Subió el dólar, ¿también la carne?
Martes, 8 de mayo de 2018
Por: Fernanda Verdeslago - @fer_verdeslago

La semana álgida del valor del dólar y sus posibles coletazos en otros rubros encendió el alerta sobre el aumento de precios, entre ellos el de la carne.

Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA), explicó el diálogo con Sitio Andino que la variación de la moneda norteamericana "no presiona las exportaciones porque el 92% de la producción de carnes se comercializa en el país, mientras que lo que se exporta no se vende en el mercado interno como vagas de refugo que es la que no vuelve a reproducir y novillos pesados".

Sin embargo, analizó los distintos eslabones en la cadena de producción y allí es donde puede incidir como es en la cadena de distribución por insumos como son los combustibles, que vienen avisando de un incremento.

"Puede haber sí, un aumento de costos producto de lo que afecta el incremento del dólar en algunos insumos como combustibles, en el costo del maíz porque se eleva el costo de producción", indicó, aunque advirtió que quien termina poniendo el precio "es la demanda interna y este mes de mayo parece estar bastante planchada".

Uno de los factores en la caída de la demanda es el poder adquisitivo que le hace frente a cuadros tarifarios nuevos con sueldos que no acompañaron varios de los aumentos que se registraron. "Todo este susto que se pega la gente que no le alcanza la plata, hace que empieza a recortar por donde puede".

Animal en pie no, pero faenado puede ser

La composición del precio de la carne tiene algunos puntos dolarizados como son alimentos para ganado vacuno, entre los que está el maíz. "Puede incidir en aquel que compre maíz afuera o que produzca el propio porque con un dólar más alto pagará los mismos insumos más altos, semillas, fertilizantes y herbicidas", explicó Schiariti aunque resaltó que "da toda la sensación de que no va a tener ningún efecto en el precio del animal en pie".

En ese sentido, el titular de CICCRA sostuvo que el ganado en pie, luego del aumento del dólar "lo único que hizo fue empezar a recuperar el valor que tenía el novillo en diciembre del año pasado. Este año empezó a caer y la sequía hizo que hubiera una avalancha de oferta que generó caída de precios, de diciembre a abril de un 8%. La semana pasada subió $3 o $3,5 de acuerdo a la categoría y ni siquiera alcanzó a compensar la pérdida del animal en pie en diciembre".

De una forma más directa, esta crecida incidirá en la industria, donde los combustibles forman parte de la distribución y además "es uno de los costos más importantes que tiene la industria", resaltó.

Pero por otra parte, los cuadros tarifarios también serán motivo de modificación en los precios en donde "un frigorífico mediano que pagaba $400 mil de luz, hoy está pagando cerca de un millón y monedas, es semejante en el rubro calderas con el gas. Los aumentos han sido muy significativos", sostuvo.

"De todas maneras si tomás al 30 de abril, en los últimos dos meses, el valor de la carne aumentó al público alrededor del 16.8% contra una inflación anual del 23 o 24%, aumentó por debajo de la inflación nacional", cerró el titular de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina.

Esta nota habla de:
Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario