Femicidios: ¿Quién cuida a los hijos de Janet, Julieta y Ayelén?
Miércoles, 27 de septiembre de 2017Más de 3 mil niños han quedado sin madre en los últimos diez años por violencia de género, en el país. Qué pasa en Mendoza; dónde están esas víctimas de la violencia.
Por: Antonella Prospitti

Un informe publicado por La Casa del Encuentro reveló que más de 3 mil niños argentinos han perdido a su mamá por violencia de género. La mayoría de esos asesinatos fueron cometidos por las parejas de las víctimas, muchas veces padres de los menores. Es por esto que se impulsaron dos leyes: "Pérdida de responsabilidad parental del hombre condenado por femicidio" y "Ley Brisa de reparación económica". Sin embargo, pese al avance que estas leyes representan, muchos niños siguen desprotegidos: quedan huérfanos.

Frente a esta situación, familiares de las víctimas u organismos dependientes del Estado asumen la responsabilidad sobre los menores. En Mendoza, los niños que no pueden quedar al cuidado de sus familiares pasan a manos de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF), que ubica a los pequeños en hogares para niños.

SITIO ANDINO habló sobre esta triste realidad con las familias de las tres mujeres que fueron asesinadas en la primavera pasada, en tres casos que no tuvieron contacto entre sí pero que quedaron marcados en la memoria de los mendocinos. 

¿Dónde están los hijos de Janet, Julieta y Ayelén?

Janet Zapata y su beba. La niña ya tiene 6 años y está al cuidado de sus abuelos paternos, mientras su papá está detenido por femicidio. Sus abuelos maternos luchan por ella. 

El femicidio de Janet Zapata (29) dejó a una pequeña de 7 años sin mamá y sin papá. Según el expediente, Janet Zapata fue brutalmente asesinada por encargo de su esposo, Damián Minati (acusado de femicidio) lo que lo llevó a a prisión. La niña pasó entonces al cuidado de sus abuelos paternos, ya que era allí donde vivía con su madre. 

Sin embargo, según fuentes judiciales, la tenencia de la menor está en proceso de resolución a raíz de un pedido de los abuelos maternos

Según denuncian los padres de la víctima, en un principio no podían ver a la pequeña porque los familiares de Minati no se lo permitían y luego pudieron comenzar a visitarla sólo cuando ellos lo disponían.

"Estamos peleando por la tenencia de la nena y por el régimen de visitas, porque la podemos ver solamente los fines de semana y hacer lo que esta señora decide", comentó a Sitio Andino Elizabeth, mamá de Janet

La mujer prosiguió: "Queremos que sea justo para las dos familias y esperamos que algún juez entienda que ella tiene que vivir con nosotros, con sus abuelos maternos, con la familia de su mamá. Porque no tenemos buena relación con ellos, esta señora nunca quiso a nuestra hija y ella no cree que su hijo haya cometido el crimen. Cree que yo lo difamo, cree que yo me ocupo de hablar con los medios y no entiende que el caso ha sido elevado a juicio". 

Julieta 

La abuela de la pequeña, que tiene sólo 6 años, explica que en algún momento la niña "va a entender lo que hizo su papá y queremos estar con ella en ese momento. No sabemos qué tipo de información le va a dar esta familia en caso de que siguiera viviendo con ellos".   

Por su parte, Julieta González (21) (foto izquierda) tenía un pequeño de 4 años a quien criaba con su mamá. Julieta desapareció el mismo día que Janet, el 21 de septiembre del 2016, y fue hallada un día después que la otra mujer. 

Había sido asesinada de un golpe en la cabeza asestado con una roca. Su cuerpo fue hallado en una cantera en el piedemonte, camino a Cacheuta. Por el crimen, el hijo de un empresario de Maipú, Andrés Di Cesare, fue acusado por femicidio. Él salía con Julieta y en su vehículo hallaron ADN de la joven. 

Luego de su asesinato, el menor quedó al cuidado de su abuela materna.

Finalmente, el asesinato de Ayelén Arroyo dejó a dos menores desprotegidos: la hija de la víctima, de 2 años, y el hermano más chico de Ayelén (11). Maira Paida, prima de la joven, contó a Sitio Andino sobre la situación actual de los menores: la pequeña de Ayelén está al cuidado de una tía de la víctima, mientras que el hermano más chico fue enviado a un hogar para menores.

"Ninguno de los hermanos de Ayelén se hizo cargo. Los más grandes tenían una orden de restricción y la hermana (recordemos que vive en Salta y que vino a Mendoza tras el crimen de su hermana, a acusar al padre de ambas por violación reiterada) que había dicho que lo iba a venir a buscar, nunca más volvió", expresó Paida.

Roque Arroyo, padre de Ayelén, está en la cárcel acusado de femicidio. 


1
Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario