lunes 4 jul 2022
CRISIS FINANCIERA

Vuelve la calma a los mercados europeos

Ayer, luego de la aprobación del rescate a Grecia por 159.000 euros, la reacción de los mercados fue inmediata y terminaron en alza. Las bolsas europeas operaban hoy con subas generalizadas y el riesgo de los países de la eurozona, entre ellos España, bajaba a los niveles previos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Internacionales 22 de julio de 2011 - 20:00
Dicen que después de la tormenta, llega la calma y así fue para los mercados financieros que acogían positivamente el viernes el nuevo plan de ayuda europeo a Grecia al considerar que, al menos de forma inmediata, podrá frenar la crisis de la deuda en la zona euro.

En Europa, tras un inicio de jornada claramente marcado por el alza, las bolsas reducían sus ganancias. Hacia las 14H00 GMT la  bolsa de Paris subía 0,29%, la de Londres avanzaba 0,54%, Francfort se mantenía estable, y Madrid ganaba 0,20%.

Por su parte, la Bolsa de Nueva York abrió su sesión casi estable, con el Dow Jones subiendo 0,11% y el Nasdaq sin variaciones.

"Los resultados de la cumbre sorprendieron agradablemente a los mercados, pero, como siempre, el diablo está en los detalles y persisten incertidumbres sobre la intervención del sector privado en el rescate de Grecia", advirtieron los analistas del Crédit Agricole.

El paquete de ayuda a Grecia totaliza 160.000 millones de euros e incluye una participación de casi 50.000 millones procedente de acreedores privados (bancos, aseguradoras, etc).

Se temía que esa participación pudiera ser considerada como un  default por las agencias calificadoras de riesgo, ya que el plan extiende además los períodos de vencimiento y reduce los intereses de la deuda griega.

Este mismo viernes, la agencia de calificación Fitch anunció en efecto su intención de colocar a Grecia en el rango de países en default parcial. En promedio, los acreedores privados aceptan una pérdida de 21% del valor de sus préstamos.

Con esa decisión, Grecia será el primer país de la Unión Europea (UE) catalogado en alguna de las categorías del default, o suspensión de pagos.

Pero las medidas adoptadas en la cumbre de Bruselas pretenden también aflojar la presión sobre los otros dos países de la Eurozona que ya requirieron de un plan de rescate (Portugal e Irlanda) y evitar el contagio a países como Italia y España, obligadas en las últimas semanas a pagar tasas cada vez más insostenibles para financiarse en los mercados.

Según la correduría de bolsa Aurel, los inversores aprueban "un plan ambicioso, que va más allá de las expectativas".

"Sin ser perfecto, pues el riesgo de contagio persiste, los mercados no fueron decepcionados a corto plazo por el plan, que ofrece una solución que podría resultar definitiva" para la crisis griega, agregó el operador.

Te Puede Interesar