Actos Vendimiales

Arancibia pidió "esfuerzo y superar el egoísmo" al bendecir los frutos de la cosecha

Por Sección Sociedad

El Arzobispo José María Arancibia fue el encargado de bendecir los frutos de la nueva cosecha mendocina. El obispo leyó la liturgia y dio un sentido sermón sobre la cosecha y los esfuerzos del hombre en esta tarea.

“La gente que conoce de viñedos sabe bien para qué se poda. Me pregunto, ¿se puede logar una sola producción sin esfuerzo y sin perseverancia, sin abnegación? ¿Se puede formar un pueblo solidario superando el egoísmo? La virgen de la Carrodilla nos acompaña como siempre y en ella debemos apoyarnos”, manifestó.

Luego, Arancibia dijo la plegaria: “Te pedimos por aquellos que han sufrido inclemencias e infortunio, te pedimos que bendigas estos frutos de la tierra, y el trabajo del hombre, que bendigas  a nuestros niños y ancianos”.

Acto seguido bendijo con agua bendita los frutos colocados en el escenario, y tras rezar el padre nuestro, se le pidió a la Virgen de la Carrodilla por el pueblo mendocino.


La bendición final dio por cerrada la liturgia de la Bendición de los Frutos y finalmente se despidió con los pañuelos en alto a la Virgen de la Carrodilla.

Te Puede Interesar