Tensión en Medio Oriente
Arabia Saudita intenta restablecer producción de petróleo tras ataque atribuido a Irán
Domingo, 15 de septiembre de 2019

 Arabia Saudita, primer exportador mundial de petróleo, intentaba este domingo reparar sus instalaciones petroleras, dañadas la víspera por un ataque con drones, que obligaron al reino a reducir su producción de crudo a la mitad.

Los rebeldes hutíes chiitas de Yemen, apoyados por Irán y que enfrentan desde hace cinco años una coalición militar liderada por Riad, reivindicaron estos ataques contra instalaciones del gigante estatal Aramco.

Teherán rechazó por su parte las acusaciones del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en un contexto de fuertes tensiones entre los dos rivales.

No hay ninguna prueba de que el "ataque sin precedentes contra el suministro mundial de energía" venga de Yemen, comentó el sábado Pompeo.

"Estados Unidos trabajará con sus socios y aliados para garantizar el suministro de los mercados energéticos y para que Irán rinda cuentas de su agresión", añadió.

Para Irán, se trata de acusaciones "insensatas" e "incomprensibles", según declaró este domingo el portavoz de su ministerio de Relaciones Exteriores, Abas Musavi.

Según éste, estas afirmaciones tienen por objetivo justificar "futuras acciones" contra Irán.

El príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salmán, cuyo país es el gran rival regional de Irán, aseguró que Riad "quiere y puede" responder a esta "agresión terrorista".

Pero las represalias directas son "muy poco probables", según el experto en Oriente Medio de la S. Rajaratnam School, James Dorsey.

"Los sauditas no quieren un conflicto abierto con Irán (...) Querrían que otros lucharan en su lugar, pero los otros son reticentes", dijo a la AFP.

Nerviosismo en los mercados

Arabia se centraba este domingo en restablecer la producción en sus instalaciones, mientras la Bolsa de Riad abría los intercambios de la semana con una caída del 3%.

Las explosiones del sábado causaron incendios en la planta de Abqaiq, la mayor en el mundo dedicada al tratamiento del petróleo, y en Jurais, donde hay un gran campo petrolero.

El portavoz del ministerio de Interior saudita, general Mansur Al Turki, declaró a la AFP que los ataques no habían causado ninguna víctima.

Los rebeldes hutíes han atacado en múltiples ocasiones la infraestructura energética saudita.

Pero esta vez las consecuencias han sido de otra envergadura: han causado una reducción brutal de la producción de 5,7 millones de barriles por día (b/d), es decir, alrededor de un 6% del suministro mundial.

Esta disminución de la producción podría hacer tambalear la confianza de los inversores en Aramco, gigante petrolero que prepara su entrada a bolsa.

El gobierno saudita quiere situar en el mercado bursátil alrededor de un 5% de su petrolera estatal en 2020 o 2021 y captar unos 100.000 millones de dólares, en lo que podría convertirse la mayor salida a bolsa de la historia.

Con los mercados atentos a la capacidad de Arabia Saudita para frenar los efectos del ataque, el presidente de Aramco, Amin Naser, declaró que se estaban llevando a cabo las "obras" para restablecer toda la producción.

El príncipe Abdulaziz bin Salmán, nombrado recientemente ministro de Energía, aseguró por su parte que la reducción sería compensada con las reservas.

Riad construyó cinco gigantescas instalaciones de reservas subterráneas en todo el país para poder almacenar decenas de millones de barriles de los diferentes productos petroleros refinados.

En una entrevista telefónica entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el príncipe heredero, la Casa Blanca condenó los ataques contra "infraestructuras vitales para la economía mundial".

El emisario de la ONU para Yemen, Martin Griffiths, se declaró "extremadamente preocupado por los ataques", que fueron rápidamente condenados por Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Kuwait, aliados de Riad. 

Claves a tener en cuenta

Un ataque de drones contra dos importantes instalaciones petroleras sauditas perturbó gravemente la producción del reino, y provocó un aumento de tensión entre Washington y Teherán. Un responsable estadounidense acusó a Irán de estar detrás de un "ataque sin precedentes contra el suministro energético mundial".

1- ¿Cuán grave es el ataque? -

La infraestructura energética saudita ha sido ya afectada varias veces por los rebeldes hutíes chiitas de Yemen, pero este ataque es de otra magnitud: tuvo como objetivos la mayor fábrica de procesamiento de Aramco --el gigante petrolero saudí--, situada en Abqaiq, y uno de los principales campos petroleros de la empresa pública en Jurais (este). Ello obligó a Aramco a suspender temporalmente la mitad de su producción.

Sin embargo, se ignora la magnitud de los daños y las armas utilizadas. Los periodistas han sido mantenidos a distancia de las instalaciones.

"Ello va a centrar la atención en la guerra de Yemen", donde Arabia Saudita interviene desde 2015 al frente de una coalición armada, opina James Dorsey, experto de la S. Rajaratnam School of International Studies de Singapur.

2- ¿Quién es responsable? -

Los rebeldes hutíes, apoyados por Irán, afirman haber disparado varios drones, lo que constituiría su ataque más ambicioso.

El secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo acusó a Teherán. Este domingo, Irán calificó esas acusaciones de "sin sentido".

Responsables estadounidenses y sauditas investigan, según el Wall Street Journal, sobre la posibilidad de que el ataque se llevara a cabo con misiles de crucero lanzados desde Irak o Irán. Bagdad negó este domingo cualquier implicación.

3- ¿Suministro mundial afectado? -

Estos ataques, que han provocado una reducción del 6% del suministro mundial de petróleo, pueden causar un aumento de los precios del crudo en los mercados el lunes.

Aramco declaró que recurrirá a sus reservas para compensar la pérdida.

Este incidente podría mermar la confianza de los inversores en el gigante saudí. Aramco planea salir a bolsa entre 2020 y 2021 y lanzar al mercado aproximadamente 5% del capital de la empresa, con lo que captaría unos 100.000 millones de dólares. Ello supondría la mayor operación de este tipo en el mundo.

4- ¿Un largo conflicto? -

Si se estableciera la responsabilidad directa de Irán, se anuncian nuevas y graves tensiones con Estados Unidos y pondría fin a la relativa moderación expresada recientemente por el presidente Donald Trump frente a Teherán.

En junio, Trump anuló a última hora un bombardeo contra Irán. El presidente estadounidense quiere además organizar una cumbre con su homólogo iraní durante la asamblea general de la ONU, que se inicia la próxima semana en Nueva York.

Pero estos bombardeos van a exacerbar aún mas la rivalidad entre Arabia Saudita, potencia sunita, e Irán, su gran enemigo chiita en la región.

5- ¿Por qué Riad no logra parar los ataques? -

Arabia Saudita ha invertido miles de millones de dólares en material militar pesado, pero su arsenal se ha revelado ineficaz contra los hutíes, una milicia tribal desordenada, pero muy motivada y especialista en las tácticas de guerrilla.

Al mismo tiempo, lo ocurrido demuestra la creciente amenaza que representa para Arabia la mejora del armamento de los hutíes, en especial sus misiles balísticos y sus drones sin piloto.

Los pozos de petróleo del reino, esparcidos en una amplia zona geográfica, son un objetivo difícil, pero sus instalaciones de procesamiento están mucho más expuestas.

La usina de Abqaiq es la más "vulnerable", según el Center for Strategic and International Studies, basado en Washington.

La amplia red de oleoductos, estaciones de bombeo y terminales de Aramco a lo largo del Golfo y del mar Rojo también está expuesta. En mayo, el ataque a dos estaciones de bombeo por un dron provocó la suspensión de las operaciones durante varios días. Fuente: AFP

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario