Pacífico venció a Montecaseros y es el líder de la zona

El Lobo del sur se quedó con el triunfio con gol de Miguel Rosón. Lleva 10 puntos en cuatro fechas

 Cuando dos equipos quieren un triunfo y tienen aspiraciones, se nota. Pueden fallar, como cualquier humano, por eso gran parte del encuentro estuvo 0 a 0. Pero jugaron con la intensidad de dos punteros y salió un atractivo encuentro, que dejó como gran ganador a Pacífico sobre Montecaseros para quedar como único puntero de la zona B de la Región Cuyo. Como suele suceder en el fútbol, la victoria llegó con un hecho inesperado: todo el buen juego plasmado por ambos no alcanzó para definir el resultado y la ventaja llegó por un error del arquero Luis Bonacci que aprovechó el goleador Miguel Rosón.

El primer tiempo tuvo acciones para todos los gustos. Pacífico contabilizó, al menos bien claras, cinco situaciones de gol y Montecaseros cuatro. Ya al minuto de juego Vouilloud tuvo que salvar un mano a mano ante Pizarro, maniobra que el local contestó a los 4 con un centro de Rosón que pasó por todo el frente del arco y nadie pudo empujar. El propio Rosón se lo perdió dos veces más: a los 8 luego de una gran contra de Peinado y posterior centro de Stipech y luego a los 17. Pizarro y Pinea tuvieron tres más en total, mientras que Herrera tuvo la suya a los 27. La más importante fue a los 43 y otra vez lo tuvo como protagonista a Rosón: iban 43 cuando el "Bacho" casi en el área chica remató con zurda al primer palo y la pelota pegó en la cara externa del arco.

En el complemento, Stipech siguió manejando el medio de Pacífico hasta que se fue reemplazado y Peinado no dejó de complicar nunca con sus subidas por izquierda, sumado a Ojeda que por derecha era una amenaza constante. El equipo de Mosiuk fue muy superior, pero dejaba espacios para la contra y encima no concretaba lo que generaba. Para colmo, el panorama parecía aun más complicado con la expulsión de José Luis Zelaye a los 31. Sin embargo, el golpe no se sintió y, sin deponer la actitud ofensiva, el premio llegó. Iban 38 cuando el centro de Pablo Sánchez se le escapó increíblemente de las manos al arquero Bonacci, estando atento Rosón para mandarla a guardar. El Lobo del Sur aulló más fuerte y ahora mira a todos desde arriba. 

Te Puede Interesar