sábado 2 jul 2022
SIN SOLUCIÓN

México: Los servicios forenses están al límite

Casi 40.000 personas han muerto en el conflicto del narcotráfico desde fines de 2006 y en los últimos meses, a duras penas se puede albergar a los cientos de cadáveres que son encontrados en fosas clandestinas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Internacionales 27 de julio de 2011 - 08:33

Algunas de las morgues en las zonas más afectadas por la violencia del narcotráfico -especialmente en el norte, cerca de la frontera con Estados Unidos- han visto sus instalaciones saturadas por los cadáveres encontrados en esas fosas comunes que son atribuidas a los carteles de la droga.

La situación también ha llevado a que decenas de cuerpos sin identificar están albergados en las morgues del país, a la espera de que los parientes de las víctimas se presenten para reclamar los cuerpos mientras los médicos forenses procesen los cadáveres.

En México, un país de más de 100 millones de habitantes, sólo unos 2.000 médicos calificados pueden llevar a cabo un trabajo forense completo, una figura baja que parece haber llevado a la Universidad Autónoma de México (UNAM) a crear un diploma multidisciplinario que empezará a impartirse en 2012.

El desafío será atraer estudiantes, ya que la profesión es conocida por pagar salarios bajos, demandar horas de trabajo duro y - en el contexto de la "guerra al narco" - obliga a enfrentar a un creciente número de víctimas de violencia.

La saturación de las instalaciones forenses fue sentida de primera mano por las autoridades del estado de Durango en los últimos meses, ya que en esa zona se encontraron ocho fosas que contenían de más de 250 cuerpos.

"Solo tenemos instalaciones para 20 personas; nuestra capacidad fue avasallada por mucho", asegura José Gutirrez Silva, encargado del servicio médico forense de la ciudad de Durango.

"Contratamos dos termokines (camiones refrigerados) para los cuerpos, y eso nos alivió en mucho nuestra necesidad", agrega.

Funcionarios locales han prometido que abrirán nuevas y modernas instalaciones en el estado, buenas noticias para el servicio forense, pero al mismo tiempo una triste admisión de que pocos en México creen que el número de personas que mueren en el conflicto por el narcotráfico se reducirá en un futuro cercano.

Fuente: BBC Mundo

Te Puede Interesar