Automovilismo

Marcos Aguas se coronó bicampeón del Zonal 2000 Pampeano

Había logrado coronarse en 2017 y el desafío para esta temporada era muy importante en todos los aspectos, sobre todo en lo deportivo por lo que significaba intentar retener el título y en lo económico por el esfuerzo que conlleva poder sostenerse en esta categoría. Y una vez más, Marcos Aguas lo hizo. 

El piloto de General Alvear se quedó con el campeonato en el Zonal 2000 Pampeano, después de ganar la final de la 8° fecha este domingo en Toay. En una jornada marcada por la lluvia, Aguas pudo sortear todos los obstáculos y, después de haber sido 3° en su serie clasificatoria, se quedó con la competencia decisiva llegando por delante de Tomás Asunción y Mauro Costan. 

De la mano de Puga Competición, el alvearense contó con un gran auto y supo hacer un importante colchón de puntos en el inicio (fue 3° en la 1° fecha y luego ganó cuatro carreras consecutivas), para luego administrar la ventaja en su camino a la coronación. 

"Hemos podido redondear un gran año con el auto que nos prepara Puga, que es muy exigente y competitivo. Esta carrera se nos había presentado difícil, pero pudimos acomodarnos y quedarnos con el triunfo. 

La divisional es muy dura y a nosotros nos sienta muy bien, nos gusta mucho" declaró Aguas en el programa Tridente Ofensivo de LV 23, ya en tierras alvearenses. Con su papá Richard a la cabeza, el grupo que acompaña al piloto está en todos los detalles: generan recursos con cenas, actividades y acercando sponsors. 

Claro está, es una suerte de clan fierrero. "Con mi familia hemos postergado muchas cosas por estar en todas las carreras. Dejamos de ir a ver otros eventos, postergamos viajes y un montón de cosas haciendo un esfuerzo enorme. Pero lo hacemos con gusto y acá están los resultados" sintetizó Aguas.

Te Puede Interesar