el ex del FMI

Indagan a Strauss Kahn por la acusación de proxenetismo

El francés deberá presentarse ante la Justicia de su país mañana por un nuevo caso de prostitución que salpica a funcionarios, políticos y empresarios.

Por Sección Internacionales

Dominique Strauss Kahn deberá explicar su participación en lo que él mismo denominó "fiestas libertinas", unas orgías que se desarrollaban con asiduidad en el Hotel Carlton de Lille, en el norte de Francia. Según confirmó el diario La Voix du Nord,después de su declaración puede terminar imputado en la causa.

En el peor de los casos, DSK podría ser acusado por abuso de bienes sociales y proxenetismo. "Está dispuesto a explicarse, no ante un incierto tribunal de opinión, pero sí delante de quienes llevan la investigación judicial, y pide de nuevo que se lo escuche lo más rápidamente posible", señalaban sus abogados en noviembre cuando se destapó el nuevo escándalo.

Para evitar lo que catalogó como "linchamiento mediático", reconoció haber participado en estas fiestas organizadas por su amigo Fabrice Paszlowski, responsable de una empresa de material médico, y por David Roquet, el antiguo director de una filial del grupo de la constructora Eiffage. Sin embargo, aseguró que nunca supo que las mujeres que también participaban de esas orgías eran prostitutas.  

DSK lleva varios meses en las portadas de los periódicos por sus aventuras sexuales. El 15 de mayo de 2011, el entonces director del Fondo Monetario Internacional fue detenido en Nueva York por intento de violación. Una de las empleadas del Hotel Sofitel aseguró haber sido sometida sexualmente. Los cargos en su contra fueron retirados unos meses después de que el caso saliera a la luz, al desmoronarse la credibilidad de su acusadora. Pero el escándalo le costó su puesto en el FMI y la carrera hacia la Presidencia de Francia por el Partido Socialista, en momentos en que todas las encuestas lo colocaban como el favorito para ganar las elecciones generales de mayo de 2012.

Te Puede Interesar