Por TV Andina

Obra pública: el Gobierno avanza en la aplicación del registro para empresas

El subsecretario de Infraestructura, Daniel Chicahuala, afirmó que aplicarán el RACOP, un sistema para calificar a los contratistas del Estado.

El Gobierno de Alfredo Cornejo trabaja para implementar un registro para empresas contratistas de la obra pública con el objetivo de controlar y regular las licitaciones. Para esto utilizará al Registro de Antecedentes de Constructores de la Obra Pública (RACOP), organismo que fue credo hace más de 10 años pero que nunca cumplió plenamente su función.

El subsecretario de Infraestructura de la provincia, Daniel Chicahuala, afirmó que están dialogando con las cámaras de la construcción de Mendoza para la puesta en funcionamiento del RACOP de manera que las empresas contratistas de la obra pública aspiren solamente a un número de contratos que están en capacidad de realizar.

“El RACOP era un registro que fue creado por la Ley provincial 4416 de Obra Pública pero la aplicación se fue prorrogando a través de decretos y resoluciones. Teníamos un sistema que permitía calificar las empresas y de alguna manera ayudarle al Gobierno a seleccionar los mejores contratistas, pero a través de sucesivas postergaciones no se ha usado”, manifestó el funcionario en el programa “Punto en Común”, que se emite por TV Andina y que conduce Marcelo Torrez

Chicahuala indicó que se hizo un estudio de las condiciones en las que estaba el registro actualmente y se elaboró un borrador que fue acercado a las cámaras de la construcción para que hicieran observaciones y brindaran sus puntos de vista sobre la implementación que se concretará en las próximas semanas.

“El RACOP limita la capacidad de contratación de las empresas que ya tienen compromisos para no darle a empresas mayor cantidad de contratos de los que puede asumir. Cuando una empresa supere ese nivel de contratación, el RACOP le impediría seguir licitando hasta que empiece a cumplir con las licitaciones que tiene ya ganadas”, resaltó el subsecretario.

Los anuncios en obras viales del ministro Guillermo Dietrich

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, estuvo este martes en Mendoza y anunció una serie de proyectos viales para la provincia que suponen una inversión de más de 8.000 millones de pesos.

Se pavimentarán o remodelarán alrededor de 872 kilómetros de rutas nacionales y entre las obras más importantes se destacan la autovía a San Juan y la variante de Palmira en la Ruta 7.

El subsecretario Chicahuala se refirió a este anuncio y sostuvo que la provincia “estaba muy atrasada en mantenimiento vial” y que estas obras darán “mayor seguridad y un mayor flujo de circulación vehicular”.

“El convenio lo firman Vialidad Nacional, Vialidad Provincial y la provincia de Mendoza. El compromiso es ejecutar el 90% de los proyectos hasta diciembre de 2019 y va a quedar una porción menor que va a tener que ser terminada por el próximo gobierno”, afirmó el funcionario provincial.

En tanto, indicó las obras comenzarán a concretarse en su mayoría en el 2017 aunque resaltó que “hay obras menores que pueden arrancar en el corto plazo, como el puente que se cayó en la ruta 7 hace unos meses para el cual Vialidad Nacional ya llamó a licitación”.

En tanto, advirtió que el proyecto que más está avanzado es el de la autovía a San Juan. “Estamos casi en un 85% o 90% de avance en el proyecto y la idea es tener terminada la fase 1 (desde el Aeropuerto El Plumerillo hasta Lavalle) a fines de septiembre, para poder salir a licitar. Es una obra que se estaría contratando hacia el mes de marzo del 2017. En ese mes empezaríamos con las negociaciones con la empresa que esté en el primer orden de preferencias”, sostuvo.

Los objetivos de la gestión

Por otra parte, Chicahuala explicó que las metas que se propusieron con el gobernador Cornejo consisten en tratar de ordenar la obra pública y acercarse a las empresas constructoras para reiniciar las obras que estaban paradas.

“Cuando arrancamos nos encontramos con aproximadamente 86 obras y estaban todas paradas. Fue consecuencia directa de la falta de pago que comenzó en junio del año pasado”, dijo el funcionario al respecto y señaló que comenzaron a adminsitrar los pocos recursos con los que contaban y darle prioridad a las obras que tuvieran un mayor impacto en el bienestar de la sociedad.

“En el mes de febrero teníamos un presupuesto de 45 millones de pesos por mes para ejecutar 76 obras en ese momento. Hoy ya estamos en el orden de los 150 millones de pesos por mes”, indicó el subsecretario de Infraestructura que remarcó que de a poco se está avanzando en la terminación de las obras que no habían sido finalizadas por el gobierno anterior.

Te Puede Interesar