Protección del Patrimonio

Vale trasladó restos fósiles hallados en la zona del yacimiento Potasio Río Colorado

El material arqueológico se llevó hasta el Museo de Historia Natural de San Rafael. Las piezas están conformadas por líticos y elementos óseos.

Vale, empresa que lleva adelante el proyecto Potasio Río Colorado en Malargüe, trasladó el lunes pasado al Museo de Ciencias Naturales de San Rafael, Unidad Asociada a CONICET-CCT Mendoza, numerosas piezas arqueológicas que fueron encontradas en la zona del yacimiento del Sur mendocino.

Las piezas encontradas, conformadas por materiales líticos (herramientas de piedras) y elementos óseos,  se hallaron en los sitios arqueológicos La Carmonina, Agua de Pérez, Salto Manantial y Médanos R6,  que fueron descubiertos en el marco de los estudios ambientales previos  a la Declaración de Impacto Ambiental que autorizó el proyecto Potasio Rio Colorado.

En cumplimiento de la ley nacional N°25.743 y de la ley provincial de Patrimonio Cultural N°6034 -y su decreto reglamentario N°1882/09-, ambas relacionadas con la Protección del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico, la empresa viene desarrollando un completo plan de protección del patrimonio cultural del área del proyecto en conjunto con la Dirección de Patrimonio Cultural de Mendoza.

Con el traslado de este material arqueológico al Museo de Historia Natural de San Rafael se comenzarán los trabajos de limpieza y de fechado mediante la metodología de medición de Carbono 14; además de la aplicación de otros estudios y técnicas. Posteriormente, con el análisis de resultados y el estudio  de la bibliografía de la zona y otras publicaciones científicas, se confeccionará un informe para presentar a las autoridades.

Las excavaciones arqueológicas están siendo desarrolladas por arqueólogos  profesionales del CONICET, con sede en San Rafael y Malargüe (Mendoza) y pertenecen a la Universidad Nacional del Centro (Olavarría), Universidad Nacional de Cuyo y  Universidad de Buenos Aires. La mayoría de ellos trabajan en el Museo de Historia Natural de San Rafael y son arqueólogos que han sido aprobados por la Dirección de Patrimonio Cultural de Mendoza para realizar estos trabajos.

Las tareas relacionadas con el impacto patrimonial en el área del proyecto se desarrollan bajo la supervisión de la consultora Knight Piésold Argentina Consutores SA. Las primeras conclusiones sobre el material hallado, se confirmarán en el transcurso de este año.

Vale trabaja desde hace años junto con  la Dirección Patrimonio Cultural de Mendoza cumpliendo con los procedimientos, normativas y leyes vigentes. Es compromiso constante de la empresa la protección del patrimonio cultural mediante la implementación de los mecanismos que garanticen en todo momento la preservación de este recurso.

Algunos de los sitios rescatados

Carmonina 1: Se localiza en una de las escasas vertientes de la desértica Payunia y presenta evidencias de distintas ocupaciones humanas de al menos 1.500 años de antigüedad. Los recientes trabajos permitieron identificar los restos de una erupción volcánica que separaría distintos momentos de nuestra la prehistoria de la región. Piedras talladas, principalmente sílices, pero también basaltos y obsidianas, fueron aquí usados para fabricar herramientas. También se pudo constatar la explotación de guanacos y huevos de ñandúes. Actualmente la empresa y la Dirección Patrimonial de Mendoza consensuan las acciones para proteger este sitio y  garantizar la preservación de recursos.

Agua de Pérez: localidad en el reborde Norte del área de Potasio Río Colorado. Una serie de vertientes al pie del Payún transforman el área en pequeños oasis en la que se descubrieron numerosos sitios arqueológicos. El trabajo de arqueólogos y geólogos se centra en la excavación de conjuntos de huesos de animales, los cuales permitirán conocer la dieta, subsistencia y el entorno de quienes poblaron el lugar unos 1000 años atrás. Durante las tareas de campo también se pudo detectar una cantera de sílice, lugar donde las poblaciones obtenían su roca para la talla. En las excavaciones se encontraron puntas de proyectil, cuentas de collar y una inusual alta densidad de huesos de animales entre los que se registran guanaco, puma, chinchilla y ñandú. Un relevamiento geológico de los sedimentos está permitiendo describir el contexto ambiental en el que estas poblaciones habitaron el área.

 

Te Puede Interesar