Sin acuerdo

Putin quiere restaurar por completo las relaciones con el Reino Unido

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, declaró hoy su intención de restaurar por completo las relaciones bilaterales con Reino Unido, seriamente deterioradas por el ataque al ex espía ruso Serguei Skripal en la localidad británica de Salisbury, y del que las autoridades británicas acusaron a los servicios de inteligencia rusos.

"Estoy convencido de que hay que recuperar la plenitud de las relaciones con el Reino Unido, tal y como me dijeron los representantes empresariales británicos con los que me reuní hace poco en Moscú", afirmó Putin, informó la agencia de noticias Europa Press.

Durante la cumbre del G20 en la ciudad japonesa de Osaka, Putin mantuvo ayer un "tenso pero necesario", a su modo de ver, encuentro con la primera ministra británica, Theresa May.

Las relaciones entre ambos países se encuentran bajo mínimos desde el incidente de Salisbury hace un año, un ataque con el agente químico Novichok contra el ex espía Serguei Skripal y su hija, Yulia, perpetrado supuestamente por dos hombres identificados por Reino Unido como Alexander Petrov y Ruslan Boshirov, que a su vez negaron toda responsabilidad.

En el suceso falleció una ciudadana británica, Dawn Sturgess.

El presidente ruso recordó que, por lo que a él le consta, "ninguna empresa británica se ha marchado del mercado ruso ni prevé marcharse" después del incidente.

"Por eso la tarea de los políticos consiste, como mínimo, en no impedir la recuperación de la normalidad, pero es mejor apoyar estas tendencias positivas", señaló, según reportó la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti.

May aseguró el viernes en persona a Putin que cuenta con "pruebas irrefutables" de que Moscú está detrás del ataque contra el ex espía.

"El uso de un agente nervioso en las calles de Salisbury formó parte de un patrón más amplio de comportamiento inaceptable y supuso un acto verdaderamente despreciable", aseguró una portavoz de la primera ministra al diario The Guardian.

May avisó a Putin que "esta clase de comportamiento no puede volver a repetirse" y que, en el marco de las deterioradas relaciones entre ambos países, "jamás se normalizarán los lazos bilaterales hasta que Rusia no ponga punto y final a esta actitud irresponsable y desestabilizadora que amenaza al Reino Unido y sus aliados".

Al referirse a su encuentro con la primera ministra Theresa May en la cumbre del G20, Putin dijo que este fue "necesario" y supuso "un pequeño paso en la dirección correcta" que "nunca se hace por nada", manifestó durante su rueda de prensa, reproducida por la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti.

Te Puede Interesar