ASESINATO EN GUAYMALLÉN
Los escabrosos detalles del crimen de don José Álvarez
Viernes, 12 de enero de 2018
Por: Pablo Segura

El único detenido que tiene el crimen de José Federico Álvarez (70), el hombre asesinado el viernes 5 en su casa de Colonia Molina, Guaymallén, confesó ser el autor del asesinato y en su declaración dio detalles que sorprendieron hasta a los investigadores.

Ezequiel Orozco contó que atacó al hombre con una maza, que el objetivo era robar y que actuó junto a otros "transas", según su declaración.

Asimismo, durante su relato confirmó que robó de la casa de Álvarez una notebook, un celular y una escopeta de la víctima. Agregó que todo esto lo vendió horas después, a una misma persona y por 1.200 pesos.

El acusado había confesado al momento de su detención y ante la sorpresa de varios, también ratificó su declaración al ser imputado.

El auto de la víctima, totalmente incendiado y abandonado. 

Hizo uso de su derecho de declarar y contó todo lo ocurrido "para desligar a su pareja", Analia De Monte (27), quien también fue detenida. Esa mujer fue liberada este jueves, aunque sigue sujeta a proceso.

Orozco explicó ante la fiscal Claudia Ríos que organizó días antes el asalto en la casa donde antes trabajaba.

El hombre fue casero de la casa de Álvarez, sobre calle Miralles y Saenz Peña de Colonia Molina, hasta el martes 2 de enero.

También contó que en medio del robo atacó al hombre con una maza. Dio todo tipo de detalles de cómo lo golpeó, dijeron fuentes judiciales.

Agregó que robó una notebook, un celular, una escopeta y que terminaron escapando, junto a los otros sujetos, en el VW Gol gris de la víctima.

En ese sentido, desmintió que hayan ido a buscar dinero, algo que sospechaban los investigadores por una posible existencia de un monto importante de plata.

La pareja que está imputada. Él sigue detenido, la mujer fue liberada tras el pago de una fianza. 

Lo cierto es que para los pesquisas el caso está prácticamente cerrado. Además, se resalta que cuando Orozco fue detenido, confesó y para ser creído dijo donde había abandonado el auto.

Los policías fueron hasta esa dirección y el coche estaba allí, incendiado, tal como lo había anticipado el autor.

Orozco fue trasladado a la cárcel pasado el mediodía de este jueves. Está imputado por un homicidio criminis causa, que es cuando se mata para ocultar otro delito, en este caso, el robo.

Por dicha imputación, arriesga una pena de prisión perpetua en caso de ser declarado culpable en el juicio.

Tamaño del texto
Comentarios
Rubén Óscar Bonnardel
13-01-18 11:02
Espero que se haga justicia y esta lacra se pudra en la cárcel y no salga más que no pase como en todos los casos que si el señor tiene buena conducta transcurrido ciertos años le den la libertad ya que esta basura no está apta para vivir en sociedad a prestar atención señores jueces ante de tomar medidas que luego resultan riesgos a para la gente honesta y trabajadora al dejar libres a estos delincuentes
Tu comentario