Fútbol Copa Libertadores

Por este motivo los médicos Conmebol no revisaron a Pablo Pérez en el vestuario

Por Sección Andino Sports

La tarea de los médicos de la Conmebol durante el sábado escandaloso en el Monumental fue criticada por varios jugadores de Boca, entre ellos Pablo Pérez, quien se llevó la peor parte del ataque al micro por haber sufrido cortes en un brazo y un edema corneal en el ojo izquierdo, lo que le provocó la disminución de la visión en el ojo izquierdo del 60 por ciento.

Más allá de las versiones cruzadas y los trascendidos, vale aclarar algunas cuestiones sobre este tema. En primer lugar, es falso que los médicos de Conmebol no pudieron ingresar al vestuario del Xeneize. Lo hicieron en más de una oportunidad y no tuvieron ninguna limitación por parte de la delegación encabezada por Guillermo Barros Schelotto, según confirmó uno de ellos a TyC Sports.

En segundo lugar, este médico coincidió con Pablo Pérez y aseguró que ni el capitán de Boca ni Gonzalo Lamardo fueron "revisados". Esto se debe a que la tarea de los médicos de Conmebol (en este partido eran Osvaldo Pangrazio, Francisco Mateu, Jorge Pagura y José Veloso) empieza con el partido y cuando ya hay una lista oficial confirmada. Dos de ellos son "de campo" y los otros dos, "de control antidoping". La participación en el camarín luego del ataque al micro se limitó a autorizar el tratamiento con corticoides para otros dos futbolistas, algo que podría haber arrojado un positivo en el control antidoping posterior al encuentro.

Por último, respecto al informe de Conmebol que firmaron Pangrazio, Mateu, Pagura y Veloso el mismo sábado, en el que se afirmaba que "desde el punto de vista médico" no existía "una causal para la suspensión del encuentro", la explicación fue que su tarea "no es examinar a los deportistas salvo que sea necesario para el delegado o árbitro para retirarlo del estadio cuando el partido ya está empezado".

Te Puede Interesar