Interna sindical

Nuevo round entre Macho y Blas en las elecciones de ATE con acusaciones cruzadas

Las elecciones de conducción de la Asociación de los Trabajadores del Estado (ATE) reinstalaron la pelea entre el actual secretario general del gremio, Roberto Macho, y la ex líder sindical, Raquel Blas, quienes en la previa de los comicios se han lanzado fuertes acusaciones cruzadas por fraude y candidaturas testimoniales.

El próximo miércoles 7 de agosto 15.000 afiliados al sindicato de estatales están habilitados para votar para elegir a las autoridades de la nueva Comisión Directiva Provincial y las comisiones administrativas en las 8 seccionales provinciales, además de la conducción nacional. La apertura de los comicios será a las 6 y cerrará a las 20.

En disputa habrá tres listas: la oficialista Lista Verde Anusate lleva a Roberto Macho como candidata a la reelección, la Lista Negra y Blanca postula a Raquel Blas y la Lista Verde y Blanca que impulsa a Paola Ovejero.

En 2015 Macho llegó a la conducción de ATE formando una alianza con Blas. El divorcio llegó al año siguiente, luego del episodio en el que el secretario general consumió productos en un Walmart de Las Heras y se negó a pagarlos en la caja, hecho que generó un cisma interno en el gremio que terminó con la expulsión de Blas.

Luego de varias denuncias penales cruzadas, los dos dirigentes sindicales protagonizan un nuevo round en esta disputa interna enfrentándose cara a cara por la conducción del gremio en estas elecciones.

En diálogo con Sitio Andino, Macho resaltó que está convencido que los afiliados respaldarán "un modelo sindical muy fortificado con una política totalmente dirigida a los trabajadores".

Destacó como logros de su gestión que en el 2018 los empleados estatales "tuvieron un aumento salarial superior al 52% en todos los sectores", además de conseguir un nuevo Convenio Colectivo de Trabajo para el Régimen 15 de Salud, nuevos regímenes salariales para la Administración Central y la implementación de la cláusula gatillo. Asimismo también resaltó las iniciativas en materia de formación, género y acción social impulsadas en estos tres años y medio.

Respecto de sus contrincantes aseguró que se trata de "dos listas testimoniales". "La lista verde y blanca es testimonial porque no pudo armar ninguna de las listas del interior. Y la lista negra blanca, que lleva en la cabeza Raquel Blas, también es testimonial porque se presentan a nivel provincial y solamente en San Rafael, es decir, no pudieron armar ni siquiera la cuarta parte de las seccionales", indicó.

Por su parte, Raquel Blas indicó a este medio que su candidatura se basa en la idea de "recuperar ATE y fundamentalmente recuperar el funcionamiento democrático del sindicato que se ha perdido y mucho". "En algún momento nos caracterizamos por no firmar nada que no fuera votado por los trabajadores, hasta plebiscitos hacíamos y hace tres años que eso no sucede más y se hacen las paritarias a escondidas", expresó.

En este sentido denunció que "tenemos claro que va a haber fraude" en las elecciones del 7 de agosto. "Hay urnas volantes y hay urnas en domicilios particulares, para que se den una idea de si va a haber fraude o no, al día de la fecha no hemos accedido a los padrones definitivos de las mesas. Es un padrón que se cierra el 31 de marzo y sin embargo se sigue modificando", disparó la ex secretaria general de ATE.

Manifestó que desde la lista que lidera llevarán adelante todas las impugnaciones y recursos administrativos necesarios para garantizar la transparencia de los comicios. De hecho, este viernes hubo una audiencia de conciliación entre las tres listas. Allí la actual conducción llevó documentación que no conformó a los representantes de la Negra y Blanca que informaron que recurrirán a la Nación por las supuestas irregularidades en el proceso electoral.

"Hay mucha indignación de los trabajadores. El sindicato se ha convertido en una especie de negocio familiar, está toda la familia de Roberto Macho y Adriana Iranzo (esposa del actual secretario y candidata a secretaria adjunta) trabajando en el gremio cobrando un sueldo. Incluso aumentaron la cuota sindical, en medio de los aumentos miserables", cuestionó Blas.

En respuesta a la acusación por un posible fraude, Macho expresó que "ella habla de fraude y todavía no se hace la elección y, en segundo lugar, es un fraude donde ellos no se presentan, son testimoniales. Si no pudiste armar las seccionales es igual que presentarse a presidente y no tener candidatos en todo el país".

"La lista Negra y Blanca de Blas está adelantando su derrota y ella sabe muy bien que no va a sacar prácticamente nada. Desde que ella fue echada del congreso por los trabajadores dos o tres años atrás allí cayó todo su prestigio", remarcó el actual líder sindical y agregó: "Trata de embarrar la cancha y ensuciar".

En este sentido, planteó que "es lamentable que su campaña se base en destruir no solamente a los dirigentes sindicales sino en destruir a la institución. Las urnas son exactamente las mismas con las que ella se presentó en los últimos dos periodos, las direcciones son prácticamente las mismas y la cantidad de urnas volantes que hay son menos de las que habían cuando ella se presentó". 

Te Puede Interesar