Carne: baja en el consumo y posible suba en los precios
Jueves, 17 de mayo de 2018
Por: Fernanda Verdeslago - @fer_verdeslago

El mercado de la carne vacuna es uno de los que sintió el impacto de la disminución en el consumo y registró bajas en el primer cuatrimestre de este año, según precisa el informe mensual de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y derivados de la República Argentina (CICCRA).

El consumo per cápita de carne vacuna se ubicó en 57,8 kg/año en abril de 2018, considerando el promedio móvil de los últimos 12 meses. En términos interanuales este guarismo verificó una suba de 3,3%. Sin embargo, cuando se toma el promedio del primer cuatrimestre del año, el consumo per cápita fue de 54,6 kg/hab/año y resultó 1,3% menor al de un año atrás, aunque superior a los 53,4 kg/hab/año registrados en el 2016.

Miguel Schiariti, titular de la cámara, dijo días atrás a este medio que "se firmaron algunos convenios laborales y la gente paga tarifas a valor nuevo con sueldos viejos y hace que se retraiga el consumo. Hasta marzo, el consumo interno había crecido a los 58 kilos y moneda, pero en abril se registró una caída fuerte", reflejado en el informe.

"La gente compra menos, se cuida más en las compras, lo necesario. En abril tuvimos una baja de más del 10% y este mes viene muy flojo. Se siente la baja en las ventas mayoristas y minoristas, es un mes medio complicado", explicó José Micheli, de El Shopping de la Carne, en diálogo con este medio.

El asado por el Día del Trabajador es uno de los días en el año en donde las carnicerías tienen muy buenas ventas y este año, pese a la baja, la tendencia se mantuvo: "se vendió bien, toda la gente, sea como sea, se compra un asado aunque no es un parámetro para comparar las ventas del mes", indicó el referente del sector.

Micheli hizo referencia a las condiciones meteorológicas como uno de los factores que también influyen en la merma de las ventas: "en general, los mendocinos cuando llueve o hay mal tiempo no salen. Este mes pasa un poco eso, en estos días tan feos, muy nublados, se retrae la venta. Un vierno o un sábado te toca así y la venta baja seguro porque seguro el domingo está feo y compran menos para el asado. Cuando sale el sol es increíble, vienen todos a comprar", cerró el empresario.

En lo que respecta a precios, se espera que luego de la subida del dólar se trasladen a las góndolas, aunque aun, no se habían modificado al ritmo de la divisa norteamericana. 

Esta nota habla de:
Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario