Salarios versus inflación

Todo lo que debes saber sobre el bono de $5.000 que rige desde hoy

Por Sección Economía

La asignación no remunerativa fijada por el Gobierno nacional para el sector privado entró hoy en vigencia con la publicación de un decreto de necesidad y urgencia firmado por el presidente Mauricio Macri y sus ministros en el Boletín oficial.

El decreto 1043/2018 estableció "a partir del 1° de noviembre de 2018, una asignación no remunerativa para todos los trabajadores en relación de dependencia del Sector Privado, que ascenderá" a 5 mil pesos.

El 50% se pagará con los salarios de noviembre, "pagaderos en el mes de diciembre de 2018" y la otra mitad con los salarios de enero, lo que llegará a los trabajadores en febrero.

Se indicó que "cuando la prestación de servicios fuere inferior a la jornada legal o convencional, los trabajadores percibirán la asignación en forma proporcional, de acuerdo a los mecanismos de liquidación previstos en el convenio colectivo aplicable o, supletoriamente" según las normas vigentes.

Las "actividades o sectores que se encuentren especialmente en crisis o declinación productiva" podrán "adecuar la implementación" de los "plazos y montos" del bono.

Además, se indicó que los sectores que acordaron un aumento adicional que compense el aumento de la inflación, según sus convenios colectivos de trabajo, podrán pagar el bono a cuenta de ese incremento "salvo que acuerden expresamente su no absorción".

Así, empresarios y gremios podrán establecer que las sumas del bono "se computen hasta dicho monto, a cuenta de las sumas que pacten en concepto de revisión salarial de la pauta correspondiente a la negociación colectiva del año 2018".

"Los empleadores que hubiesen otorgado unilateralmente otros incrementos sobre los ingresos de los trabajadores a partir del 1° de enero de 2018, podrán compensarlos hasta su concurrencia con la suma total de la asignación establecida" en el decreto, se indicó.

"En los supuestos que se instrumenten, según corresponda, la incorporación, compensación o absorción salarial de la asignación establecida en el artículo 1° del presente decreto, la misma adquirirá carácter remunerativo", agregó el decreto.

Quedaron excluidos de los alcances del bono "los trabajadores del sector público nacional, provincial y municipal, cualquiera sea su modalidad de vinculación y/o el régimen laboral aplicable".

También los "trabajadores del Régimen de Trabajo Agrario" y del "Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares".

Asimismo, el decreto estableció "hasta el 31 de marzo de 2019, un procedimiento por el cual los empleadores, antes de disponer despidos sin justa causa de trabajadores con contratos de trabajo por tiempo indeterminado, deberán comunicar la decisión al Ministerio de Producción y Trabajo con una anticipación no menor a DIEZ (10) días hábiles previo a hacerla efectiva".

A su vez, el Ministerio a cargo de Dante Sica, "de oficio o a petición de parte, podrá convocar al empleador y al trabajador junto con la asistencia gremial pertinente, a fin de celebrar durante el plazo fijado en el artículo 6° del presente, las audiencias que estime necesarias para considerar las condiciones en que se llevará a cabo la futura extinción laboral".

Quedó exceptuado del procedimiento el personal de la Industria de la Construcción. 

Principales puntos

Los principales puntos del bono de fin de año aprobado por el Gobierno son los siguientes:

- Los trabajadores agrarios fueron excluidos, ante la situación que atraviesan las economías regionales.

- El bono fue contemplado como "No Remunerativo", aliviando el costo no salarial.

- Los montos y plazos podrán ser adecuados por consenso entre entidades, cámaras empresariales y sindicatos, para actividades que se encuentren en crisis o declinación productiva.

- Será proporcional a la jornada laboral, esto es importante si se tiene en cuenta que muchos trabajadores cumplen tareas solo medio día.

- Podrá ser tomado el bono a cuenta de futura paritaria o aumento.

- Los despidos deberán ser notificados con 10 días de anticipación al Ministerio de Producción y Trabajo. 

Negociaciones

El presidente Mauricio Macri firmó ayer el decreto que se publicó hoy en el Boletín Oficial para pagar un bono de fin de año para los trabajadores de hasta $5.000 pesos en dos o más cuotas, mientras que se confirmó una suma similar para empleados del sector público.

El decreto del bono a privados, que se deberá abonar en dos pagos de 2.500 pesos con los sueldos de noviembre y enero próximos fue también rubricado por todos los ministros del Gabinete.

Finocchiaro dijo que durante la reunión de Gabinete que encabezó el Presidente en la Casa Rosada, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, explicó que el bono para privados "podrá ser utilizado" a cuenta de futuras negociaciones de paritarias en el sector privado.

La CGT, que frenó la posibilidad de convocar para fin de mes al quinto paro general en la era Macri tras negociar este bono con el Gobierno y los empresarios, rechazaba de plano esta chance de que los 5.000 pesos del beneficio puedan ser utilizados como adelanto de los aumentos que se acordarán en paritarias.

El bono fue eje de cruces de declaraciones y de idas y vueltas entre las tres partes implicadas, más aún luego de que algunas cámaras empresariales, como la UIA y la CAME, dejaran trascender que varias empresas no estarán en condiciones de pagar el bono pese a la obligatoriedad del mismo.

El decreto que firmó Macri es el del borrador que había circulado en los últimos días y que además ordena a las empresas avisar al Gobierno diez días antes de despedir empleados y activar una instancia de mediación entre las tres partes para analizar si es posible frenar esas cesantías.

"Establécese hasta el 31 de marzo de 2019 un procedimiento por el cual los empleadores, antes de disponer despidos sin justa causa, deberán comunicar la decisión al Ministerio de Producción y Trabajo con una anticipación no menor a diez días hábiles de hacerla efectiva", dice el decreto.

En lo que refiere al bono, se deja abierta la posibilidad de negociar empresa por empresa otro mecanismo, como por ejemplo abonar en más cuotas, aunque en acuerdo con el sindicato del sector.

"Las partes signatarias de los convenios colectivos de trabajo, representantes de los trabajadores y empleadores, podrán adecuar la implementación de lo dispuesto en el presente decreto en materia de plazos y montos para aquellas actividades o sectores que se encuentren especialmente en crisis o en declinación productiva", se indica al respecto en el decreto.

A su vez, explicita que aquellos acuerdos salariales que ya fueron cerrados a lo largo del año y hayan pactado una revisión "podrán compensar el aumento" con la suma total del plus salarial, salvo que las empresas y los gremios acuerden "expresamente" su no absorción.

Además, dispone que las empresas que ya otorgaron "unilateralmente" otros incrementos sobre las subas salariales "podrán compensarlos" con la suma total del bono. Fuente: NA

Te Puede Interesar