17º Encuentro de Música Popular
Teresa Parodi en Mendoza: "Hoy las mujeres luchan colectivamente por sus derechos"
Miércoles, 21 de agosto de 2019
Por: Eugenia Cano - en Twitter @EugeCanon

Del 21 al 23 de agosto, en la Facultad de Arte y Diseño de la UNCuyo, se realizará el 17º Encuentro de Música Popular de Mendoza. Durante esos días habrá charlas, conciertos y la invitación clara a reflexionar sobre el valor de la música popular y sus artistas. Es dentro de este marco de acción que la cantautora correntina Teresa Parodi será homenajeada por su legado poético, musical, social y político.

Como una de las referentes actuales que iluminan el camino de la canción comprometida, Parodi no duda en expresar que es un honor que la hayan convocado y destaca la importancia del evento: "Son absolutamente necesarios este tipo de encuentros que fortalecen el trabajo que hacen los músicos populares, porque esos músicos populares son los referentes, el alma musical de un pueblo. Trabajar con ese material que es la música del pueblo es algo fascinante y absolutamente imprescindible a la hora de pensar un país", dice. Entre otras muchas otras cosas que dice quien sabe por experiencia que la palabra y la música transforman.

La autora de clásicos como "Pedro canoero" y "Esa musiquita", por sólo mencionar algunas de las canciones de su inagotable repertorio, ofrecerá el miércoles un concierto dentro del marco de la iniciativa universitaria. Ese mismo día también participará por la tarde de un conversatorio junto a las trovadoras mendocinas Analía Garcetti, Cristina Pérez y Daniela Trovati, integrantes del Movimiento MujerTrova. La charla se dará a las 16.30, con entrada general, en el Aula Magna de la FAD.

Antes de su arribo la provincia Parodi conversó con SITIO ANDINO sobre el rol de la mujer en la cultura y la lucha actual por sus derechos, como la demanda por la ley de cupo por más mujeres músicas en los escenarios. 

La cantautora además reflexiona en base a su experiencia, sobre el compromiso que supone ser la voz musical de una comunidad. "Es una profesión que te exige todo y yo me preparé para hacerlo. Trabajé mucho con la palabra, leí mucho, estudié muchísimo el manejo del lenguaje lo mismo que con la composición, para poder hacer un trabajo que verdaderamente hiciera huella", afirma. En la entrevista también reflexiona sobre el momento sociopolítico actual que atraviesa el país y recuerda su paso por la gestión pública como la única Ministra de Cultura que ha tenido la Argentina, área que actualmente tiene el rango de Secretaría.

-Tu visita se da en el marco de un encuentro de música popular que organiza una universidad. Mi pregunta es: ¿Qué importancia tienen los artistas del pueblo en el devenir histórico de una comunidad, de un país y de una región? Y en todo caso, ¿qué significa ser un artista del pueblo?

La cantautora Teresa Parodi será la figura homenajeada del 17º Encuentro de Música Popular que realiza la UNCuyo. Foto: gentileza. 

-En primer lugar te digo que para mí es un honor que me hayan invitado a este encuentro que creo que es el décimo séptimo que hacen, cosa que me parece un dato importantísimo. Son absolutamente necesarios este tipo de encuentros que fortalecen el trabajo que hacen los músicos populares, porque esos músicos populares son los referentes, el alma musical de un pueblo. Trabajar con ese material que es la música del pueblo es algo fascinante y absolutamente imprescindible a la hora de pensar un país. Cuando vos pensás un país, pensás en su música, pensás en su arte, en todas las expresiones, pero quizás en la música más que ningún otro aspecto porque es el lenguaje que atraviesa la vida de las personas y habla de la forma de ser de cada comunidad, de un país. Por eso es muy importante el rol que tienen los músicos porque van sintetizando muchas emociones compartidas en cada región cultural de la Argentina. La verdad que para mí es muy importante asistir a este encuentro. Primero celebro enormemente que se realicen y que además me hayan invitado para participar, y porque creo que el artista popular como bien mencionaste en la pregunta, es alguien que emerge de un pueblo y su cultura y habla por él, directa o indirectamente. En la parte que le toca de hacer la cultura de un pueblo, resume los más entrañables sentimientos que comparte una comunidad, así que es muy importante ese lugar.

