Tragedia ferroviaria

Para la empresa TBA el servicio es "aceptable" y apunta a "una falla humana"

Lo aseguró Roque Cirigliano, el director de material rodante de la compañía, en medio del revuelo que provocó su presencia en la estación de trenes de Once.

Por Sección Sociedad

El director de la sección de Material Rodante de la empresa TBA, Roque Cirigliano, aseguró esta mañana que el servicio de la línea Sarmiento es "aceptable" y que incluso "hay más inversiones que en otras compañías" ferroviarias en un breve contacto con los periodistas sobre el trágico hecho en el que un tren chocó con el paragolpes de contención y causó la muerte de 50 personas.

El directivo de la empresa, primo de Claudio y Mario Cirigliano los dueños de la concesionaria de la línea de trenes donde ayer se registró la tragedia en la Estación de Once, fue el primero en hacer declaraciones por parte de la compañía. "Vamos a hacer un peritaje a la unidad y luego el juez determinará", añadió sobre las investigaciones que determinen los motivos de la tragedia.

"Es probable que haya sido una falla humana", indicó Roque Cirigliano, director de área de Material Rodante de TBA, poco después de llegar a la terminal donde ayer se produjo el choque, por el que aún quedan 200 heridos graves.

"La formación tenía la revisión hecha y el alistamiento correspondiente. Estuvo en proceso de mantenimiento y todo funcionaba normalmente", señaló, al tiempo que precisó que "la responsabilidad de la empresa es determinar cuál fue la falla".

Roque Cirigliano hizo breves afirmaciones ante los periodistas, pero luego se ofuscó por las preguntas y la desorganización de la improvisada conferencia y se retiró mientras pasajeros le gritaban todo tipo de insultos.

Por otra parte, la Justicia dispuso la toma de muestras de sangre al conductor del tren del Ferrocarril Sarmiento que protagonizó ayer la tragedia para determinar si hay rastros de alcohol o drogas.

La medida se cumplió en la víspera, poco después de que el motorman, un joven de 28 años, fuera hospitalizado a raíz de las heridas que sufrió por el impacto.

Fuentes judiciales explicaron que la medida “es de rutina” y que su realización no implica la presunción sobre un supuesto estado de ebriedad del conductor de la formación.

Las pericias técnicas sobre lo ocurrido en el andén contra el que se estrelló el tren aún no comenzaron, pues el juez Claudio Bonadío dispuso la formación de una junta de peritos oficiales constituida por dos expertos de la Universidad de BuenosAires y uno de la Corte Suprema.

A ellos podrían sumarse “peritos de parte” y a tal efecto ya fueron notificadas la empresa TBA –que explota el ramal Sarmiento-, la Secretaría de Transporte y la Comisión Nacional de Regulación del Transporte.

Los sindicatos que agrupan a trabajadores ferroviarios ya anunciaron que pedirán participar con peritos propios de las experticias para determinar qué fue lo que ocurrió.

Fuente: Info News

Te Puede Interesar