a metros de la plaza departamental

Las Heras: mataron a puñaladas a un anciano para vengarse de su nieto

Cuatro sujetos fueron a buscar a un joven "por una deuda" y terminaron asesinando al abuelo. Las víctimas y su relación con el "Pergolini", el joven asesinado el sábado pasado.

Por Pablo Segura

Juan José Vitale tenía 77 años y había sido militar. En la actualidad vivía de su negocio, una pollería ubicada en Mitre y Pellegrini de Ciudad. Con lo recaudado en ese negocio y a base de mucho esfuerzo, el hombre había proyectado abrir otro negocio, al que llamaría "El Quijote".

El local, que iba a funcionar en su casa de calle Roque Saenz Peña 1.295 de Las Heras, iba a inaugurar en los próximos días. Sin embargo, Vitale no llegó a ese esperado día.

Esta tarde, cuando trabajaba en el negocio junto a su esposa, fue atacado por cuatro sujetos armados que buscaban a su nieto. Estaban bien vestidos y a bordo de un auto que habían estacionado en la esquina de la cuadra.

El hombre, como pudo, aseguró que no tenía nada que ver con las "actividades" del joven, pero los agresores no quisieron entender.

El negocio que iba a inaugurar Vitale en los próximos días. Cuando trabajaba para ello, lo mataron a puntazos. 

Lo golpearon, atacaron a la mujer y cuando Vitale intentó defenderla, lo asesinaron. Le dieron dos puntazos, una en el brazo y otra en el cuello. Y antes de escapar, le robaron un anillo.

Vitale quedó tendido en el garaje de la vivienda, envuelto en un charco de sangre. Su esposa, quien también sufrió lesiones, nada pudo hacer para salvarle la vida.

Su hija Carina fue la primera en llegar a la escena. Desconsolada le pedía ayuda a los trabajadores de prensa que recién llegaban a la escena. 

"Ustedes nos tienen que ayudar. Que se entere el intendente, nos están matando", lanzaba, llorando, la hija de la víctima fatal.

Su mensaje tenía todo un significado. Los Vitale eran íntimos de Paulo "Pergolini" Pérez (30), el hombre asesinado el sábado último en Dorrego. Por eso, Carina no ocultaba su dolor: "El sábado mataron a Pergolini, ahora a mi papá. Nos están matando", decía, pidiendo ayuda.

El crimen ocurrió a pocas cuadras de la plaza departamental de Las Heras. 

El móvil, una venganza por deudas de droga

Si bien los pesquisas judicailes son más cautos, para los investigadores policiales la trama del homicidio está muy clara.

El nieto del hombre asesinado tiene varios antecedentes por tenencia y venta de droga, delitos contra la propiedad y robos. Al parecer, este mantenía una vieja disputa con los sujetos que hoy atacaron al anciano.

Por los dichos de los agresores, se entiende que estos fueron a cobrarse una deuda. Se cree que ese dinero es producto de la venta de estupefacientes.

Vitale, que nada tenía que ver con esas acciones, encontró la muerte de la peor manera. Algunos sabuesos sostienen que los agresores no querían matar al hombre y que la situación "se fue de las manos". Otros, tal vez menos tolerantes, afirman que lo ultimaron en venganza a su nieto.

Lo cierto es que el caso, que ahora es investigado por el fiscal Fernando Giunta, está sin detenidos.

Cerca de las 18 de este viernes, declaraban en la Oficina Fiscal la hija de la víctima fatal y su nieto, pieza clave en toda la causa. Sus dichos podrían terminar de esclarecer este crimen, cometido a sangre fría y con tintes mafiosos. 



Te Puede Interesar