Caso Julieta González: el juez explicó por qué no fue femicidio
Miércoles, 18 de septiembre de 2019

Una polémica sentencia se llevó a cabo el miércoles pasado en tribunales cuando la justicia condenó a 18 años de cárcel a Andrés Di Césare por el homicidio de Julieta González, la joven que fue asesinada en setiembre del 2016 y cuyo cuerpo fue hallado a orillas de la ruta7, en Luján de Cuyo.

El tribunal formado por Jorge Coussirat, Mariano Juan y Alejandra Ratto encontró culpable a Di Césare del delito de "homicidio simple", dejando sin efecto los agravantes que había solicitado la fiscal del caso, por la relación de pareja y violencia de género.

Este jueves se dieron a conocer los fundamentos del fallo donde el juez Jorge Coussirat explicó que no toda relación hombre-mujer es relación "de pareja", ni todo homicidio cuya víctima sea una mujer es "violencia de género".

De esta forma, el presidente del tribunal explicó que "todas las llamadas eran de la víctima a Di Cesare, por lo que no hay hostigamiento del acusado hacia la víctima". Además entre los fundamentos, el presidente del tribunal agregó: "Digo esto porque el acusado ha afirmado que sólo salían a tener sexo y que tanto él como ella habían dejado en claro que tenían novia y novio respectivamente. Julieta por esos días no sólo salía con el encartado sino coetáneamente también con Morán, su pareja en ese entonces, y también mantenía encuentros con Crotta y con Piezzi. A punto tal es esto así que el testigo Albirosa señaló que "...tenía demasiada independencia personal e íntima..." (sic) como ya señalé la relación entre Di Césare y Julieta González era mantenida en secreto o cuando menos sin publicidad alguna". 

Para los jueces para que "se configure la relación de pareja debe existir cierta singularidad, notoriedad y estabilidad entre los miembros de la misma". 

Respecto al agravante de violencia de género, el Magistrado aclaró: "No hay duda alguna que Di Césare mató a Julieta González, pero sí existen dudas en cuanto a las circunstancias particulares en que ello sucedió".

El juez sostuvo que "no se ha podido establecer con certeza si el acusado concurrió al encuentro final con alguna intención macabra o no. No se ha podido establecer si hubo o no discusión previa al óbito. Tampoco se ha podido establecer si el ahorcamiento se produjo antes o después de los primeros golpes que tuvieron lugar en el interior del automóvil Ford Fiesta. No se ha podido establecer si el ahorcamiento se produjo estando ya la víctima fuera del vehículo y si ello tuvo lugar antes o inmediatamente después de los golpes propinados con la piedra ensangrentada hallada al lado del cadáver, en la zona inhóspita aledaña a la cárcel de Almafuerte". 

"En otros términos, no se ha probado con el grado de certeza exigible la muerte en zona inhóspita, ni el hostigamiento de él hacia ella y por consiguiente queda huérfana de apoyatura suficiente la tesis de la acusación en el sentido de que se dan en el sub examen los elementos que podrían configurar violencia de género", precisó el letrado. 

Con la condena de homicidio simple, Andrés Di Césare zafó de prisión perpetua y recibió una pena que lo podría dejar en libertad en unos 10 años.

Fundamentos completos

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario