¿ADICCIÓN A LA TECNOLOGÍA?
Phubbing, ¿me estás escuchando o dando likes en Instagram?
Martes, 26 de febrero de 2019
Por: Fernando Lerner

El Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales de la Universidad Siglo 21 elaboró una encuesta nacional sobre el uso excesivo de las tecnologías de la comunicación y su impacto en la vida cotidiana; uno de sus principales resultados indica que casi el 60% de las personas chequea su celular durante una conversación o encuentro cara a cara; una conducta que se vincula directamente a nuestra relación con la tecnología. 

  Otros datos de la encuesta:
- El 27% sufre ansiedad si no tiene acceso a las TICs. 

-  1 de cada 4 encuestados siente un impulso interno que le obliga a utilizar estas tecnologías en cualquier lugar y momento.

 - Los hombres son más adictos.

 - El 31% considera que la utilización de estas tecnologías aumenta su productividad.

- Más de la mitad reconoce que en una instancia social, la otra persona chequea el celular mientras sucede el cara a cara.   

Esta acción se denomina ningufoneo o phubbing, neologismo acuñado originalmente en Australia por Alex Haigh, un estudiante que en 2013 abrió el sitio stopphubbing.com para conscientizar acerca de sus consecuencias, luego que una cita con su novia fue equivalente a dialogar con la pared. En 2016 el término fue incorporado al Diccionario Oxford

Chequear el celular mientras conversamos cara a cara, deshumaniza el encuentro, "quien está enfrente se siente en un segundo plano, destratado" explica Carlos Spontón, psicólogo y director del Observatorio responsable del mencionado estudio.

El phubbing es consecuencia de nuestra conducta con la tecnología, "nosotros estudiamos el impulso que está detrás de eso, la conducta compulsiva a chequear el celular; estamos a favor de un uso racional de las tecnologías", agrega Spontón.

La encuesta que elaboró el Observatorio tomó como muestra a trabajadores de entre 18 y 70 años, y muchos de ellos, reconocieron tener síntomas de Nomofobia, el miedo a separarse de su teléfono celular. Según explicó Carlos Spontón a SITIO ANDINO, el estudio muestra un diagnóstico de cómo el uso correcto y racional de la tecnología puede ser favorable y aumentar los niveles de productividad. 

El phubbing no escapa al ámbito laboral, "hemos tratado de medir el impacto positivo y negativo del uso del celular y si bien hay personas que expresaron que el celular les ayuda a organizarse en el trabajo, el 25% dice que interrumpe sus tareas laborales para chequear el celular, casi el 27% expresa que el uso del celular le hace perder tiempo valioso", agregó Spontón.

Pero, ¿podemos definir estas conductas como una adicción a la tecnología?

"La adicción es una conducta que tiene dos características, el exceso y la compulsión; si te despertás, lo primero que haces es chequear el celular y recién después empezás tu día, puede ser una conducta excesiva; es compulsiva si no encontrás el celular y te produce un estado de ansiedad o nomofobia", indicó Spontón en el programa "Todo por la Tarde" por Radio Andina 90.1 FM. 

Según Pedro Horvat, médico psiquiatra y psicoanalista, podemos hablar de "adicción a conductas" ya que se demostró que "producen en el cerebro las mismas sensaciones de placer y de descenso de la ansiedad que se produce con las drogas", y aclara, "hace falta una personalidad de base para hacer una utilización determinada de algo, podemos ser adictos a cualquier cosa, porque lo importante es qué sentido tiene eso para la vida y para el equilibrio emocional, y en base a eso, vamos cargando algo de un significado determinado".

Identificar nuestras conductas

La tecnología es parte de nuestra vida cotidiana, aporta beneficios y  es una poderosa herramienta que brinda acceso a información, una puerta abierta hacia el conocimiento; de eso no hay duda alguna; el problema no son los celulares, sino nuestra conducta en relación con ellos; ¿estamos generando impacto social?, ¿hasta qué punto nos hace más productivos?, ¿en qué momento dejamos de sentirlo como un momento ocio o entretenimiento?

Sería importante replantear nuestra relación y conducta con la tecnología, proponernos utilizarla de manera racional, explotar su potencial y, lo más importante, hacernos cargo.


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario