en Mendoza

La bici como opción de transporte: la elegida entre los sub 30

En los recorridos habituales que hacen los mendocinos en el Gran Mendoza, desde hace tiempo que las bicicletas tienen un lugar importante. Mientras que en los lugares alejados de las ciudades ya es una conducta habitual, dado que la conectividad con el transporte público no es tan frecuente y el parque automotor no es demasiado grande, además que los riesgos de accidentes son menores.

Desde que en 2015 la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza lanzó el programa "En la bici" y dispuso de una cantidad considerable de estos vehículos para uso gratuito, en forma de préstamo por una hora -con posibilidad de renovación-, lo que marcó tendencia y hoy ya es un transporte que se suma a los habituales.

Foto: Cristian Lozano

"La Encuesta Origen/Destino que hizo la Dirección de Transporte en 2010 da un reparto modal del 2% en el uso de la bicicleta. No hay una nueva encuesta para el reparto modal ahora, pero sí puedo decir que el crecimiento en el programa En la Bici, que empezó en diciembre del 2015 a hoy, tenemos más de 35 mil usuarios de bicicletas, con 750 préstamos diarios que hacen una opción válida para moverse en la ciudad", explicó Javier Passera, director de Tránsito de la Municipalidad de Capital en diálogo con este medio.

El programa En mi Bici integra a las comunas de Godoy Cruz y de Ciudad, con 18 puestos capitalinos y 3 godoycruceños. Los préstamos son por una hora, con posibilidad de renovación y gratuitos. Cerca de 300 bicicletas están distribuidas por las terminales

Foto: Cristian Lozano

La experiencia de usuarios

La infraestructura de ciclovías es fundamental para fomentar el uso de alternativas ecológicas para llegar a destino.

Memi Bazán (28) realiza diariamente casi todos sus traslados sobre dos ruedas y cerca de su domicilio encuentra tramos habilitados para ese fin. "Me queda muy cerca la bajada por calle Paraná en Godoy Cruz que es la que principalmente uso, incluso para irme al centro me voy la ciclovía. El auto está imposible por lo que cuesta la nafta y andar en bici me gusta", comentó.

Por su parte, Victoria Favier (25), comunicadora social, es usuaria hace 10 años y desde su domicilio cerca de la Terminal de Ómnibus se traslada, principalmente por las arterias capitalinas, aunque en algunos trayectos se le hace dificultoso: "Es mi principal transporte, pero debo decir que las ciclovías de Ciudad no sirven mucho, la que va por calle Belgrano es super pequeña. Tenés de un lado el Metrotranvía y del otro autos, tiene pozos, a veces la transito, pero no me da seguridad. La que está buena es la que baja por Juan B. Justo, pero los automovilistas no la respetan porque sólo está pintada, incluso pasan por ahí". Destacó en cambio las sendas godoycruceñas, aunque "hay muchos peatones y a veces se hace complicado, pero son más grandes". Vale aclarar que la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza retiró la ciclovía por esta calle y la redireccionó por calle Avellaneda entre Belgrano y Boulogne Sur Mer.

Foto: Cristian Lozano

La franja sub 30, la más demandante en Godoy Cruz

Andrés Fuenzalida, subdirector de Turismo de Godoy Cruz, comentó a este medio que el crecimiento en la comuna en el parque ciclístico va en aumento, no sólo en lo que refiere a los préstamos a través del programa sino que además, adolescentes y adultos son los usuarios más fieles.

"La evolución es notoria en las tres estaciones que tenemos, que son en el parque Raúl Alfonsín, parque Benegas y el espacio verde Luis Menotti Pescarmona, aunque la mayor demanda la estamos teniendo en el parque Alfonsín. El programa mayormente es utilizado por personas entre 18 y 30 años, sobre todo vemos que muchos alquilan bicis para ir a la Universidad Nacional de Cuyo, que cuenta con un puesto en el ingreso a la rotonda", precisó el funcionario.

En esta comuna es habitual el uso recreativo de bicicletas, con una demanda menor a la que registra la capital provincial. "Diariamente estamos prestando entre 20 y 30 bicicletas por cada estación, a veces más. Lo que si va en aumento es el uso de la bici como un modo alternativo de transporte. Sin ir más lejos, lo que estamos viendo es su uso en lugares céntricos porque es más rápido el acceso", afirmó Fuenzalida.

La nueva Ley de Seguridad Vial: uso obligatorio del casco

No cabe duda que las medidas de seguridad nunca están de más. Sin embargo, hay detractores como la Asociación de Ciclistas Urbanos, que a través del programa Pro Bici incentiva a la bicicleta como medio de transporte sustentable y había criticado la Ley de Seguridad Vial por las exigencias a ciclistas, advirtiendo el desaliento que provocaría en el hábito, encuentra adeptos.

Hay quienes cuestionan las bondades del casco ante un accidente y sostienen que estas exigencias son en realidad, trabas: "No se hasta qué punto el casco te resuelve, yo me accidenté y me caí de boca y me lastime. Es un gasto que puede desalentar porque salís muy cargada como para además, ver en qué bolso guardás el casco, es más una complicación que un beneficio", sostuvo Favier. 

"Daba clases en un gimnasio de Carrodilla y dejé de irme en la bici porque me pararon dos veces para decirme que no tenía el casco, cuando fui a averiguar me salía $1500, un tanque de nafta", indicó Bazán. 

 

Te Puede Interesar