Debate

Legislatura: polémica en puerta por una designación

Por Mariano Fiochetta

La polémica regresará a la Legislatura en las próximas sesiones luego de una postulación del gobernador Alfredo Cornejo para el cargo de Procurador de las Personas Privadas de la Libertad.

Este martes se realizó en el salón Rojas del anexo del Senado la audiencia pública en la que se presentaron 353 adhesiones y una postulación al pliego de Luis Romero, actual titular de la Dirección de Promoción de Liberado y militante de la UCR. Las críticas surgieron desde el seno de los organismos de Derechos Humanos, que consideraron que el trabajo de la comisión asesora (que eligió a tres aspirantes de nueve que pasaron un test) estaba viciado: hasta el Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel pidió que se seleccionara "a una persona que asegure su independencia e imparcialidad".

La Ley provincial 8284 fue promulgada en 2011 y creó la Comisión Provincial para la Prevención de la Tortura, que incluyó al cargo conocido cotidianamente como "defensor del preso". Allí se establecieron los mecanismos para decidir quién será designado en ese lugar. Actualmente, el puesto es ocupado por Fabricio Imparado.

Fabricio Imparado, actual Procurador.

La norma expresa lo siguiente:

Artículo 18. El Procurador de las Personas Privadas de Libertad en la Provincia de Mendoza será designado por el Poder Ejecutivo, con acuerdo de la H. Cámara de Senadores de la Provincia. Será elegido de una terna vinculante propuesta por una Comisión Asesora conformada por la Cátedra de Derechos Humanos de las universidades locales, mediante concurso público de antecedentes y oposición. La Comisión Asesora y los mecanismos de selección se regularán por la respectiva reglamentación.

En el decreto reglamentario, en tanto, se detalla que la Comisión Asesora estará conformada por "el o la titular de cada Cátedra de Derechos Humanos de las carreras de Abogacía de las Facultades de Derecho de las Universidades Locales, o quien éste o ésta designe en su lugar". Asimismo, se señala que este cuerpo "determinará un orden de mérito final de los postulantes presentados y elevará una terna al Poder Ejecutivo constituida por los/las tres candidatos/as que hayan obtenido el mayor puntaje para ocupar el cargo de Procurador/a de las Personas Privadas de Libertad".

Luis Romero, a la izquierda. Foto: Prensa Gobierno.

La Comisión Asesora eligió en primer lugar a Fabricio Imparado, en segundo a María Mercedes Duberti (integrante de la ONG Xumek) y tercero quedó el abogado ungido por Cornejo, Luis Romero.

Los dos principales cuestionamientos a Romero apuntaron a que actualmente es funcionario del Ejecutivo y que, además, no encabezó la orden de mérito. Sin embargo, cuando Imparado llegó al cargo las condiciones eran similares: era director del Organismo Técnico Criminológico y finalizó segundo en la terna.

"Entiendo que las críticas son infundadas y lamentables. Nadie puede negar la autoridad de la comisión", afirmó el subsecretario de Justicia y Derechos Humanos, Marcelo D'Agostino. Por su parte, el jefe de bloque de la UCR, Diego Costarelli, sostuvo que era "insólito" lo ocurrido en la Asamblea Legislativa y manifestó que "se ha visto a las claras el curro que tienen los Derechos Humanos ya que entre ellos mismos se cuestionan". 

Si bien se puede anticipar un escándalo parecido al ocurrido durante la elección del Defensor de las Personas con Discapacidad, la situación será distinta en esta ocasión. Es que la votación, esta vez, será por mayoría simple y solo con acuerdo del Senado, es decir que no se convoca a la Asamblea Legislativa. De esta manera, será más fácil para el oficialismo avanzar con la postulación, ya que con los votos propios y los de sus aliados será suficiente.

Te Puede Interesar