Fútbol Copa Libertadores

El Mellizo y el Muñeco recuperan lesionados de cara la primera final

Por Sección Andino Sports

Los entrenadores de River Plate, Marcelo Gallardo, y de Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, dedicaron ayer el entrenamiento de sus equipos a recuperar a los futbolistas lesionados a tres días del primer partido final de la Copa Libertadores que los enfrentará en un "superclásico" histórico.

El mediocampista Gonzalo "Pity" Martínez superó una gripe que le había impedido participar el martes del entrenamiento y parece estar listo para ser uno de los titulares que saldrá el sábado a la Bombonera.

Martínez, uno de los jugadores más queridos por los aficionados, lleva tres goles y dos asistencias en los últimos siete tantos oficiales que River le anotó a Boca, una estadística que marca la importancia que tiene el número 10 "millonario".

Además, fue el autor del gol de penal que le dio a River la clasificación a la final al imponerse 2-1 a Gremio de Brasil.

Quien todavía no alcanza a recuperarse para jugar el sábado es el capitán de River, Leonardo Ponzio, que padece una lesión muscular y recién estaría en condiciones de jugar el segundo partido de la final, programado para el 24 de noviembre en el Monumental.

Gallardo, que no estará en el estadio de Boca después de recibir una sanción de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), probó hasta el momento con Bruno Zuculini y Enzo Pérez para repartirse el centro del campo ante Boca, mientras que Martínez se movería por la izquierda y el juvenil Exequiel Palacios, en la derecha.

Por su parte, Barros Schelotto decidió hoy resguardar al capitán boquense, Pablo Pérez, que todavía no se recupera de una lesión en el pie derecho sufrida en el último partido ante Palmeiras de Brasil en las semifinales de la Libertadores.

El entrenador ofreció hoy una rueda de prensa en la que dijo que definirá al equipo titular pocas horas antes del primer capítulo de la definición.

"Las finales son trabadas, nunca son abiertas. Es muy difícil encontrar una final de palo y palo (ida y vuelta). Será muy estudiada, discutida desde lo futbolístico y muy pareja", aseguró Barros Schelotto.

El entrenador probó este miércoles durante un tramo del entrenamiento con un equipo en el que jugaron juntos sus dos centrodelanteros: Darío Benedetto y Ramón Ábila.

La histórica final de la Copa Libertadores entre los dos equipos más grandes de Argentina motivó hoy que la Conmebol pidiera a las asociaciones que la integran que no convoquen a sus selecciones nacionales a jugadores de River y Boca para disputar los partidos internacionales programados por la FIFA en los próximos días.

"Solicitamos (...) a efecto de desarrollar la final en igualdad de condiciones para todos los equipos que las Asociaciones Miembro consideren no convocar a jugadores" de River y Boca, indicó la Conmebol en una carta que difundió la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

Las directivas de ambos equipos habían expresado su preocupación acerca de la posibilidad de que sus jugadores pudieran ser nominados para integrar las selecciones nacionales, especialmente las de Argentina y Uruguay.

El conjunto albiceleste jugará como local dos partidos amistosos el 16 y el 20 de noviembre ante México, mientras que la "Celeste" visitará en los mismos días a Brasil y Francia.

Fuente: DPA

Te Puede Interesar