Modernizarán la Ley de VIH/SIDA: ya obtuvo media sanción
Lunes, 26 de junio de 2017La reforma a la norma nacional 23.798, con más de 20 años de vigencia, tuvo el visto bueno en Diputados y esperan la sanción definitiva antes de fin de año.
Por: Fernanda Verdeslago - @fer_verdeslago

Distintas organizaciones que trabajan para mejorar la calidad de vida de las personas que viven con VIH/SIDA trabajaron durante más de dos años en un proyecto de ley que modifique a la actual, que es considerada insuficiente y atemporal. 

La nueva legislación busca garantizar los testeos, la prevención y la provisión de medicamentos.

El proyecto, que obtuvo dictamen de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados y fue acompañado por el diputado nacional Jorge Barreto (FPV Entre Ríos), incorpora a las hepatitis virales y a las infecciones de transmisión sexual (ITS) declarando de interés nacional sus tratamientos y la participación activa de las personas con VIH como socios indispensables en la respuesta a las epidemias. Además, provee de instrumentos fundamentales de protección que permitirán asegurar el acceso universal y garantizar la sustentabilidad de los programas de provisión gratuita de medicamentos e insumos de manera oportuna en todos los subsistemas de salud. 

Gustavo Granella, titular de la asociación Redes Nueva Frontera, asociación mendocina que contiene a personas con VIH, le explicó a Sitio Andino algunos aspectos de esta reforma legislativa en materia de salud: "es una ley que trabajamos junto a todas las asociaciones civiles en donde queremos modificar terminología, porque la realidad de hace 20 años no es la misma que ahora. Si las lees son discriminatorias y lo que no queremos es criminalizar el VIH. En Mendoza tuvimos el caso de una mujer que denunció a un hombre por contagiarla". 

Medicación, una garantía necesaria

Uno de los principales puntos que preocupa es la provisión de medicamentos. Y esta legislación protegería el excedente necesario: "hay que entender que la compra debe hacerse con una anticipación de 18 meses por si hay una guerra o lo que suceda. A fines del año pasado estuvimos con una anticipación de 6 meses, por lo que con esta ley también garantizamos esa provisión que es para personas que no tienen ni obra social ni prepaga", agregó el activista. 

"Actualmente se realizan compras comunitarias, a través de la Organización Paramericana de la Salud y compra en conjunto con Brasil, Paraguay y Uruguay. Todo el Mercosur compra y baja muchos los costos, un frasco que cuesta 100 dólares pasa a costar cuesta 9. Esas compras comunitarias colaboran para garantizar ese exceso", explicó Granella.

Prevención, el punto a fortalecer

Los programas que tienen como objetivo prevenir el contagio, generalmente están digitado por organismos públicos y lo que se busca con esta legislación, es una campaña mucho más masiva, para lo cual se necesita presupuesto.

"Los programas tienen un 60% destinado a la compra de medicamentos nada más, lo cual es un problema porque necesitamos plata para prevención. Tenemos claro que hay que bajar los costos de los medicamentos, que se está haciendo con las compras comunitarias, para que parte de ese presupuesto se destine a campañas de prevención, porque es una política, pero en la práctica no hay actividades masivas. Además se quiere garantizar la provisión de preservativos, folletería, testeos", indicó el referente en la lucha contra el VIH. 

Vocabulario, el primero en discriminar

En el proyecto que espera sanción definitiva se reforman muchos conceptos que, desde las entidades participantes, consideran que criminalizaban y discriminaban a la persona con VIH.

"Queremos que se actualice el lenguaje, por ejemplo está incorporado que se hable de 'poblaciones clave' y no de 'grupos de riesgos'. Entendemos que hay poblaciones que son claves y susceptibles a contraer el VIH por las condiciones sociales y culturales que tiene su medio", se explayó Granella. 

En ese sentido prefirió hablar de "comunidades afectadas, en donde la más afectada es la trans, transexuales y travestis, los gays, usuarios de drogas, jóvenes. Y los menos afectados son las mujeres y hombres héterosexuales".

Una formalidad necesaria

Dentro de la modernización que se pide, se establece la creación de la CONASIDA (Comisión Nacional de Sida), que va a estar formada por gobiernos y las asociaciones civiles. Su función será técnica y vendrá a "formalizar lo que estamos haciendo, como por ejemplo aprobar campañas, solicitar medicamentos, será un nexo también", explicitó.

"Acá en Mendoza trabajamos hace 16 años y siempre hemos tenido que buscar recursos para sobrevivir y pagar los gastos. Con la ley, lo que buscamos es que se financie la actividad de la asociación civil. Su papel es muy importante porque muchos logros se han conseguido por las luchas que hemos mantenido", aclaró el titular de Redes Nueva Frontera.

En ese plan de trabajo, está prevista más incidencia MIPA (Mayor Involucramiento de Poblaciones Afectadas) para que participen en la toma de decisiones: "queremos que se incorporen más personas con VIH, para saber sobre medicamentos, campañas y muchos otros aspectos".  

La ley espera su tratamiento antes de fin de año, para lo cual Mendoza podría adherir. O bien, desde la provincia se puede trabajar en la modificación del Programa Provincial de Sida, por ley Provincial 6438/97 y su decreto reglamentario 580/97.

¿Estás de acuerdo con esta modificación?
Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario