Tragos con historia
A festejar el Día del Pisco Sour
Viernes, 1 de febrero de 2019

 El calor agobiante se apoderó de Mendoza y gran parte de la Argentina, nada mejor entonces que aprovechar este 2 de febrero, Día del Pisco Sour, para reencontrarse con este trago fresco y sustancioso que pueden acompañar cualquier momento de un encuentro: como aperitivo, como cierre de una cena o hasta incluso acompañar una cena basada en platos frescos y de mariscos.

El Pisco Sour es uno de los cócteles es de los más populares a nivel mundial y se sabe que en Sabores de Argentina somos fanáticos del Pisco peruano.

Cualquier bar o restaurante que se jacte de ofrecer una carta internacional debe saber preparar a la perfección este trago y respetando los ingredientes originales. Sin embargo, en ningún sitio se disfruta del Pisco Sour, como en el propio Perú, donde nació y damos fé eso.

De acuerdo con diferentes historiadores, todo empezó en 1920 en el Morris Bar, un establecimiento que se encontraba en la calle Boza 847, una de las calles con más vida y comercios del Centro Histórico de Lima. Uno de los bartenders de este sitio, Mario Bruiget, aprendió a preparar el Pisco Sour y, cuando pasó a trabajar en el Hotel Maury, lo siguió elaborando hasta perfeccionarlo.

Con el paso del tiempo, el coctel comenzó a ganar fama en otros comercios. Especialmente lo ordenaban los jóvenes de la época aquellos días en que había alguna fiesta taurina en la ciudad. Por todo esto, no sorprende que el 22 de abril de 2004 se estableciera al primer sábado de febrero como el Día del Pisco Sour.

Para celebrar como se debe esta festividad, en Lima vale la pena hacer una parada en algunos bares que sirven los mejores Pisco Sour de la ciudad (o seamos sinceros en cualquier momento que se visite Lima) y que nunca decepcionan ni al viajero ni a peruanos. Por ejemplo, en el Centro Histórico está el Hotel Bolívar, ubicado sobre el Jirón de la Unión frente a la bellísima Plaza San Martín, y que en su época dorada acogió a celebridades internacionales, a los lectores que viajen y se lleguen al Bolívar antes de llegar a la terraza del bar separada con amplios vidrios de la Avenida Nicolas de Pierola, recomendamos pedir a los conserjes recorrer un poco el viejo edificio lleno de detalles maravillosos por cuyos pasillos transitaron Ernest Hemingway, Borges, Neruda, Richard Nixon, Charles de Gaulle, Ava Gardner, Orson Welles y tantos otros.

Una vez sentados en la terraza se llenarán los ojos de los viejos edificios y una visión algo sesgada del monumento central de la plaza único en el mundo donde nuestro General San Martín esta cabalgando vestido de civil.

Recomendamos que el Pisco Sour de tradicional Gran Hotel Bolívar, sea el de la media mañana o mediodía, para después aprovechar y terminar de recorrer el incomparable y Patrimonio de la Humanidad casco histórico de Lima.

Rn la noche la recorrida por el turístico barrio de Miraflores puede arrancar por Piscobar, que se especializa en cocteles a base de pisco. También en este barrio se halla el Bar Huaringas, en donde se preparan Pisco Sour con frutas exóticas.

Se puede seguir el viaje al coquetísimo barrio de San Isidro para conocer La Calesa, que destaca por ser uno de los sitios favoritos de los limeños para saborearlo. Pero es imperdible el Bar Inglés del Hotel Country Club, que alojo alguna vez la entrega de premios a los mejores 50 restaurantes de Latinoamérica de una arquitectura de ensueño y unos patios de una belleza difícil de igualar

Pero la recorrida en busca del pisco y el pisco sour no debe quedar en Lima, por pocos soles los buses los pueden llevar hacia el sur a la zona de Ica y Pisco, a orillas del océano Pacífico, a 230 kilómetros al sur de la capital del Perú.

Fue en Pisco provincia donde hace más de 450 años se sembraron las primeras vides, y aunque no se sabe con exactitud en qué momento se empezó a utilizar el nombre Pisco para el destilado, existen documentos que utilizan ese término para referirse a las primeras producciones a finales del siglo XVI. Cabe señalar que el Pisco tiene denominación de origen y solo se produce este destilado en los valles de Lima, Ica, Arequipa, Moquegua y Tacna.

El origen del vocablo ?Pisco' proviene del vocablo quechua "pisscu" que significa ?pájaro'. Desde tiempos prehispánicos, lo que es hoy el departamento de Ica fue un refugio para diversas especies de aves y un pueblo de alfareros. Se les conocía como los ?Piskos'. Ellos eran unos indígenas expertos en fabricar botijas de barro usadas para fermentar la chicha, un licor de maíz. Con el paso del tiempo estas vasijas -revestidas en su interior por cera de abejas- adoptaron el nombre de sus fabricantes.

En mitad del siglo XVI con las cepas de vid traídas por los españoles se comenzó a producir, además de vino, un aguardiente de uva que era almacenado en estas tinajas. Fue así que el nuevo destilado de uva tomó el nombre de su recipiente: Pisco.

En esa zona no solo disfrutarán del Pisco, los mariscos y cebiches adquieren una frescura mágica para maridar el Pisco Sour, pero también se encontrarán otra vez con la historia y no debe dejar de recorrer la Plaza de Armas de Pisco , en cuyo centro también hay un monumento ecuestre del San Martín, y observar las mayólicas que cuentan la historia de cómo allí el general San Martín mostró por primera vez la bandera de Perú.

Pocos kilómetros más al sur se puede recorrer el malecón de Paracas, otro lugar para disfrutar cebiches y chicharrones de pescado con pisco sour y pisar la arena de la playa donde el Libertador de América desembarco para liberar el Perú.

Toda la zona de Ica y Pisco es ideal para visitar a cientos de pequeñas y Grandes bodegas productoras de los mejores piscos del mundo si duda. Podrá observar desde procesos mas modernos, hasta antiguos alambiques que llevan décadas produciendo la magnifica bebida proveniente de los viñedos peruanos. En cada paseo descubrirá nuevas formas y variedades, y sobre todo disfrutara de los aromas característicos del pisco peruano que se diferencian notablemente de los de otros países y regiones.

Hay un secreto que no falla para discernir el pisco peruano de cualquier otro cuan se los destapen inundara el ambiente un aroma inconfundible a manzanas verdes y uvas frescas, cosa que se diferencia del aroma penetrante a alcohol que suelen tener los piscos de otras regiones.

Si todas estas historias tientan a nuestros lectores hay dos caminos viajar a Perú o correr a la tienda en busca de una botella de Pisco, peruano obviamente, y hechar mano a la receta que aquí les dejamos

La perfección de esta bebida se consigue gracias a la mezcla del ácido del limón, la clara de huevo, el dulce del jarabe de goma y el carácter del pisco.

  • 3 medidas de pisco.
  • 1 medida de jarabe de goma.
  • 1 medida de jugo de limón recién exprimido.
  • Clara de un huevo.

Mezclar los ingredientes en coctelera, si se desea se puede agregar un poco de hielo molido y terminar con un par de gotas sobre la espuma blanca y espesa que se forma en la superficie de Bitter Angostura.

Después a disfrutar y viajar con la mente a la ciudad mas bella y colonial de Latinoamérica.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Sabores de Argentina
 Maido una vez más el mejor restó de Latinoamerica
El evento más importante de la gastronomía latinoamericana llegó a Buenos Aires y Medios Andinos estuvo presente en exclusivo. Maido de Lima una vez más se quedo con el tope de la lista. Mendoza interesada en organizar el evento en próximas ocasiones.