Mirá para decírtelo de un modo más concreto. Una vez estuve visitando una comunidad Toba en mi región, allá en el Litoral argentino y la persona más importante de la comunidad, cuando me presentó a las distintas personalidades, me presentó a quien era el maestro y después me presentó al que era el artista. Con un grado de emoción, admiración y respeto por la importancia que tenía para su pueblo el artista. Eso siempre me impactó y siempre pensé qué maravilloso que alguna vez también en las otras comunidades regionales que tiene nuestro país que el artista cumpla con ese rol, ¿no? Que la comunidad misma lo presente como "EL ARTISTA" o "LOS ARTISTAS". 

-Ser testigo y también voz de una época, ¿no?

-Exactamente. Del sentir, de la emoción, de los miedos, de las ilusiones, de las broncas, de las esperanzas. Y como bien dijiste: ser testigo y ser parte.

-En la última entrega de los Gardel recibiste un premio a la trayectoria, también participaste de un homenaje a Mercedes Sosa y en tu discurso hiciste una mención importante al movimiento de mujeres. ¿Qué rol pensás que ocupa la mujer hoy en la Cultura y cuáles son las demandas actuales?

-Bueno, creo que el movimiento más revolucionario que existe en los últimos tiempos es el de la mujer. Está dando vuelta verdaderamente el mundo. El orden establecido está siendo alterado por este movimiento maravilloso que ha puesto sobre el tapete temas que han sido muy marginados en otras épocas. Además de que resumen la larga lucha de la mujer por ocupar el lugar que tiene que ocupar en todas las sociedades, en todos los países, en todos los momentos de la historia de cada país. Es un momento único y extraordinario de verdad. No hace mucho estuve en un encuentro de mujeres músicas en Santiago del Estero y veía con amor, alegría y entusiasmo cómo las mujeres se organizan para ocupar su rol de músicas en la sociedad. En mi época era muy difícil ser mujer, ser madre y trabajar de música popular. Imaginate, yo tengo 5 hijos, para mí fue una experiencia tremenda y muy difícil llevar adelante la carrera, pero los tiempos han cambiado mucho. Ahora las mujeres y también los hombres de estas generaciones nuevas comprenden muy bien y de forma muy distinta el rol de la mujer y lo aceptan con naturalidad. Esto antes no era ni siquiera imaginable. Por eso es muy importante lo que está pasando en el mundo en este sentido y la verdad es que a mí me produce mucha emoción poder verlo, poder comprobarlo, poder acompañarlo de algún modo con mi propio trabajo.

-Y en ese sentido sos una pionera. Las nuevas generaciones hoy demandan más mujeres en los escenarios y en todos los ámbitos de la Cultura. Pero también si uno mira para atrás hay referentes que a pesar de un montón de dificultades se abrieron camino para ocupar los lugares y es muy importante como ejemplo.

-Ya lo creo. En mi época, yo por ejemplo miraba a Mercedes Sosa que lograba hacer grandes trabajos y que podía plantarse para hacer desde su lugar música popular, pero eran como hechos aislados, en cambio hoy las mujeres colectivamente luchan por esos derechos. Y por eso mismo están luchando ahora por esa ley de cupo que me parece muy importante. Ya cuando se naturalice la participación de la mujer en todo evento artístico que exista, ya cuando se naturalice, esta ley no va a ser necesaria, pero ahora es absolutamente necesaria hasta que culturalmente se naturalice.

-Muchas veces tenemos legislación, pero los verdaderos cambios culturales pueden llevar un poco más de tiempo, ¿no?

Sí y también tenemos legislación que muchas veces no se cumple. Por un lado porque no se exige que se cumpla, que eso también es un gran cambio que se está dando que es que la mujer va a exigir que se cumpla. La justicia no va a hacer una legislación inútil porque la mujer la va a naturalizar como debe ser.

-Las mujeres no están esperando que el statu quo legitime sus demandas sino que hace que los cambios ocurran.

-Exactamente, por prepotencia de trabajo, por prepotencia de lucha y eso es extraordinario. Ese es el gran cambio mi querida y por eso yo celebro de verdad, hondamente, y me emociona mucho cuando veo los logros que tienen con esta lucha y las veo tan decididas y tan apasionadas haciendo el camino. Me produce mucha emoción y alegría.

-Teresa voy a rescatar una declaración tuya de un entrevista para preguntarte algo. Dice así: "La poesía y la música serán hasta el final para mí las herramientas por las cuales me acerqué a los demás e intenté tener una voz propia". En este sentido, ¿cuál es el desafío a la hora de encontrar esa voz propia y cómo fue tu experiencia?

-La verdad que yo estaba convencida desde muy jovencita que lo que quería era contar historias en canciones, las historias de la gente de mi pueblo. Quería retratar y dejarlo vivo en las canciones. Y también traté con mucha convicción de que mis canciones fueran visibles. Yo quería que lo que yo te contaba que lo veas. No sólo que lo escuches sino que lo veas. Acercarte de esa manera a las experiencias, las vicisitudes y las maneras de vivir de las comunidades que están más alejadas o más olvidadas o que tienen más indefensión en la conformación de nuestro país. Ese país profundo. Yo fui maestra de ese país profundo y quise mostrar esa realidad, darle luz, darle voz a esa realidad. Es una profesión que te exige todo y yo me preparé para hacerlo. Trabajé mucho con la palabra, leí mucho, estudié muchísimo el manejo del lenguaje, lo mismo que con la composición, para poder hacer un trabajo que verdaderamente hiciera huella, que tuviera una presencia contundente en el espacio de la música popular de nuestro país. Yo creo que es muy importante tomar con toda seriedad esto

Escribir canciones es un compromiso enorme que uno tiene con la historia heredada, con su propio presente, con el tiempo en que uno transcurre como parte de una comunidad y también con el futuro. Entonces para mí fue muy enriquecedor trabajar musicalizando la poesía de los grandes poetas del idioma de la lengua castellana, porque era ponerme un traje de lujo y mirar como ellos trabajaban y cuidaban la sonoridad y el sentido de la palabra. Eso para mí ha sido y sigue siendo importantísimo. Por eso son dos herramientas. Con la música es lo mismo. La música de los grandes compositores de música popular argentina y lationamericana también fueron referentes para mí y aprendí con ellos por más que no haya tenido una sola charla, pero escuchando su obra, metiéndome con su obra, cantando en muchos casos su obra, aprendí a ponerme ese traje para ver desde allí como esos grandes maestros trabajaban los sonidos. La verdad que es una tarea apasionante. Es maravilloso cuando uno encuentra el centro de todo ese legado, la posibilidad de tener al mismo tiempo, un acento propio y desde ahí escribir una canción. Desde ese abordaje, después de haber transitado esa experiencia de vivir con emoción cada una de esas obras de los grandes, de poder gozar un trabajo.

-Cambiando el rumbo de la conversación..., como primera y única Ministra de Cultura de este país y ahora a la distancia, ¿qué te queda de la experiencia en la gestión pública?

-Bueno, en primer lugar para mí fue un honor que la presidenta Cristina Fernández me pidiera que yo hiciera el primer Ministerio pensado solamente para la Cultura que había en la Argentina, porque antes había habido Ministerios de Educación y Cultura, en otro momento de Cultura y Deporte y después lo convirtieron en Secretaría, con rango de Ministerio pero Secretaría al fin. El hecho de que ella pensara crear ese Ministerio y que pensara que yo podía hacer el trabajo de transformación de Secretaría a Ministerio para mí fue un honor. Siento que todos los protagonistas de la Cultura soñaban con ese Ministerio porque jerarquizaba enormemente el área y la importancia que la Cultura tiene en un proyecto político. Le daba ese lugar central la creación del Ministerio. Además que ya con las políticas lo tuviera, pero era muy importante luego lo simbólico de convertirlo en Ministerio. Que yo pudiera hacer esa tarea para mí fue un alto honor y sentí que toda la comunidad cultural argentina se sintió realmente dignificada con esa decisión política. Pero además fue el corolario de una serie de políticas que ya existían desde el primer momento con el proyecto nacional y popular de Cristina y Néstor Kirchner que gobernó al país. Por eso, a la distancia y que ya pasó, y que otra vez fue descendido a Secretaría, yo tuve una pena enorme porque creo que realmente era muy importante que ese Ministerio siguiera existiendo para que el Estado verdaderamente con políticas públicas pudiera fomentar el desarrollo y el crecimiento del quehacer cultural de nuestro país, ¿no? Pero bueno, el cambio de signo político y la concepción completamente diferente sobre el rol del Estado del proyecto que actualmente nos gobierna, para esa mirada era lógico que pasara lo que pasó.

-El actual Secretario de Cultura, en recientes declaraciones, manifestó sentirse orgulloso de haber tenido la voluntad política de haber despedido a 1600 personas en el área de Cultura. Es diferente el abordaje de las políticas culturales por parte del Estado, ¿no?

-Claro, por supuesto. La tarea que le tocó a él fue achicar ese Estado. Y achicar el Estado en todos los sentidos. Si achicaba la política achicaba la cantidad de empleados, obviamente. Es muy claro por eso era lo que iba a pasar. De hecho creo que fue el primer lugar donde despidieron a tantas personas de una forma realmente agresiva y violenta. Recuerdo que la gente llegaba a su trabajo y se encontraba con listas donde si estaba o no estaba tu nombre dependía si seguías trabajando o estabas despedido. Una cosa espantosa. Recuerdo la imagen porque fue muy fuerte lo que pasó y la verdad que fue estremecedor ver la manera en que despedían a la gente. Bueno después esa fue la metodología que tuvieron en muchos otros lugares porque vinieron un poco a eso. Ese es el sentido del Estado que ellos creen, por eso trabajaron en función de eso. Bueno, perfecto, pero lo que yo siento es que ahora se abre una esperanza con la última votación en las Primarias en la Argentina, en tan contundente elección para el proyecto nacional y popular, siento que se abre una esperanza muy grande en el horizonte que va a producir otra vez un cambio que el pueblo entero está pidiendo.

-¿Cómo percibís el momento político, social y económico actual del país? Se viven momentos complicados para la población.

-Es un momento crítico. Creo que los dos últimos años fueron fue in crescendo esa sensación de crisis permanente en la que vivía el país por el estado de indefensión en el que está el pueblo, que perdía el trabajo día a día, esa enorme cantidad de desocupados, bueno, la cantidad de derechos que desaparecieron, las políticas públicas que también iban desapareciendo y dejando excluidos del sistema a tantísima gente y una situación económica que es desesperante. Lo cierto es que es un tiempo muy crítico, muy doloroso por el que estamos pasando ahora y que se intensificó esta última semana después de las PASO. Bueno, la verdad que una se siente con una enorme tristeza y gran preocupación, pero confío en que vamos a salir adelante en pocos meses. Por lo menos vamos a abrir otras puertas para hacer otro camino en pocos meses y ojalá que no me equivoque y sea realmente así por el bien de nuestro país.

17º ENCUENTRO DE MÚSICA POPULAR  GRILLA DE CONCIERTOS

MIÉRCOLES 21/8 | NAVE CULTURAL | 21.30 | Artistas: Teresa Parodi, Orquesta Popular Mendoza, Dúo Lemes Wendeler y Mariana Palomo. Entrada: una caja de leche. 

JUEVES 22/8 | AUDITORIO M. BELGRANO (Tomba 54, Godoy Cruz) | 21.30 | Artistas: María Mulata, Puncuyo Batucada, Alumnos de Interpretación III. Entrada: un libro en buen estado.

-Durante tu gestión se debatió a lo largo y ancho del país un proyecto de ley federal de las culturas. ¿Llegó a entrar en el Congreso?

-No, no tuvimos tiempo porque realmente mi gestión, no sé si recordarás, nada más fue de 1 año y 8 meses, entonces fue el último tramo del gobierno de Cristina. Y esa ley tenía que ser discutida en todo el país, cosa que sucedió en todas las regiones culturales de la Argentina. Fue extraordinario el trabajo que se hizo para la construcción del cuerpo de esa ley, pero bueno, no llegamos a tiempo. La verdad que es una ley que tiene que tener vigencia en algún momento y que ojalá se trate. Creo que hay una intención en Diputados de volver a ponerla a discusión, como Daniel Filmus y varios otros diputados que están volviendo a tomar esa ley como punto de partida para instalar el debate en el Congreso.

-El espíritu de ese proyecto de ley plantea que la cultura es un Derecho Humano.

-Exactamente. Es un derecho humano y es absolutamente imprescindible que el Estado tenga injerencia en la defensa y el cuidado de ese Derecho Humano. Ese fue un proyecto de ley muy federal realmente, inclusive nosotros nos habíamos puesto con el colectivo que trabajamos, que fuera Ley de Las Culturas, respetando toda la enorme riqueza y diversidad cultural que hay en nuestro país. Ojalá pueda ser realidad en los próximos años.

******************

El 17º Encuentro de Música Popular en Mendoza es organizado por la Facultad de Artes y Diseño de la UNCuyo y el Movimiento de Músicos Independientes de Mendoza. Se extenderá hasta el 23 de agosto con diversas actividades. Más información en fad.uncuyo.edu.ar


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario