Industria
Energía firmó acuerdo con Tecna Siemens por reactor nuclear
Miércoles, 3 de agosto de 2016El contrato por $1.200 millones es para realizar el "Balance de Planta" del prototipo CAREM.

El Ministerio de Energía y Minería firmó un contrato entre la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la unión de empresas TECNA-Siemens, por 1.200 millones de pesos, para la realización del "Balance de Planta" del prototipo CAREM, reactor modular de baja potencia de diseño íntegramente argentino.

El Balance de Planta (BOP, por su sigla en inglés), refiere a la infraestructura conformada por el circuito secundario, el circuito terciario y de agua de refrigeración, el generador y la playa de maniobras que conecta al sistema de transporte de electricidad.

A través de un comunicado, el MINEM remarcó que "se trata de un nuevo hito en el desarrollo de este proyecto estratégico tecnológico-comercial que lleva adelante la CNEA, con el que nuestro país espera competir en el mercado de provisión de Pequeños Reactores Modulares (SMR en inglés) en un futuro cercano".

El prototipo CAREM es un reactor de tipo SMR pensado para bajar los costos de inversión de capital para los países que necesiten generación de energía de base.

El CAREM sirve para alimentar redes pequeñas o que están aisladas y tiene un diseño avanzado que lo hace intrínsecamente seguro, se indicó.

Activado durante el gobierno anterior, el proyecto de reactor que construye la CNEA en el Complejo Atómico Atucha en la localidad de Lima, provincia de Buenos Aires, tiene una potencia instalada de 32 megavatios.

La firma de este contrato implica una inversión de 1.200 millones de pesos y la creación de 400 puestos de trabajo en forma directa.

Además, se trata del regreso de la empresa alemana Siemens como proveedor nuclear a la región, luego de su participación en la construcción de la Central Nuclear Atucha I.

Según el contrato, está previsto que la obra finalice en diciembre de 2018, para luego comenzar el período de pruebas que finalizará en julio de 2019.

Una vez que terminen los testeos con la puesta a crítico del reactor, estará en condiciones de conectarse al Sistema Argentino Interconectado, de manera que el proyecto podrá financiarse mediante la venta de la energía que genere.

En la actualidad existen solo cinco países en el mundo que están trabajando en el desarrollo de reactores SMR: Corea del Sur, Estados Unidos, Rusia y China, además de la Argentina.

De la firma del contrato participaron el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, el subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, Osvaldo Calzetta Larrieu (CNEA) y representantes de las empresas TECNA y Siemens.

TECNA es una compañía global de Ingeniería y Construcción de proyectos dentro de los mercados de Gas y Petróleo, y también de la Energía Nuclear.

Desde 2006 TECNA es parte del Grupo Isolux Corsán, hoy su principal accionista, con presencia en Latinoamérica, Europa, África y Medio Oriente.

Cabe destacar que, por disposición del Gobierno Nacional el prototipo CAREM-25 deberá alcanzar un mínimo de 70% de integración de componentes nacionales, en la que tendrán una participación estratégica las empresas que forman parte de la cadena de valor de la CNEA, como INVAP, CONUAR, FAE y Dioxitek, así como también empresas pertenecientes a las industrias metalúrgica y metalmecánica nacionales. En este caso IMPSA tiene un rol central ya que construyó los cuatro generadores de vapor que se instalarán en la central de Embalse Río Tercero para extender por 30 años su vida útil.

¿Estás de acuerdo con el tema?
1
Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
RELACIONADAS
Fotogalería: un hito para IMPSA y la energía nuclear argentina
La empresa despachó los generadores de vapor para la Central Nuclear de Embalse.
IMPSA se hace fuerte en la energía nuclear
Construye los cuatro generadores de vapor para la Central Embalse y avanza con el proyecto CAREM.
Aranguren: "Importar el 30% de la energía que se consume es un crimen imperdonable"
El ministro de Energía estuvo en la planta de IMPSA, Mendoza. Habló de tarifas y la “obligación que tienen de decir la verdad”.