 de septiembre de 2019
Por: Cristian Pérez Barceló

La impactante noticia de un asesinato suele tener trasfondos aun más sorprendentes. Es el caso del homicidio del empresario maipucino Héctor Quiroga, en la madrugada de ayer, que tiene como correlato que el acusado del crimen, Cristian Segundo Reina Flores, debería haber estado en la cárcel purgando una condena, pero tuvo la ocasión propicia de volver a las andadas a partir de la libertad que le concedió el por entonces juez de ejecución Sebastián Sarmiento, quien no esperó a que se cumpliera el plazo de la sentencia en el año 2021.

Así, decisiones "pseudogarantistas" abonan a la reflexión cívica de que la Justicia tiene por costumbre abrirle las puertas del calabozo a los delincuentes con una facilidad que espanta.

Si se confirma la autoría del homicidio de ayer a manos de Reina Flores, asistiremos una vez más a la indignación propia de los que creen que las leyes están para ayudar a los delincuentes y que la idea constitucional de encarcelarlos para su resocialización no es más que una burla temporal de funcionarios judiciales que no aceptan que la letra de una Ley sea más poderosa que el criterio subjetivo y desafortunado de sus decisiones liberadoras.

Más cuando el simple análisis del prontuario de personajes como Reina Flores conlleva una conclusión clara: "este no aprende más".

Repasemos. Visitó calabozos desde 2006 por robo agravado, supuestas participaciones en el mundo de la narcocriminalidad en forma reiterada, abuso sexual agravado, hechos, algunos, que no se le pudieron probar.

Pero sí recibió una condena que estaba en plena ejecución hasta que la pluma del juez Sarmiento lo mandó a las calles sin considerar, quizá, como medianamente peligroso que este hombre venía de participar nada menos que de un robo agravado, en poblado y en banda, en concurso real y que por ello recibió una debatida y fundada sentencia de la Quinta Cámara del Crimen, cargada en el sistema penitenciario en junio de 2013, con fecha de cumplimiento el 17 de marzo de 2021, porque es hasta ese momento que aquellos magistrados veían como necesario el pago de la deuda social de este delincuente.

Pero llegó Sarmiento y creyó que el condenado es de aprendizaje acelerado en cuanto a conductas sociales y lo soltó antes de tiempo. Pero ni siquiera hace poco, sino hace dos años. Es decir, cuando llevaba menos de 4 años adentro.

Y afuera, claro está, Reina Flores da la sensación de que pasó a ser una amenaza con profecía autocumplida: ahora parece que es autor de un homicidio. Si se probara, ¿tendrá otro Sarmiento a su favor?

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario