La víctima recibió dos tiros y sus familiares relataron el hecho
Cómo ocurrió el crimen en Guaymallén: "Vamos a matar a todos", advirtieron
Jueves, 11 de abril de 2019

Roberto Nelson Díaz (56) fue asesinado de dos disparos este miércoles por la noche cuando acababa de llegar a la casa de uno de sus hijos en Guaymallén. La víctima cumplió su jornada laboral en la feria de ese departamento en el momento que aparecieron dos individuos en una camioneta y dispararon al menos ocho veces contra los presentes. "Mi papá no llegó a meterse", dijo su hijo, que también estaba en la vereda cuando sucedió el crimen. 

El hijo de la víctima, que también se llama Roberto, este jueves todavía se mostraba sorprendido por lo ocurrido horas antes en su casa de calle Servet, casi Moreno del barrio Pedro Molina I. El muchacho, de 25 años, se encontraba se encontraba sentado en la vereda de su domicilio, junto con su pareja, Érica Montero. 

La víctima tenía 56 años y recibió dos tiros. Le decían "Anguila" por su aspecto físico. "Era muy flaquito", dijeron sus familiares. 

"Habíamos llegado de la feria y estábamos acá en la vereda cuando llegaron en una camioneta", explicó Díaz, quien también trabaja en la feria cooperativa de calle Sarmiento. 

"Se bajaron dos y empezaron a disparar como locos", precisó su pareja, quien en ese momento, pasadas las 21, también se encontraba con su hijo de cuatro años.  "Estábamos mi hijo y nosotros dos también", dijo, además de su suegro, a quien llamaban "Anguila" porque "era muy flaquito", describieron ambos. 

Los malvivientes se bajaron del rodado, que sería una VW Fox Aircross negra, y advirtieron: "Dijeron `Vamos a matar a todos` y empezaron a disparar. Eran dos y los dos tiraron", graficaron. "Me parece que venían drogados o alcoholizados", admitieron por el aspecto y actitudes que tenían.

Los testigos presenciales del crimen alcanzaron a entrar a la casa pero el hombre de 56 años no pudo. Recibió un impacto en el pecho y otro en el cuello, por lo que quedó herido de gravedad en la vereda. Los familiares lo llevaron al Hospital Central pero falleció. 

Èrica y Roberto, nuera e hijo de Roberto Díaz. Contaron còmo fue el ataque. "Estaba con mi hijo de cuatro años y nosotros dos", dijo la chica. 

Policía Científica trabajó en la escena minutos después de conocerse el homicidio y las tareas continuaron esa mañana. Levantaron ocho vainas servidas calibre 9 milímetros y quedaron secuestradas. Además, explicaron que los tiradores accionaron las armas cuando se bajaron del vehículo. 

Los familiares de la víctima apuntaron contra dos jóvenes prestamistas pero se desligaron de problemas que lo vincularan a ellos. La principal hipótesis del caso habla de una plata que supuestamente debía un hijo del "Anguila" y que por esa razón les dispararon. Se hablaba de una cifra cercana a 40.000 pesos pero, además, detallaron que la víctima fatal no tenía nada que ver con el hecho y la "bronca" no era contra él sino con un hijo.

"El problema no era con nosotros, no tenemos ningún problema con ellos", dijo Montero respecto a estos supuestos prestamistas. "Los conocemos del barrio pero nada más. 

El caso es investigado por el fiscal Gustavo Pirrello, de Homicidios, quien tomó las primeras medidas respecto a la pesquisa y a la toma de declaraciones a los testigos.  Por el hecho no hay detenidos y analizaban hacer algunas medidas para encontrar a los autores, que están identificados. 

"Era un hombre bueno, a mi me vendía bolsones de papa que traía de la feria", dijo una mujer que tiene un negocio en el barrio Pedro Molina. La víctima hacía el proceso de carga y descarga de mercadería en la feria, detallaron. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario